Lucía Rodríguez cumple su sueño olímpico con otra espectacular mejora en los 5.000 de Tokio

La sanlorentina rebajó su plusmarca personal en siete segundos, marcando el segundo mejor registro de una española en los Juegos Olímpicos, con 15:26:19 minutos.

Lucía Rodríguez volvió a superarse en los 5.000 metros de los Juegos Olímpicos de Tokio, donde rebajó su mejor marca en más de siete segundos subida a la ola de la semifinal más rápida, la que dominó la neerlandesa de origen etíope, Sifan Hassan, con 14:47:89 minutos. La sanlorentina acabó en 16ª posición con un tiempo de 15:26:19, la segunda mejor marca española en unos Juegos, tras los 15:20:39 de Judith Plá en Londres 2012, y aparte de pulverizar su plusmarca de Copenhague, saltó a la 31ª plaza de la clasificación acumulada de la prueba, adelantando a siete de las atletas que le precedían en el ranking inicial.

Ese fue el premio que irá ligado para siempre a su debut en unos Juegos Olímpicos, su sueño personal y el de la gran mayoría de deportistas, un logro que desató pasiones en San Lorenzo de El Escorial, donde centenares de vecinos se pegaron al televisor a mediodía para seguir la primera aventura olímpica de la joven atleta de 23 años.

Sólida actuación

Lucía respondió a todas las expectativas, sobreponiéndose al calor y a la extrema humedad–más de un 90% a la hora de la carrera- del estadio olímpico de Tokio: no sólo cumplió con el objetivo de la marca, sino que se aupó con el 14º registro de siempre a nivel nacional, tras reducir a la mitad el abismo de casi minuto y medio que le separaba de las mejores en la tabla de tiempos, algo que de entrada convertía en una quimera su pase a la final.

Consciente de ello, Lucía ejecutó su plan corriendo desinhibida y preparada para sufrir en la segunda mitad de carrera, cuando todo se fragmenta y la supervivencia por detrás exige un ejercicio de fortaleza mental. Aprobó con nota esa asignatura de la carrera, como antes había hecho sobreponiéndose al abandono de su compañero Fernando Carro en la prueba de obstáculos, un  golpe anímico en toda regla para la expedición española y para el grupo de atletas entrenado por Arturo Martín. Su excelente estado de forma hizo el resto.

Tal y como se esperaba, la primera semifinal salió rápida: Ririka Hironaka marcó el paso de los dos primeros kilómetros en seis minutos justos, y a la estela de la campeona japonesa se posicionó toda la cohorte africana, rodando con soltura y consciente de que ese ritmo, que ya empezaba a hacer estragos por detrás, era el ideal para ejecutar más adelante la limpia. Lucía soportó el envite en la parte trasera de la fila india, alternando en las cuatro últimas posiciones. Estuvo metida en los tiempos de la punta de carrera hasta que la cuerda empezó a romperse al paso por los 3.000 metros, momento en que la turca Yasmine Can ya había tomado el mando para clavar el tiempo en 9:01 minutos.

La sanlorentina perdió la estela de la atleta que cerraba el grupo principal, la ugandesa Sarah Chelangat, pero ello no fue en absoluto ningún demérito, dado el nivel: se desenganchó, sí; pero lo hizo pulverizando en ese punto su plusmarca personal de 3.000 metros al aire libre, con 9:08:7.

La carrera fue seguida por decenas de vecinos en el polideportivo de San Lorenzo, donde el Ayuntamiento instaló una pantalla gigante / Fotografía: Rafa Herrero

Establecidas las jerarquías de la prueba, Lucía se centró en su ritmo, blindó su 16ª posición y limó distancias con Chelangat, al tiempo que por delante se jugaba la liga de las súper estrellas del fondo mundial, con tres de las diez atletas más rápidas de la historia de los 5.000 metros: la keniata, Agnes Tirop, y las etíopes Senbere Teferi y Ejgayehu Taye, con el añadido de Sifan Hassan, la plusmarquista europea. La portentosa neerlandesa de origen etíope, que afronta en Tokio el triple reto del 1.500, el 5.000 y el 10.000, cambió en la última vuelta y acabó imponiéndose a Tirop en un apretado final, con las etíopes a un segundo del mano a mano y la keniata Lilian Rengeruk completando el quinteto de finalistas directas.

Por detrás, entraron otras cinco atletas por debajo de los 15 minutos para sellar su clasificación por tiempos. Fue con mucho la semifinal más rápida, y para encontrar en meta a la primera mujer nacida en suelo europeo hubo que esperar a la llegada de Jessica Judd, 13ª con 15:09:47. Lucía Rodríguez fue la siguiente, tres puestos por detrás de la campeona de Gran Bretaña.

La sanlorentina entró en la recta final exprimiéndose al máximo para intentar coger a la ugandesa Prisca Chesang. No lo hizo por medio segundo. Se vacío de tal manera que se dejó caer a la pista, sin ser consciente aún de que había vuelto a superarse a sí misma, esta vez en el mayor escenario del planeta. Cuando le dijeron la marca, dio un grito de alegría e incredulidad, y recompuso la sonrisa. A  miles de kilómetros de distancia, en San Lorenzo de El Escorial, en la Villa, en la comarca del Guadarrama, cientos de personas sonrieron con ella para celebrar la gesta de su vecina, conscientes de que lo de Tokio puede ser sólo el primer episodio de un lago idilio con los Juegos Olímpicos.   

Jaime Fresno

Lucía Rodríguez, exhausta tras cruzar la meta en el estadio olímpico de Tokio

“El sueño de todos”

La carrera fue seguida por decenas de vecinos en el polideportivo de San Lorenzo de El Escorial, donde el Ayuntamiento instaló una pantalla gigante. En el Zaburdón se dieron cita numerosos aficionados, así como el padre de Lucía, José María Rodríguez ‘Josito’; su primer entrenador, Nacho Rodríguez Choya; Luis Osuna, del Club de Atletismo Las Ardillas; o Fernando Calle. Igualmente, acudieron varios ediles de la Corporación, entre ellos la alcaldesa, Carlota López Esteban, y el concejal de Deportes, Miguel Ángel Montes.

La regidora subrayó que “el sueño de Lucía era el sueño de todos”, destacando además la importancia del Deporte en la localidad, con numerosos deportistas de primer nivel. De hecho, muchos de ellos protagonizaron un vídeo mandando ánimos a Lucía, como Paula López, Alejandro González de Miguel, Marta Balbuena o Guille Rojo, que en unas semanas participará en los Juegos Paralímpicos como guía del atleta invidente Gerard Descarrega.

Finalizada la prueba, la alcaldesa anunció la concesión por unanimidad de la Medalla de Bronce del Real Sitio en reconocimiento a su trayectoria deportiva. Será entregada el próximo 10 de agosto en el Real Coliseo Carlos III.

Clasificación:

1ª/ Sifan Hassan (Países Bajos), 14:47:89 minutos

2ª/ Agnes Tirop (Kenia), 14:48:01

3ª/ Senbere Teferi (Etiopía), 14:48:31

4ª/ Ejgayehu Taye (Etiopía), 14:48:52

5ª/ Lilian Rengeruk (Kenia), 14:50:36

6ª/ Yasemin Can (Turquía), 14:50:92

7ª/ Karissa Schweizer (Estados Unidos), 14:51:34

8ª/ Selamawit Teferi (Israel), 14:53:43

9ª/ Ririka Hironaka (Japón), 14:55:87

10ª/ Andrea Seccafien (Canadá), 14:59:55

11ª/ Laura Esther Galván (México), 15:00:16

12ª/ Kaede Hagitani (Japón), 15:04:95

13ª/ Jessica Judd (Gran Bretaña), 15:09:47

14ª/ Camille Buscomb (Nueva Zelanda), 15:24:39   

15ª/ Prisca Chesang (Uganda), 15:25:72

16ª/ Lucía Rodríguez (España), 15:26:19

17ª/ Julie-Anne Staehli (Canadá), 15:33:39

18ª/ Rose Davies (Australia), 15:50:07

19ª/ Sarah Chelangat (15:59:40)   

Send this to a friend