Unidas por Collado Villalba critica la política medioambiental del equipo de Gobierno

El grupo municipal Unidas por Collado Villalba (Podemos, IU, Cambiemos) ha emitido una nota coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente para criticar la política que esta llevando a cabo el equipo de Gobierno en esta materia. “Nuestro Ayuntamiento celebró ayer un acto conmemorativo, en el que se firmó un convenio con la organización Bosques sin Fronteras y se repartieron plantones de árboles entre las personas asistentes. La alcaldesa y el concejal de Medio Ambiente participaron en la plantación y riego de un árbol, ante la mirada de varios medios de comunicación. Nuestro grupo municipal considera que este acto se trata de greenwashing (lavado de cara verde), un gesto vacuo si no se respalda con acciones concretas de protección ambiental”, comenzaba el escrito de esta formación.

Imagen del acto del pasado viernes

“Tristemente, el equipo de gobierno (PP y C’s) ha mostrado a lo largo del mandato un gran desinterés al respecto, en una línea continuista con los últimos mandatos, de los que hemos heredado una localidad con espacios naturales fragmentados y paulatinamente degradados, con preocupantes niveles de contaminación atmosférica, y con unos cauces fluviales desatendidos”, lamentan desde Unidas por Collado Villalba.

El grupo municipal Unidas por Collado Villalba en una imagen de archivo

“El mismo equipo de Gobierno que se hacía una foto para plantar un árbol ha rechazado todas las propuestas que hemos realizado para mejorar la situación ambiental de nuestro pueblo: votó en contra de declarar el estado de Emergencia Climática en nuestra localidad –mientras sus homólogos en los parlamentos autonómico, estatal y europeo votaban a favor–; se ha negado a instalar paneles solares en los edificios municipales, a incluirlos en los proyectos de construcción de nuevos edificios –como la ampliación del pabellón deportivo Kike Blas–, ¡e incluso a reparar los ya existentes en la piscina municipal!; ha dado el visto bueno a los proyectos de ampliación del vertedero de Colmenar Viejo, pese a que no contemplan el tratamiento previo del residuo; no ha empleado pavimento con materiales reciclados en las obras de mantenimiento del viario municipal, ni ha solicitado a la Comunidad de Madrid que lo haga en los tramos de carretera que pasan por nuestra localidad; no ha ofrecido a los centros escolares llevar a cabo Proyectos 50/50 para promover el ahorro energético y la educación ambiental en los colegios; no ha construido los puntos limpios que precisa Collado Villalba, ni ha puesto en marcha un punto limpio móvil, ni una planta de compostaje municipal que permita tratar localmente residuos de origen vegetal, ni ha iniciado la recogida selectiva de la fracción orgánica –pese a que todo ello está contemplado en el contrato en vigor de recogida de residuos–; no ha llevado a cabo ninguna medida de reducción de residuos, ni de pago por generación –para que pague quien contamine–, ni ha elaborado el Plan Municipal de Gestión de Residuos al que le obliga la ordenanza correspondiente; no ha creado nuevos espacios peatonales, ni construido carriles-bici, ni ha promovido el transporte público, ni, en definitiva, ha llevado a cabo ninguna medida de movilidad sostenible para reducir las emisiones; no ha atendido las numerosas quejas de la población por la contaminación acústica –a menudo causada por el propio ayuntamiento–; ni por la contaminación odorífera causada por el matadero ubicado en el P29; no ha puesto freno al vertido de aguas negras y residuos líquidos industriales, permitiendo una lamentable situación de abandono y suciedad del Río Guadarrama a su paso por Collado Villalba; no ha incluido cláusulas medioambientales en ningún contrato del ayuntamiento”, enumera este grupo municipal.

El grupo municipal Unidas por Collado Villalba en una imagen de archivo

“Pese a lo que haría pensar el acto oficial de ayer, el gobierno local ni siquiera ha mostrado una gran sensibilidad hacia el arbolado municipal: permitió la tala ilegal e innecesaria de grandes árboles en el casco antiguo; no ha llevado a cabo el inventario del arbolado urbano municipal obligatorio por Ley; tampoco el catálogo de árboles singulares que establece la ordenanza de zonas verdes; no ha exigido que se lleven a cabo las replantaciones de árboles a las que estaba obligada la empresa constructora del hospital, y ha permitido que las reposiciones de árboles se traduzcan en acciones de embellecimiento de rotondas; ha pedido a la CAM que desclasifique una parcela de monte protegido junto al hospital, sin proponer medidas compensatorias; permite la invasión de vehículos y consiguiente degradación de varios tramos de vía pecuaria en el municipio, como el Cordel de Valladolid a la altura de la vía de Servicio de la A-6 y la Cañada Real Segoviana Colegio a la altura del Colegio San Agustín; ha permitido el vertido de residuos y la degradación del espacio protegido Red Natura 2000 contiguo al P-29; ha contratado un servicio para controlar la presencia de cotorra argentina en el municipio –prácticamente inexistente–, mientras permite la proliferación de especies botánicas exóticas muy invasoras, como los ailantos; está dispuesto a renunciar al nutrido arbolado de la Finca de Cantos Altos, dejando su urbanización en manos privadas en vez de hacerla desde el ayuntamiento, protegiendo los árboles singulares y autóctonos que pueblan ese terreno”.

Imagen del acto celebrado el pasado viernes donde se firmó un convenio con Bosques sin Fronteras

“La mayoría de estas actuaciones no tenían un gran coste, y precisaban solo de voluntad política y esfuerzo por parte del equipo de gobierno. La falta de fondos tampoco excusa su inacción: aunque el equipo de Gobierno se ha negado a difundir la liquidación del presupuesto municipal de 2020, estamos convencidos/as de que, un año más, han dejado de ejecutar la dotación de numerosas partidas. Nos tememos que, de nuevo, el gobierno escatimó en gasto social y de protección ambiental, para engrosar un remanente líquido que irá a pagar deuda adelantada y nuevas ocurrencias que no solucionan los problemas de la población local, ni los del ecosistema en que vivimos”.

“No es suficiente declararse a favor del medio ambiente y de las energías renovables, y en contra de la contaminación y el cambio climático. Estas declaraciones públicas deben ir acompañadas de un compromiso auténtico y, a la hora de la verdad, con acciones reales. Instamos al equipo de Gobierno local a que cambie el rumbo y que este Día del Medio Ambiente en el ecuador del mandato sirva de punto de inflexión en sus políticas. Por una Collado Villalba más verde. Por nuestro ecosistema local. Por las generaciones que vienen”, concluye el escrito.