Los autobuses interurbanos volverán a pasar por el centro de Valdemorillo en ambas direcciones gracias a un pionero sistema tecnológico

Los autobuses interurbanos volverán a pasar por el centro de Valdemorillo a finales de este mes gracias a un sistema pionero de señalización semafórica inteligente, que ayudará a gestionar el tránsito de los vehículos en un carril reversible.

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, David Pérez, ha comprobado esta mañana, junto al alcalde de Valdemorillo, Santiago Villena, y el concejal de Movilidad, Miguel Partida, además de representantes del Consorcio Regional de Transportes y de las empresas Julián de Castro y Alsa, el funcionamiento de esta nueva herramienta que permitirá el paso seguro de los autobuses interurbanos, al tiempo que garantizará la seguridad vial de los transeúntes.

Esta actuación entrará en funcionamiento próximamente en la calle La Fuente, permitiendo a los autobuses interurbanos que discurren por esta vía circular en sentido contrario sin encontrar vehículos de frente durante su trayecto.

Inversión municipal de 100.000 euros

El proyecto tecnológico se enmarca dentro de la línea estratégica de planificación y gestión inteligente del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, responsable de visar el proyecto, que ha contado con una inversión municipal de 100.000 euros.

El alcalde de Valdemorillo, Santiago Villena, con el consejero de Transportes, David Pérez, y el concejal de Movilidad, Miguel Partida / Fotografías: Rafa Herrero

Gracias a este nuevo método se podrá controlar el paso de los vehículos mediante semáforos, cámaras, pasos de cebra inteligentes y señales de advertencia. Una baliza advertirá de la llegada de un autobús interurbano y cerrará al tráfico el primero de los semáforos. Mediante visión artificial, se comprobará que la calle está despejada antes de revertir el carril para el paso del autobús. Una vez que este recorra el tramo, se revertirá el sentido de la circulación al estado inicial. El peatón igualmente contará con seguridad adicional, ya que los pasos de cebra se iluminarán de rojo advirtiendo al transeúnte que debe extremar la precaución a la hora de cruzar.

Las líneas interurbanas que discurren por Valdemorillo son la 641, 642, 645, 669, 669A y 630. Los autobuses de estas líneas llevarán instalados unos localizadores en el parabrisas y serán detectados por unas antenas que activarán los semáforos y la consiguiente reversión del tráfico.

La medida pretende también mejorar la conectividad con las líneas interurbanas de muchos vecinos de la localidad, al ampliar el radio de acción de cobertura de los autobuses.

Uso exclusivo para los autobuses de línea regular

Los semáforos que se han instalado se asemejan a los que utilizan los tranvías, con una franja rectangular iluminada en horizontal prohibiendo el paso, o en vertical permitiéndolo. De esta manera solo afectará a los autobuses de línea regular, no permitiendo el paso de otro tipo de vehículos.

Esta modificación no se aplicará los fines de semana (se mantendrá el paso de todas las líneas, en ambos sentidos, a lo largo de las calles de Eras Cerradas y Avenida de Pino Alto), que seguirían teniendo los itinerarios actuales.

El titular de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, ha recordado que “el Consorcio Regional de Transportes está implantando más de 50 sistemas de innovación y transporte inteligente en la región, como el presentado hoy, que contribuyen a dinamizar y resolver pequeños problemas en el tránsito de vehículos, mediante soluciones tecnológicas que mejoraran nuestra red de transporte público”.

Por su parte, el alcalde de Valdemorillo, Santiago Villena, aseguraba que “estamos ante una muy buena noticia para los vecinos”. “Con este proyecto que hoy hemos visto cómo se desarrolla en un tramo muy limitado de vía, apenas 200 metros, damos respuesta a una demanda vecinal importante desde hace años, que evita que mucha gente, en los viajes procedentes de Madrid, tenga que salvar una gran distancia para llegar a sus domicilios”, explicaba el regidor.

“Empezamos a trabajar en esta idea desde que comenzó la legislatura. Tuvimos una primera reunión con el Consorcio y allí nos lanzaron la oportunidad de desarrollar un proyecto tecnológico, que es importante y pionero en la Sierra de Madrid. Espero que funcione, y va a funcionar, sin duda alguna, beneficiándose todos los vecinos, que es para lo que trabajamos”, añadía.

Además, Villena avanzaba que se va a intentar que la puesta en marcha de este sistema coincida con la Semana de la Movilidad, “y en cualquier caso el objetivo es que el lunes 27 de septiembre, con los pequeños detalles que quedan por pulir, este servicio ya esté en funcionamiento”.

El edil de Movilidad, Miguel Partida, fue el encargado de explicar las características del sistema “con el que, además, estamos marcando el paso para que otros municipios puedan aplicarlo en el futuro”. De hecho, ya son varios los que parecen estar estudiando el desarrollo de una medida similar, en la que la seguridad del transeúnte también queda reforzada mediante otra novedad, ya que para advertirle de la necesidad de extremar precauciones al cruzar los pasos de peatones, estos se iluminan en rojo.

Otras peticiones de Valdemorillo en materia de movilidad

Una vez presentado este proyecto, el alcalde se reunió en el Ayuntamiento con el consejero de Transportes e Infraestructuras, así como con el director general de Carreteras, José Luis Fernández Quejo, y técnicos de este departamento y del Consorcio para estudiar otras demandas municipales, entre ellas mejoras en la conexión con la M-600, tanto desde el casco urbano como desde las urbanizaciones, para evitar las retenciones que se producen en determinadas horas, apuntándose la posibilidad de duplicar la capacidad de la vía. De igual forma, se plantea la creación de una nueva línea de autobús, con el fin de conectar Valdemorillo con la estación de Cercanías del Pinar de Las Rozas y distintas zonas empresariales y de ocio, como Európolis, Las Rozas Village o Heron City. “Vamos a analizarlas para ver si son viables técnicamente y si por la población a la que dan servicio está justificada la inversión”, señalaba el consejero David Pérez antes de este encuentro.

Además, el titular regional de Transportes e Infraestructuras confirmó al regidor valdemorillense su intención de reunirse en la primera quincena de octubre con los alcaldes de los municipios afectados por la situación de la M-600, abarcando así el eje que va desde Guadarrama a Sevilla la Nueva, al objeto de retomar el proyecto de desdoblamiento de esta carretera.

Imagen del encuentro posterior entre el alcalde, el consejero de Transportes y otros responsables regionales del departamento / Ayuntamiento de Valdemorillo

 

Send this to a friend