Collado Villalba, Galapagar, Moralzarzal, Alpedrete y El Boalo mantendrán sus restricciones de movilidad hasta el lunes 30 de noviembre

La Comunidad de Madrid ha anunciado esta mañana que continúan las restricciones de movilidad (cierre perimetral) en Collado Villlaba (en sus tres zonas básicas de salud: Villalba Pueblo, Sierra de Guadarrama y Estación), Galapagar, Moralzarzal, Alpedrete y El Boalo-Cerceda-Mataelpino hasta el próximo lunes 30 de noviembre.

En esta ocasión, el Gobierno regional ha decidido prolongar estas medidas tan solo 7 días más (estaban vigentes hasta el lunes 23 de noviembre) y no 14, como viene siento habitual.

En la comparecencia de prensa, el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, también ha explicado que la Comunidad de Madrid se cerrará perimetralmente durante el puente de la Constitución y la Inmaculada (del 4 al 14 de diciembre), y que se mantiene el actual toque de queda entre las 00 horas y las 6 horas.

400 casos por cada 100.000 habitantes

Además, los responsables regionales han decidido rebajar el umbral de la incidencia acumulada de casos por cada 100.000 habitantes a partir de la que se establecen restricciones perimetrales. Esta cifra ha ido variando desde los 1.000 casos inicialmente (a mediados de septiembre), hasta los 750, luego 500 (desde el 18 de octubre) y ahora esta tasa de 400. La media de la Comunidad de Madrid se sitúa en los 297 casos por cada 100.000 habitantes. En esta semana se han detectado 10.249 casos nuevos en la región.

Según dio a conocer la Comunidad de Madrid el pasado martes, el nuevo informe de la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid refleja un importante descenso de la incidencia en Collado Villalba, pasando de 620 a 406 en el conjunto de la población. Por zonas de salud, “Sierra de Guadarrama” presenta 446,90; “La Estación”, 445,90; y “Collado Villalba Pueblo”, 320,30. En cualquier caso, según han indicado desde la Administración regional, el cierre perimetral se mantiene para toda la localidad.

También bajan las localidades de Alpedrete (445) y Galapagar (444), mientras que -a pesar de que también han mejorado sus datos- Moralzarzal (583) y El Boalo (572) todavía tienen cifras elevadas, por lo que en todas ellas se mantienen las restricciones de movilidad una semana más, hasta el 30 de noviembre.

El cierre perimetral también afecta a Majadahonda, Villaconejos, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa, Chinchón, Villarejo de Salvanés y Colmenar de Oreja.

Por contra, y aunque en Guadarrama la tasa de incidencia ha pasado de 305 a 424 (datos del 17 de noviembre), en este caso no se ha restablecido el cierre perimetral (se levantó este lunes 16) ya que, según ha explicado la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, buena parte de los nuevos positivos detectados están asociados a residencias de mayores, lo que hace que se incremente la incidencia, pero sin que se pueda hablar de “transmisión comunitaria”. Además, señaló que en cualquier caso, teniendo en cuenta los datos consolidados a fecha 19 de noviembre, esa cifra había bajado ya de 400.

Restricciones en nuevas zonas básicas de salud

Con el nuevo criterio en las restricciones, que entrarán en vigor el lunes 23 a la medianoche, se incluirán las de zonas básicas de salud de Artilleros, en Vicálvaro; La Elipa, en Ciudad Lineal; Cuzco, Castilla La Nueva y Alicante, en Fuenlabrada; y La Moraleja, en Alcobendas, medidas que en estos casos se prolongarán hasta el 7 de diciembre.

En cambio, dejan de estar limitadas a partir del lunes 23 aquellas zonas donde la bajada de la incidencia ha sido superior al 50%: Barrio del Puerto y Doctor Tamames, en Coslada (bajada de más del 50%); Núñez Morgado en el distrito de Chamartín (-58,8%); Pintores, en Parla (-51%); Puerta del Ángel en el distrito de Latina (-55%); Villamil en el distrito de Tetuán (53,5%); y Virgen de Begoña en el distrito de Fuencarral – El Pardo (-70%). Con la salida de estas ZBS se mantendrán las restricciones en 30 de las áreas en las que actualmente hay limitaciones a la movilidad.

Revisada la situación epidemiológica del resto de la zonas básicas de la región, la Dirección General de Salud Pública también mantiene durante una semana más las restricciones extraordinarias de entrada y salida en las zonas básicas de salud de Guzmán el Bueno (Chamberí); Entrevías, Pozo del Tío Raimundo, Alcalá de Guadaíra, y Numancia (Puente de Vallecas); Daroca (Ciudad Lineal); Pavones y Vandel (Moratalaz) e Infanta Mercedes (Tetuán), todas ellas en Madrid capital, además de San Juan de la Cruz (Pozuelo de Alarcón), Morata de Tajuña y Colmenar Viejo Norte (Colmenar Viejo).

Asimismo, Andradas ha informado de que en la semana epidemiológica 46 (hasta el 15 de noviembre) se confirmaron en la región 10.249 casos y que la incidencia acumulada se situó a 14 días en 297 casos por cada 100.000 habitantes, una tasa “confirmada diariamente por los datos que se comunican al Ministerio de Sanidad”, en cuya lista Madrid ha pasado a ocupar el cuarto puesto en cuanto a la menor incidencia en las comunidades autónomas.