Una exhibición de helicópteros de ATAIRE enmarca la presentación del Plan de Actuación ante Incendios Forestales de Collado Villalba

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Collado Villalba ha presentado esta mañana el Plan de Actuación Municipal ante Incendios Forestales (PAMIF) en una jornada dedicada a la información y concienciación sobre este tipo de incidentes que se ha desarrollado en el entorno de la Dehesa Boyal, donde conjuntamente se ha dado a conocer ATAIRE, la asociación de carácter nacional dedicada a los trabajos aéreos y las emergencias, entre las que están la extinción de incendios forestales, los rescates en alta mar y montaña o las emergencias sanitarias (aglutina a más del 80 por ciento de las empresas dedicadas a esta actividad).

Link a todas las fotografías que los ciudadanos podrán descargar gratuitamente como recuerdo: https://www.flickr.com/photos/[email protected]/albums

El PAMIF es “la primera herramienta a nivel preventivo local. Tenemos la suerte de contar con el parque de Bomberos en el municipio y es importante que en las primeras actuaciones todos los servicios tengan la información de cómo coordinarse para dar una respuesta rápida de forma que se minimice lo máximo posible los daños que nadie quiere”, ha explicado el concejal de Medio Ambiente, Iván Pizarro.

Presentación PAMIF

Collado Villalba, al ser uno de los municipios con riesgo alto de incendio forestal por sus características, con numerosas zonas arbóreas, es de obligado cumplimiento disponer de un plan de actuación municipal ante emergencias de este tipo.

Los incendios principalmente van a favor del viento (aquí es principalmente de suroreste) y de la pendiente, por lo que en el caso de Collado Villalba el mayor peligro sería un fuego “que se iniciara en los márgenes de la A-6 a la altura de Cantos Altos, siguiendo hacia Fontenebro, Altavista… Sería el más virulento y peligroso por lo que ahí se tienen programados trabajos selvícolas para intentar que la continuidad de la vegetación no se produzca y minimizar unos posibles daños para lo que hay que estar preparado. Además, estamos a las puertas del Parque Nacional, en una zona privilegiada y hay que tener precaución”.

El Plan propone una serie de medidas de prevención para los próximos años en las distintas áreas de interfaz urbano-forestal, siendo la superficie del ámbito de aplicación de 25,22 kilómetros cuadrados.  Se ha zonificado el municipio, para determinar y analizar las diferentes áreas de interfaz urbano – forestal (IUF) que componen las áreas urbanizadas y su relación con el monte, para establecer medidas de prevención.

Buenas prácticas

“Lo más importante es tener identificadas las zonas de mayor peligro, que es la interfaz urbano-forestal, donde las urbanizaciones tienen el contacto directo con la vegetación más natural por lo que tienen que tener en cuenta una serie de buenas prácticas de sentido común como tener las zonas limpias de vegetación, tejados sin acumulación de hojas secas, depósitos de combustible alejados de la vegetación”, ha señalado el concejal de Medio Ambiente, Iván Pizarro.

La alcaldesa, Mariola Vargas, y el edil de Medio Ambiente, Iván Pizarro

Además, es recomendable que en estas áreas se planten determinados tipos de especies como el boj, el aligustre o la adelfa, que tienen menor ignición -pero “la gente está acostumbrada a poner cupresáceas (cipreses, arizónicas, tuyas, enebros) que tienen alto poder de ignición”, ha explicado Pizarro- así como tener las zonas muy regadas.

Los primeros pasos de este Plan se dieron al inicio de la legislatura. “Como ingeniero de montes, pensé que podría hacerlo con el ingeniero forestal y el biólogo, pero cuando vimos el volumen de trabajo, buscamos expertos en la materia -el Ayuntamiento ha contado con la participación de la empresa Meteogrid, empresa experta en la Interfaz Urbano-Forestal y meteorología aplicada al comportamiento del fuego-. Con la llegada de la pandemia nos cambió el foco de las prioridades, pero finalmente se llevó a la Comisión de Protección de Civil para su aprobación y se aprobó en el Pleno a finales de año”, ha recordado el edil, que ha subrayado que “en los últimos años no se ha producido ningún incendio relevante” en Collado Villalba.

Varios concejales del equipo de Gobierno, frente a uno de los helicópteros de la exhibición

“Este Plan hay que tenerlo, pero se hace para no utilizarlo”, ha dicho la alcaldesa, Mariola Vargas. “Esto es cosa de todos, lo que haga cada uno en su casa redunda en que no haya incendios en Collado Villalba ni en los montes que nos circunvalan”.

El concejal Iván Pizarro junto al presidente de ATAIRE, Ignacio Gracia, en el colegio Daniel Vázquez Díaz

Los helicópteros, protagonistas

La jornada comenzaba en el colegio público Daniel Vázquez Díaz, junto a la Dehesa, donde los alumnos de 6º de Primaria recibían una charla de Ignacio Gracia, presidente de ATAIRE, ingeniero forestal y piloto de helicópteros, y Julián Ríos, ingeniero de montes. Ambos explicaban que en los años 90 la masa arbórea ocupaba el 27 por ciento de la superficie del país, mientras que la de matorral era del 22 por ciento, unas cifras que se han incrementado un 6 por ciento en la actualidad. Y es que “el bosque ha ido ganando terrero; España es el país de Europea donde más ha aumentado la superficie forestal”, les ha sorprendido Gracia, que también subrayaba que hace 30 años se producían unos 30.000 incendios al año frente a los 7.000 que se registran ahora, “aunque son más virulentos porque no hay gente viviendo en el campo que los pueda atajar”.

Tras la charla, alumnos de éste y de otros centros educativos del municipio acudían a la Dehesa Boyal para presenciar una exhibición de dos helicópteros a cargo de ATAIRE, con una descarga de agua (1.000 litros), simulando la extinción de un fuego, para luego tomar tierra. Una vez allí, los pilotos han explicado a los menores y a los vecinos que se han acercado las características de su trabajo y se han podido hacer fotografías junto a las aeronaves (todos los que lo deseen pasen a fotografiarse junto a ellas hasta las 18 horas de hoy). También estará abierta la carpa a todos los públicos a lo largo de la tarde, donde se proyectará de forma continuada un corto video sobre “Protección frente a incendios forestales”.

El PAMIF es una herramienta legalmente obligatoria, para todos los municipios madrileños con riesgo de incendios forestales se difundirá entre todos los vecinos las próximas semanas mediante una campaña de comunicación. Los incendios forestales se han convertido en uno de los peores riesgos que nuestro país tiene que asumir cada año.

Un altísimo porcentaje de ellos se deben a la mano del hombre, bien sea por  negligencias o de forma intencionada. La educación ambiental y la concienciación se hacen imprescindibles, y más en un contexto de cambio climático que no hace sino agravar esta problemática.