La Comunidad de Madrid se cerrará perimetralmente del 4 al 14 de diciembre para “coger pulso” de cara a las Navidades

El Gobierno de la Comunidad de Madrid cerrará perimetralmente la región durante el puente de la Constitución y la Inmaculada y hasta el siguiente fin de semana (de las 00:00 horas del 4 a las 00:00 del 14 de diciembre). La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido este cierre durante 10 días, y no exclusivamente durante el puente como se había especulado, como una “medida quirúrgica” para colaborar con otras administraciones, evitar desplazamientos masivos y “coger pulso” para seguir bajando los contagios de cara a las Navidades.

No hay que relajarse

“Estamos en un momento crítico y queremos ser muy cautelosos porque este camino todavía va a ser largo”, había advertido antes el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, en rueda de prensa.

Díaz Ayuso ha alertado a los ciudadanos de que no hay que relajarse en las próximas fechas, y por eso, anunciarán “medidas específicas para la Navidad, donde todo es posible siempre respetando la libertad, la economía, el empuje de los ciudadanos, de las clases medias, de quienes peor lo pasan, y con el inmenso trabajo que están realizando los sanitarios”.

Para tomar esta decisión, la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad ha tenido en cuenta la movilidad que registra la región, tanto de salidas como de entradas de ciudadanos procedentes de todas las comunidades autónomas, en un puente especialmente marcado por las compras previas a las Navidades.

El cierre se aprobará por Decreto de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y será publicado en los próximos días en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), como ya se hizo en el caso de los cierres perimetrales para los puentes de Todos los Santos y La Almudena.

Baja el umbral para establecer cierres perimetrales

Por otro lado, tras revisar la situación epidemiológica de la Comunidad de Madrid, la Dirección General de Salud Pública ha decidido rebajar el umbral de 500 a 400 casos por 100.000 habitantes a 14 días para intervenir con limitaciones extraordinarias en zonas básicas de salud (ZBS), manteniéndose las restricciones de movilidad una semana más, hasta el 30 de noviembre, en Collado Villalba, Galapagar, Moralzarzal, Alpedrete y El Boalo-Cerceda-Mataelpino. En estos momentos la incidencia acumulada a 14 días en la Comunidad de Madrid ya se sitúa por debajo de los 300 casos.