Tragaperras: ¿por qué hay frutas girando en los rodillos?

Casi desde que el mundo es mundo, las tragaperras han lucido toda una serie de frutas en sus rodillos, y los jugadores han podido conseguir grandes premios con todo tipo de combinaciones entre plátanos, uvas, sandías o limones, entre muchas otras. Sin embargo, son pocos los jugadores que conocen el auténtico origen de estas frutas, y por qué se decidió incorporarlas a estos juegos de azar.

Se pueden encontrar las mejores casino online opiniones en plataformas comparadoras digitales como Buena Apuesta, que analizan de forma exhaustiva los casinos online y nos ayudan a elegir los mejores. Pero ¿qué hay de la historia de los casinos y las máquinas tragamonedas? Para esto tienes este artículo, que trata de recorrer la historia de estas populares máquinas de rodillos para encontrar el significado oculto en sus frutas.

Las frutas son extraordinariamente populares en las tragaperras

Allá donde mires, hay frutas. Si buscas una tragamonedas online ganadora con frutas, Fruity Win en https://casinochileonline.net/tragamonedas-dinero-real/fruity-win-20 es una gran opción, ¡además con tiradas gratuitas! Pero hay muchas otras, como Fruit Party –de Pragmatic Play–, Slizzing Hot Deluxe –de Novomatic– o 3 Fruits Win, desarrollada por EGT. Algunos consideran que se trata de la temática más recurrente en las tragaperras todavía hoy.

Además, las tragaperras con frutas también se encuentran entre las más versátiles. Algunas incluso conservan las mecánicas antiguas, donde los jugadores pueden hacer girar rodillos individuales para desbloquear premios, adaptando así su estrategia a los requerimientos del juego. Puede que no sean las tragaperras que ofrecen los premios más generosos –para eso tenemos juegos como Mega Moolah–, pero definitivamente están entre las más populares.

La historia de la primera tragaperras: Liberty Bell – 1895

Mucha gente piensa que las primeras tragamonedas tenían los símbolos de las frutas incorporados en sus rodillos, pero esto no es así. La primera tragaperras fue lanzada en 1895 y se llamaba Liberty Bell. Creada un año antes por Charles Fey –que trabajaba como mecánico de coches en San Francisco–, esta máquina utilizaba los símbolos del Póker, que resultaban mucho más identificables para los jugadores y jugadoras de la época.

Esta máquina supuso todo un éxito en los Estados Unidos, e inspiró a otros mecánicos a desarrollar sus propios modelos para distribuirlos por la geografía estadounidense. La mecánica de las tragaperras resultaba muy adictiva, su estructura era robusta, y su configuración mecánica garantizaba que, de manera estadística, la banca siempre terminara ganando un pequeño porcentaje del dinero apostado.

La primera tragaperras con frutas: Operator Bell – 1910

La fecha de 1910 es aproximada, pero sirve de referencia para marcar el lanzamiento de la que muchos consideran la primera tragaperras con frutas, conocida como Operator Bell. Desarrollada por Mills Novelty Co. y distribuida entre 1910 y 1913, esta tragaperras presentaba los símbolos de las frutas como las uvas, la sandía o la naranja para identificar los premios que se podían conseguir al girar los rodillos.

No se sabe a ciencia cierta qué fue lo que motivó a los creadores de esta máquina a utilizar frutas como iconos para el juego, pero había dos grandes argumentos para hacerlo, y los dos eran igual de válidos. Por una parte, utilizar diferentes símbolos a los de Liberty Bell permitía a Operator Bell diferenciarse de su competencia. Y, por otra, las frutas eran símbolos coloridos, fáciles de identificar, y fáciles de distinguir. Se trataba de una opción perfecta.

Las tragaperras con frutas se vuelven más populares

A medida que avanzaba el siglo XX, las tragaperras pasaban a encontrarse en un sinfín de establecimientos dentro y fuera de los Estados Unidos, y los diseños de frutas terminaron imponiéndose como la opción más popular. Aunque no hay una única razón de peso para esto, lo cierto es que las frutas tienen un aspecto menos relacionado con el juego que los símbolos del Póker, lo que seguramente contribuyó a la aceptación de estas máquinas.

Especialmente durante los años 20 del siglo pasado –cuando se estableció la Ley Seca–, la prohibición del alcohol en los Estados Unidos también hizo que las tragaperras no estuvieran tan bien vistas como durante la década anterior. El diseño más amistoso de las tragaperras con frutas las convirtió en la opción ideal para la mayoría de los establecimientos, y es a partir de aquí que se consolida como un auténtico sinónimo de este tipo de juegos.

La explosión de diseños gracias a los casinos online

En los últimos años, los diseños de las tragaperras se están diversificando como nunca antes gracias al mercado digital y a la aparición de los casinos online. Antes, la fabricación de una tragamonedas implicaba un proceso mecánico muy laborioso, y su lanzamiento requería del envío de las máquinas a las salas de juego o los establecimientos que quisieran comprarlas. Por eso las opciones eran bastante más limitadas.

Ahora, en cambio, las tragaperras son predominantemente programas de software, así que su desarrollo es mucho más económico y ágil. Los desarrolladores de tragamonedas deben optar por diseños más creativos que las ayuden a destacar en los casinos digitales, así que ahora tenemos tragaperras de animales, del Antiguo Egipto, del espacio… ¡Y, pese a todo, las frutas siguen siendo el elemento distintivo de estos juegos!