El contrato de recogida de residuos y limpieza viaria de Torrelodones se licitará a través de un negociado sin publicidad

El Pleno del Ayuntamiento de Torrelodones ha aprobado el expediente de contratación para la recogida de residuos sólidos y limpieza viaria que, tras quedarse desierto el pliego por falta de ofertas, finalmente se licitará a través de un contrato negociado y sin publicidad. La propuesta ha salido adelante con los votos a favor del Partido Popular, mientras que sus socios de gobierno, Vox, se han abstenido al igual que Vecinos; en contra ha votado el PSOE.

Imagen del Pleno de Torrelodones

El pliego técnico no variará, simplemente se han incluido modificaciones no sustanciales, como la no división en lotes, que el adjudicatario presente un proyecto básico para la reforma del punto limpio, así como que los nuevos contenedores dispongan de un sistema de recogida lateral, tipo Easy. También se han suprimido los criterios de adjudicación sociales, en previsión de posibles recursos. “Se ha invitado a licitar a cinco empresas, que son las mejores porque queremos lo mejor para Torrelodones”, ha defendido el concejal de Medio Ambiente, Javier Tato.

Para los socialistas, «aunque el PP lo anunció como el mejor contrato que había tenido jamás Torrelodones, se ha demostrado que eran palabras muy grandilocuentes que se han quedado en agua de borrajas porque nadie se ha presentado a la licitación del contrato más importante de cualquier Ayuntamiento”, argumenta el portavoz socialista, Rodrigo Bernal.

Procedimiento menos transparente

La Ley de Contratos prevé que si un concurso se queda desierto por falta de concurrentes se puede usar el procedimiento negociado sin publicidad. “Es un procedimiento que contempla que se invite a unas determinadas empresas y se entable una negociación con ellas, lo que sin duda es mucho menos transparente que averiguar por qué no se ha presentado nadie al concurso, rehacer los pliegos en aquellos aspectos susceptibles de mejora y sacar el contrato a libre concurrencia”, señala el Partido Socialsita.

Imagen del Pleno de Torrelodones

Otra de las razones por las que el PSOE ha decidido oponerse es que, al tratarse de un procedimiento negociado, y no poderse variar nada sustancial de los pliegos que se quedaron desiertos, el margen de negociación, además del precio, son las mejoras que contemplaba el pliego. “Entre las mejoras que decaen hay una que nos parece especialmente trascendente -apunta Rodrigo Bernal- puesto que se suprimen los criterios de adjudicación sociales destinados a la contratación de personal con dificultades de acceso al mercado laboral. Es decir, que las empresas no van a tener ningún incentivo para contratar personas en riesgo de exclusión social, personas de colectivos vulnerables o personas con especiales dificultades para acceder al trabajo”.

Para los socialistas esta cuestión es fundamental, porque consideran que una de las misiones de la contratación pública debe ser facilitar el acceso al empleo de personas con discapacidad, procedentes de entornos vulnerables o aquellas otras que por cualquier otro rasgo, como la edad o el género, tengan más fácil el acceso al mercado de trabajo. “Si a las empresas no se les incentiva desde la propia administración a que lo hagan, es muy complicado que lleven a cabo este tipo de contrataciones – argumenta Rodrigo Bernal. El PP prefiere que sea más fácil para la administración
antes que incentivar el empleo entre colectivos vulnerables. Desde luego que no lo compartimos en absoluto y por esa razón, entre otras, hemos votado en contra”.

Contra la nueva tasa de basuras

De igual forma, se ha aprobado por unanimidad una modificación de crédito destinada a realizar una auditoría externa sobre tres concesiones de servicios, el acatamiento de una sentencia sobre un extrabajador y el pago de horas extras de trabajadores municipales con motivo de las próximas Elecciones Europeas.

También ha salido adelante una moción del Partido Popular que pedía la modificación de la Ley 7/2022, de Residuos y Suelos contaminados, por la obligatoriedad que impone a los ayuntamientos la tasa de recogida de basuras. La moción ha contado con los apoyos del Partido Popular y Vox, la abstención de Vecinos por Torrelodones y en contra del PSOE, que considera que los populares «quieren hacer creer a los vecinos que el alza que va a experimentar la tasa de basuras se deriva de una medida arbitraria del Gobierno, cuando en realidad es consecuencia de la aplicación de una directiva europea para tratar de reducir la cantidad de basura que generamos».

“El PP ha tenido más de dos años para posicionarse ante una norma legal que salió adelante, tanto en el Congreso como en el Senado, porque los populares se abstuvieron -señala el portavoz socialista, Rodrigo Bernal-. Por tanto, no entendemos como se posicionan ahora en contra de una ley que, además de ser la adaptación a la legislación española de una directiva europea, tuvo importantes modificaciones en su paso por el Parlamento, muchas de ellas auspiciadas por el propio PP”.

Los socialistas acusan a los populares de hacer un absoluto ejercicio de demagogia con la inaplazable subida que va a experimentar la tasa de basuras a partir de enero de 2025: “el PP, con una absoluta irresponsabilidad, prometió derogarla en plena campaña electoral. Ante esta falsa promesa solo hay dos opciones, o sabían perfectamente que no era posible hacerlo y aun así lo prometieron en campaña y, lo que quería peor todavía, asumieron ese compromiso sin saber si podían hacerla realidad o no”, señala Rodrigo Bernal. Además, el PSOE indica que “nos llama mucho la atención que el PP ponga en cuestión las directivas europeas. Porque quien ha presidido la Comisión Europea en los últimos 20 años ha sido el Partido Popular Europeo y quién ha impulsado la directiva europea de la que deriva la ley de suelos contaminados y economía circular ha sido el Partido Popular Europeo”.

Otro de los argumentos de la moción del PP, a la que solo el PSOE se ha opuesto, es que la ley es inconstitucional, un extremo que, en todo caso debería determinar el Tribunal Constitucional “no la señora alcaldesa ni el Pleno del Ayuntamiento. El PP se ha erigido en juez, tribunal y jurado y han dado por sentado que una norma es inconstitucional porque no les gusta, y porque les va a dejar retratados ante los vecinos porque descaradamente hicieron una promesa electoral que era imposible de cumplir” asegura Rodrigo Bernal quien se pregunta “¿por qué el PP no recurrió la ley ante el Tribunal Constitucional si les parecía que vulneraba la Constitución? Porque esta ley, que nosotros sepamos, no está recurrida ante el Constitucional y, por tanto, ya no cabe la posibilidad de recurrirla porque se les pasó hacerlo en su momento”.

Finalmente, el portavoz socialista explica que “no es  cierto que sea un impuesto del malvado Pedro Sánchez, es el coste de no reciclar y no incentivar a que la ciudadanía genere menos residuos para que a todos no cueste menos este servicio esencial”. Además, “la tasa la van a recaudar y recibir los Ayuntamientos y el impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos se va a transferir a las Comunidades Autónomas. Es decir, el Gobierno de Pedro Sánchez no va recibir ni un euro y si que van a percibir estos ingresos tanto el Ayuntamiento como el Gobierno de la señora Ayuso”.

 

Send this to a friend