Vox expulsa a la edil de Galapagar que alentó durante meses las caceroladas ante la casa de Pablo Iglesias

Vox ha expulsado a Cristina Gómez, concejala de este partido en Galapagar que ha impulsado caceroladas en los últimos meses ante la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero en La Navata, tras una denuncia interpuesta ante la Guardia Civil por un conocido de la familia. También ha sido expulsado su marido, que era afiliado del partido.

La formación liderada por Santiago Abascal ha anunciado este jueves la expulsión de ambos, que se decretó al conocer que una persona cercana había denunciado ante la Guardia Civil haber sido testigo de comportamientos inapropiados de la pareja en presencia de sus hijos menores de edad.

Cristina Gómez, número tres de Vox en Galapagar en las pasadas elecciones municipales, en un Pleno / Fotografía: Rafa Herrero

Según relata el partido, la expulsión de Cristina Gómez y su marido se produjo el pasado martes pocas horas después de tener conocimiento de los hechos. Además, el Director Nacional de Seguridad del partido, José Hidalgo, acudió al cuartel de la Guardia Civil de Galapagar para brindar la asistencia de la formación y de sus servicios jurídicos a todas las víctimas de los hechos denunciados. Este miércoles se amplió la denuncia con nuevas informaciones de los testigos.

Vox subraya que ha tardado solo 12 horas desde el conocimiento de los hechos hasta la expulsión de los implicados. Y añade que mientras tanto Podemos “lleva meses bloqueando” la investigación sobre abusos de menores en centros de acogida en las Islas Baleares.

Esta concejala ya había sido protagonista de varias polémicas por sus acciones frente a la casa del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, quien ha denunció ante los tribunales por coacciones y acoso tanto en los alrededores de su domicilio como en redes sociales, aunque el juez acabó archivando la querella.

Comentarios sobre Grande-Marlaska

Previamente Vox ya había abierto expediente disciplinario contra Cristina Gómez por varios comportamientos que el partido consideraba inapropiados, como las caceroladas frente a la casa de Iglesias y Montero o unas declaraciones contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. “A ti te va más lamer coño o comer polla. Me han dicho que Marlaska anda como loco reclutando voluntarios”, escribió la edil en un tuit al responder a un usuario de la red social. Además, en Twitter se dirigió a otra persona en los siguientes términos: “Apúntate a la cola de Marlaska, que también le ponen los niños jovencitos”.