“La lealtad negociadora”

Un hecho singular y alentador se produjo el 10 de enero pasado en el Ayuntamiento de Galapagar: todas las fuerzas políticas en él representadas dieron a conocer a la prensa, con una sola voz, la Encuesta de Participación sobre el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que alienta a los ciudadanos a localizar las necesidades básicas urbanísticas que deberá recoger este nuevo plan de ordenamiento.

La elaboración de un PGOU realista y eficaz, requiere un lapso de tiempo mayor que los cuatro años de la legislatura; la cantidad de situaciones particulares, por un lado, de trámites indispensables, y por otro los déficits urbanísticos en movilidad, espacios públicos, hace que nos planteemos la necesidad de un ejercicio de tolerancia entre las distintas fuerzas políticas para marcar las líneas generales que los arquitectos necesitan para comenzar la elaboración de un PGOU.

Esta consulta supera lo que marca la ley sobre los Planes Generales de Urbanismo, que solo recomienda la exposición pública a partir del avance del proyecto. Esta iniciativa incluyente fomenta la democracia del territorio.

Atribución de méritos

Es fundamental evitar que nadie se atribuya particularmente lo que ha sido una elaboración del conjunto. Una fuerza política no ha tardado nada en aparecer en un medio local en un intento de atribuirse méritos de este proceso plural, habiendo sido sus aportes escasos y a veces absurdos. Acciones de este tipo perjudican las futuras negociaciones.

En este momento político convulso, de fracturas de bloques y de complicadas sumas de mayorías, la consecución de acuerdos como este nos debe resultar de grata alegría y desde lo ético y práctico, se hace necesario tener mucha cautela con las declaraciones y propósitos de atribuirse merecimientos que no les corresponden.

Necesitamos espacios de diálogo necesarios para seguir alcanzando consensos. Toda negociación a seis bandas con grupos políticos tan diversos requiere de mucho tacto y respeto, así como, reconocimiento al resto del grupo por su esfuerzo. Todos hemos cedido en estas negociaciones porque Galapagar necesita un PGOU con el máximo consenso posible.

Jorge Jerez Truchi, miembro del equipo coordinador de Más Madrid Galapagar