“Todo preparado”.- Artículo de opinión de Félix Alonso (Colectivo Rousseau)

Todo preparado para inaugurar los nuevos edificios de los Juzgados, más de una década después de que visitase las obras el presunto delincuente Granados, con las modificaciones presupuestarias correspondientes.

Todo preparado para acometer nuevamente obras en lo que en su día fue la Avenida de José Antonio. Sí, chicos, así se llamaba. Por allí pasaban a toda velocidad en sus “coupés” procedentes de Núñez de Balboa, con sus banderas al viento, camino de las curvas de la Cruz Verde, los “niños bien”, derrapando con habilidad por la curva de la Casa de Oficios, que luego devino en ángulo recto. Nunca gustó el ángulo recto al Gobierno local del PP que ganó las elecciones. El ángulo recto era una consecuencia del proyecto de peatonalización (con dinero de Europa) y que implicaba la desaparición de los coches, excepto para los vehículos de urgencias.

En los archivos del Ayuntamiento, y también en los del PSOE local, se pueden encontrar todos los datos con cifras exactas de lo que costó el proyecto inicial. Si la derecha no hubiera levantado la bandera para que se produjeran nuevas carreras de coches, y se hubiera mantenido el proyecto inicial, ahora no harían falta obras, que además son reincidentes. Estoy seguro que están pensando en el alquitrán como solución, que es realmente lo que les mola. Peatonalizar es la solución, y no sólo en la Lonja, también en el casco viejo, pero ese proyecto se lo dejamos a Imagina Escorial, la conocida asociación de artistas del pueblo, que está libre de intereses hosteleros.

Todo preparado, y así lo ponen de manifiesto los amigos de Entorno Escorial, para que la Comunidad vuelva a la carga con su viejo proyecto de construir una variante de la M-600.El motivo del proyecto, como todo lo que sale de la Puerta del Sol, es puramente especulativo, para salvar el fracasado Ensanche de El Escorial. Nunca han sido enamorados del paisaje. Recuerdo perfectamente las quejas de la portavoz del PSOE de aquellos años, cuando corrían peligro los pinsapos de la manzana Sainz, (obra paralela a la cuadratura de la curva) y algunos árboles castaños centenarios, con la respuesta que daba el concejal de Urbanismo de la época: “No te preocupes, los estamos llevando a vivero y luego se plantarán nuevamente”.

Y todo preparado para participar en las elecciones convocadas por Ayuso y conocer el efecto que tendrá la estrategia de Iglesias de enrolarse en una campaña antifascista. Creo que el público asistirá bastante descreído a este último acto mestizo de agitador social y candidato público, como nos señala el profesor Villacañas, autor del reciente libro sobre Juan Lluis Vives: “Lo que la ciudadanía de Madrid sabe es que puede haber un gobierno razonable con García y Gabilondo. Esta es la evidencia dominante y a ella debemos atender. Por supuesto, no creo que estos dos candidatos caigan en la tentación de seguir el argumento de Iglesias. Madrid merece otro gobierno porque Díaz Ayuso es una incompetente, por mucho que cubra su incompetencia con formas ridículas parafascistas. Eso es una apariencia. Todavía sabemos distinguir entre pequeños diablos y monstruos diabólicos que requieren grandeza negativa, perversa. No magnifiquemos a Ayuso. Ni a Monasterio. Son representantes de la élite central, ponen el Estado a su servicio privado, pero no tienen nada que ver con la maldad desatada del fascismo. Madrid no está ante la disyuntiva de democracia o fascismo, ni entre comunismo o libertad. Está ante la disyuntiva entre gobernantes de opereta que ayudan a sus poderosos amigos y gobernantes serios que atenderán los enormes desequilibrios de una sociedad rota. Que Iglesias y Ayuso-Monasterio pretendan mostrar que estamos en febrero de 1936 puede ser motivo de satisfacción en otros lares, pero no sirve para nada a la ciudadanía madrileña ni a un Gobierno de García y Gabilondo.” Un Gobierno serio, por favor.

Félix Alonso, presidente del Colectivo Rousseau

San Lorenzo de El Escorial