HOY sábado, 2 de diciembre, 2023 en los pueblos de la Sierra de Guadarrama

El primer Robledo de la historia en Preferente se pone en manos de un clásico: Antonio Narro

El club robledano jugará por vez primera en la máxima categoría de la Regional madrileña, tras dominar con autoridad en el Grupo 4 de Primera.

El Robledo CF escribió este mes de mayo su página más brillante, al lograr subir a Preferente por vez primera en sus 53 años de historia, todo un hito para la localidad de Robledo de Chavela y para la comarca de la Sierra Oeste. Y se puede decir que lo hizo por la vía rápida, sellando el ascenso a cinco jornadas del final y logrando el campeonato de Liga del Grupo 4 de Primera Regional con tiempo para levantar el pie del acelerador, hasta el punto de ceder tres derrotas en los últimos cuatro partidos. Esa relajación le llevó a ganar el título con un solo punto de ventaja sobre su compañero en el ascenso, el Campamento, y a redondear su cuenta global en 67 puntos, dos menos que el año anterior, cuando acabó cuarto y lejos de los equipos que lograron el salto de categoría: la Escuela de Aluche, segundo clasificado, y el campeón, el CD Fortuna del que hoy es su nuevo entrenador, Antonio Narro, todo un clásico del fútbol madrileño.

La culminación de un proceso

La historia del ascenso a Preferente del Robledo tiene su miga, y no se puede entender sólo con la frialdad de los números. Los condicionantes que impone la situación geográfica de la localidad, de poco más de 4.500 habitantes y ubicada en un valle cuyos accesos desde Madrid sólo se pueden realizar a través de tres puertos de montaña -Cruz Verde, Almojón y La Almenara-, supone una dificultad añadida para aspectos como la captación de futbolistas, el trabajo de scouting, el gasto extra en los desplazamientos, o la logística general que todo club de fútbol necesita mover en una temporada. En ese sentido, el mérito de la dirección deportiva, en manos de Víctor Cacho, ex delantero del CUC Villalba y del Galapagar y robledano de pro, es indudable, dentro de un Robledo CF que ha basado su crecimiento en los últimos años en intentar reclutar a los mejores entrenadores a su alcance, con mayor o menor éxito a la hora de conseguir la ansiada continuidad de los proyectos.

Hace tres temporadas tuvo al actual técnico del Tres Cantos, David Muñoz, quien sentó las bases del equipo que luego subiría a Primera Regional de la mano de otro viejo conocido en su etapa en el Atlético Villalba; Nacho Díaz. Muñoz se marchó en la jornada 12 al Rayo Ciudad de Alcobendas, pero ello no fue óbice para que su ayudante culminase la temporada devolviendo al Robledo a Primera Regional.

Una vez logrado el regreso a su sitio natural, el Robledo no se ha quedado ahí, y ha marcado una ambiciosa línea de trabajo en la parcela deportiva, producto de la determinación de su presidente, Luis Antonio Heras, y de la aportación de jugadores de la casa como David Manzano, que en su día destacó en Preferente con el Atlético Villalba, o el propio director deportivo, Víctor Cacho.

El año pasado, el club buscó apuntalar su crecimiento llamando a Javier Arroyo, pero el hoy técnico del Electrocor Las Rozas prefirió no cruzar la Cruz Verde y fichar por el Cerceda, básicamente por razones de distancia. Finalmente, el objetivo ha sido rematado este año por Javier Sánchez, un entrenador que llegó a Robledo de Chavela procedente del Internacional de Móstoles, avalado en este caso por su conocimiento del fútbol del Sur de Madrid, una cuestión para nada baladí, teniendo en cuenta que el Robledo, por su peculiar situación en el mapa madrileño, no tiene un grupo asignado de forma tan clara como otros clubes del área de influencia de la Sierra del Guadarrama. La jugada salió ganadora: Sánchez subió al Robledo un mes antes de acabar la Liga y llevó a sus vitrinas la copa de campeón del Grupo 4 de Primera, rompiendo el techo histórico del club y disparando las expectativas en Robledo de Chavela, una localidad que se ha ido volcando con su equipo hasta el punto de crear uno de los mejores ambientes de la categoría en el campo municipal de las Eras del Cristo.

Antonio Narro, ilusionado

Para su histórico estreno en Preferente, el Robledo CF ha buscado entrenadores no sólo punteros en la categoría, sino también con experiencia en Tercera División. La directiva, siempre atenta a los movimientos que se producen a su alrededor, sondeó la posibilidad de fichar a Pepón López Cortijo, tras su salida del CUC Villalba, pero el técnico de Becerril decidió esperar ofertas para dirigir proyectos bien para seguir en Tercera División, o bien ya consolidados en Preferente. Sin salirse de esa línea, la dirección deportiva encontró una magnífica oportunidad cuando Antonio Narro anunció su salida del CD Fortuna el pasado 6 de junio, tras cinco exitosos años en los que, como mayor hito, logró devolver al club de la popular barriada de Leganés a Preferente, algo que, por otra parte, ya hizo con La Moraleja.

El nuevo entrenador dice que el acuerdo fue sencillo: “Me llamaron y tuve una reunión con toda la directiva. Vi mucha ilusión, sobre todo la de un pueblo que no llega a 5.000 habitantes que va a jugar en Preferente. Ya conocía el club por mi etapa en el Fortuna, porque mantuvimos una pugna por el ascenso. Conozco a la afición, Robledo tiene un campo muy caliente, y de aquel partido recuerdo que animaban tanto que no pude dar ninguna instrucción a mis jugadores. Tener eso ahora a favor es gratificante”.

Antonio Narro admite que “la distancia te hace pensar”. El nuevo técnico robledano vive en Fuenlabrada, a más de una hora en coche, pero afirma rotundo que “esto se hace porque te gusta. Desde luego no te van a traer el trabajo a la puerta de casa, y yo ya tengo costumbre, por las mañanas voy a trabajar a Torrejón. Es verdad que tengo una excursión, pero Robledo es un sitio muy bonito”. Además, Narro ha encontrado ciertos paralelismos con el Fortuna, al que cogió en Primera Regional “en una situación fastidiada”, y al que ha dejado asentado en Preferente, “sobre todo en ilusión y ganas de crecer”. Sobre su salida de Leganés, dice que “todos esperaban que siguiera y yo no tenía ningún otro equipo, pero era el momento de salir por la puerta grande, quería salir de la zona de confort. Yo estaba al lado de casa, pero sin retos nuevos, te estancas”.

Objetivo: crecer

Antonio Narro ya trabaja codo con codo con Víctor Cacho en la confección de la nueva plantilla, que tendrá como objetivo “salvar la categoría y, a partir de ahí, crecer”. Considera que el Robledo debe mirar más allá que a la simple permanencia, “porque mirar hacia el mínimo es poco ambicioso. Persigo crear un equipo peleón y que sea la sorpresa de la temporada, tipo a lo que ha sido este año el Zona Norte”. Para conseguirlo, el nuevo entrenador considera que “hay cierta base sólida de jugadores y eso es una ventaja. A partir de ahí, trataremos de mejorar en cada línea, porque de Primera a Preferente hay ahora un salto de calidad mayor que antes”.

Sobre los nombres propios, Narro considera muy importante la renovación de Iván Bello, una de las grandes claves del ascenso, con sus 33 goles: “Iván es prioritario, es un grandísimo jugador, con experiencia en categorías superiores. Año tras año le he llamado para que viniera conmigo, y ahora ojalá por fin le pueda tener”. Junto al Pichichi, el técnico espera poder fichar “a dos o tres jugadores más de ataque”, a fin de dotar al Robledo de más herramientas para hacer daño arriba. En esa parcela, Narro también otorga un papel importante a David Manzano, que en la temporada del ascenso ha sido el segundo goleador del equipo, con nueve tantos.

Pendiente de los grupos

Antonio Narro ha firmado con el Robledo por una temporada, aunque avisa: “Quiero estar mucho tiempo, porque cuando llego a un equipo no me planteo estar sólo un año y ya. Mi idea es sentirme valorado y que la gente del club esté contenta”. El entrenador está ahora a la espera de saber en cuál de los dos grupos de Preferente jugará el Robledo, “porque es importante para planificar la pretemporada, en la que siempre tratas de jugar con equipos del grupo contrario. A mí me sale que jugaremos en el Grupo 1, viendo la configuración que ha quedado y, sobre todo, que los dos descensos de Tercera, Aranjuez y Fuenlabrada Promesas, suelen ir al Grupo 2”. Esas dudas se disiparán presumiblemente en los próximos días. Lo que sí da por seguro Antonio Narro es que el Robledo comenzará la pretemporada en torno al puente del 15 de agosto, “con cuatro semanas muy intensas de trabajo y seis partidos de preparación”.

Héctor Rúa, del Villanueva del Pardillo, primer fichaje del Robledo 2023/2024

El Robledo CF hizo oficial este martes su primer fichaje para la temporada de su debut en Preferente: Héctor Rúa Jiménez, que llega procedente del Villanueva del Pardillo. El delantero de 27 años, uno de los revulsivos utilizados por Javi Zamorano en el equipo blanquiazul que esta temporada ha logrado retornar a Tercera División, llega al club  robledano para aportar desequilibrio, después de una campaña en la que ha anotado dos tantos en Preferente sin ser un titular claro en el once blanquiazul, ante la jerarquía de Goal, pichichi del Grupo 1 con 21 tantos.

Rúa ha jugado sus últimas cinco temporadas en Preferente, tres de ellas en el Villanueva del Pardillo, divididas en dos etapas, y otras dos en el Grupo 2, primero con el Trival Valderas B y después con el Colonia Moscardó.

Jaime Fresno

Send this to a friend