El ‘take away’ de La Oficina Bistro, en San Lorenzo, un ejemplo de reinvención ante la pandemia

“El cierre fue un shock para todos”, recuerda Miguel Ángel San Juan Canales, de La Oficina Bistro (c/ San Quintín, 4), local situado en el callejón que se encuentra en la parte posterior del Mercado Municipal de San Lorenzo de El Escorial. Un establecimiento que semanas antes del confinamiento ya había dado los primeros pasos para poner en marcha el servicio de ‘take away’. Precisamente esa apuesta, antes de que llegase la pandemia, es la que ha contribuido de forma decisiva a que este negocio haya podido resistir. “Desgraciadamente, durante el confinamiento tuvimos mucho tiempo para pensar y afinar lo que queríamos hacer”, indicaba acerca de esta obligada reinvención.

“Hemos estado trabajando duro, y sobre todo hemos hecho un esfuerzo muy grande en las redes sociales, a través de Facebook e Instagram, además de que tenemos una terraza muy chula ahora que la gente quiere estar más al aire libre”, añadía. “Después, todo el año 2020 nos hemos ido adaptando en función de las restricciones que se iban imponiendo y levantando”, explicaba.

Descenso en la facturación

Como consecuencia de la crisis económica y sanitaria por la Covid-19, señalaba, la facturación ha bajado de forma considerable, lo que a su vez ha obligado a reducir tanto la plantilla como los gastos. “También es verdad que en verano hubo más movimiento, y los meses siguientes hemos funcionado con altibajos; pero bueno, hemos podido trabajar con mucho esfuerzo”, relataba, hasta llegar al adelanto del toque de queda que hizo perder las cenas durante enero y febrero. En cuanto a la petición de Restaura Escorial de más ayudas para el sector (incluyendo la supresión de la tasa de terrazas este año y el próximo), y aunque La Oficina Bistro no forma parte de la asociación, Miguel asegura compartir sus planteamientos: “Todo lo que sean ayudas para la hostelería y el pequeño comercio lo apoyamos”, concluía.