El recibo de la tasa de basuras de Collado Villalba subirá de media el doble en 2024 tras la aplicación de una ley europea

Los vecinos de Collado Villalba verán incrementado el recibo de la tasa de la recogida de basuras a partir del 1 de enero de 2024. Esta subida supondrá «para la media el doble y en algunos casos más del doble» de lo que los contribuyentes están abonando actualmente, ha explicado la alcaldesa, Mariola Vargas, que ha puesto como ejemplo que «un vecino que hasta ahora pagaba 70 euros por la basura, tendrá que pagar 140».

Este encarecimiento se debe a la implantación de la Ley 7/2022 de 8 de abril de Residuos y Suelos Contaminados, derivada de la Directiva del Parlamento y Consejo Europeo, que obliga a los ayuntamientos a repercutir en los contribuyentes el coste real de las operaciones de recogida, transporte y tratamiento de residuos y las infraestructuras necesarias  así como los costes relativos a los impactos medioambientales y en particular los de las emisiones de gases de efecto invernadero, tendrán que ser sufragados por el productor inicial de residuos.

El edil de Hacienda, Miguel Aisa

Se trata de una trasposición de una normativa procedente de la Unión Europea que tiene como objetivo sentar los principios de la economía circular, reducir al mínimo los efectos negativos de la generación y gestión de los residuos en la salud humana y el medio ambiente y el reciclaje en origen, es decir, que si los municipios logran reducir los residuos, se aminorará esa tasa.

Así, en el recibo que el Ayuntamiento de Collado Villalba girará el próximo mes de julio, los contribuyentes verán dos cantidades, por un lado la que abonan anualmente desde hace una década y otra variable en función de la cantidad de residuos que se generen; este segundo tributo se calculará en función del valor catastral del inmueble, en el caso de viviendas particulares, y del tipo de negocio, es decir, aquellos que generan residuos más contaminantes pagarán más.

Bonificaciones

La puesta en marcha de esta nueva tasa se incluirá en una nueva ordenanza que debe ser aprobada en el Pleno ordinario de octubre, que se celebrará el jueves 26, a las 9.00 horas. En este nuevo documento se incluirán las bonificaciones que el equipo de Gobierno aplicará a los contribuyentes y que son todas las permitidas por la legislación para «que puedan aminorar la carga contributiva a las familias»:

  • Exención total de la tasa para aquellos contribuyentes cuya pensión de jubilación sea igual o inferior al salario mínimo interprofesional.
  • Bonificación del 30 por ciento de la cuota para aquellos contribuyentes con pensión de jubilación cuyo importe se encuentre en la horquilla entre el 1 y 2,5 del salario mínimo interprofesional.
  • Titulares de familia numerosa, entre el 15 y el 20 por ciento de bonificación.
  • Bonificación del 45 por ciento de la cuota para aquellas empresas de distribución alimentaria y de restauración que tengan establecidos, con carácter prioritario, en colaboración con entidades de economía social carentes de ánimo de lucro, sistemas de gestión que reduzcan de forma significativa y verificable los residuos alimentarios en los centros.
  • Bonificaciones (un máximo del 7 por ciento) a los vecinos por aportación de residuos a los Puntos Limpios. En esta instalación se aportará el comprobante de las veces que se acude para reciclar.
  • Bonificación (un máximo del 5 por ciento) por gestión propia de la fracción orgánica de residuos (autocompostaje). El Ayuntamiento volverá a realizar curos de compostaje doméstico.

La compensación de estas bonificaciones, de las que se hará cargo el propio Ayuntamiento, deberán incluirse en los presupuestos municipales de 2024 que está elaborando el Área de Hacienda y que según la alcaldesa se llevarán para su aprobación en el Pleno a principios del próximo año.

Un coste añadido de 1,7 millones de euros

Según los informes de las Áreas de Medio Ambiente y de Hacienda del Ayuntamiento de Collado Villalba, los costes de la implantación de esta normativa europea acarrean un importante incremento. Aunque la ley entró en vigor el pasado mes de enero, daba a los Consistorios una moratoria para su aplicación hasta 2025, por lo que en este ejercicio han sido las arcas municipales las que se han hecho cargo de los costes. Para 2024, según los técnicos municipales, de acuerdo con los datos que dispone el Ayuntamiento según el Padrón, se deberán añadir 1.669.643,72 euros, importe al que hay que sumar los 1,5 millones más que ya se venían repercutiendo en los recibos de los contribuyentes por el servicio de recogida de basuras.

Actualmente, el Ayuntamiento gira un total de 30.583 recibos de la tasa de basura, de los que «unos 25.000 pagan entre 30 y 42 euros», ha recordado el edil de Hacienda, Miguel Aisa, que ha puntualizado que los 1.669.643,72 euros que se deben recaudar, «un millón va para el Estado y el resto para la Mancomunidad de Residuos del Noroeste (a la que pertenece Collado Villalba)».

Aisa ha criticado que el Estado haya «invadido competencias locales» y «obligue» a los ayuntamientos a cobrar esta tasa, una medida que deberán implantarse en todos los municipios.

El concejal de Hacienda ha añadido que “la actual ordenanza que regula la Tasa de Recogida de Basura, ha demostrado ser una herramienta eficaz durante más de una década, bajo la premisa del principio de autonomía local; lo que significaba que la ley que emanaba del Estado, únicamente era una herramienta al servicio de las entidades locales, las cuales podían hacer uso o no, de la citada norma bajo su responsabilidad y en beneficio de sus habitantes. Ahora vamos a tener que realizar una nueva normativa impuesta por el legislador del Estado que echa por tierra los anteriores principios, y los sustituye por el derecho imperativo”.

“Aunque debamos cumplir por obligación con esta Ley, considero que la subida que supone es un atropello y despropósito para los vecinos, en un escenario tan delicado como el presente, con una inflación desbocada, con el precio de los alimentos y los combustibles por las nubes, y con un fuerte incremento de las hipotecas”, ha subrayado Mariola Vargas. «“La nueva Tasa de Basuras, impuesta por el gobierno de Pedro Sánchez, es un atropello para las familias de Collado Villalba”.

Send this to a friend