La oposición rechaza la propuesta de retribuciones en Navacerrada, que contemplaba una subida del 50 por ciento en el sueldo de la alcaldesa

La legislatura ha echado a andar con polémica en Navacerrada, después de un bronco pleno de organización -celebrado el pasado miércoles, más de un mes después de las elecciones municipales- en el que el equipo de Gobierno (cuatro concejales del PSOE y uno de Ciudadanos) no consiguió sacar adelante su propuesta de retribuciones. Además, tampoco hubo acuerdo sobre la periodicidad de las sesiones, ya que PP, Agrupación Popular (PdN), PP, Vox y Adelante Navacerrada reclamaron votaron en contra de la propuesta de Alcaldía de que los plenos fueran cada dos meses (estos grupos pedían que fueran todos los meses), de manera que, atendiendo a la Ley Reguladora de Bases del Régimen Local, se celebrarán cada tres meses (mínimo establecido para los municipios de menos de 5.000 habitantes).

La alcaldesa, Ana Paula Espinosa (PSOE) / Fotografía: Rafa Herrero

“Dentro de un mes y medio son las fiestas patronales, hay contratos de orquestas, de encierros, de seguros de responsabilidad civil que sobrepasan los 15.000 euros, por lo que se tienen que aprobar en pleno o en su defecto en la Junta de Gobierno que también votó en contra la oposición. pues bien, en este momento nos encontramos a un mes de las fiestas y no se va a poder firmar ningún contrato”, señalan los socialistas en comunicado.

En cuanto a las retribuciones, el PSOE ponía el foco en Adelante Navacerrada (la marca de Podemos en la localidad), señalando a través de las redes sociales que habían votado con Vox para “bloquear el gobierno de Ana Paula Espinosa […], dejando a todos los concejales sin dedicación para poder ejercer sus funciones”. “Sin proponer una alternativa a la votación, simplemente han votado en bloque en contra. Desde este momento el municipio de Navacerrada queda paralizado, ya que la alcaldesa y los concejales del gobierno han quedado con un 0% de dedicación”, manifestaban los socialistas.

Por su parte, Adelante Navacerrada ha lamentado el “clima bronco” de este pleno de organización, “en el que por desgracia no faltaron las interrupciones y acusaciones personales”. Este grupo indica que “decidió defender su criterio y empujar al PSOE a dialogar votando en contra de tres de sus propuestas de organización, recordando que ha conseguido el gobierno en minoría”.

En cuanto a las retribuciones, la propuesta del Ejecutivo establecía un salario de 37.100 euros anuales brutos por una dedicación del 80%. “Adelante Navacerrada argumentó su rechazo principalmente al pedir una dedicación del 100%, al estar la propuesta de retribución a la alcaldesa por encima de dos veces el Salario Mínimo Interprofesional como salario neto mensual y ante la falta de proporcionalidad entre el sueldo de la alcaldía y el resto de concejalías del PSOE”. Además, pidieron que el interventor aclarara qué partidas presupuestarias se verían afectadas por esta propuesta, al no estar previsto en los actuales presupuestos municipales, “lo que se respondió sin precisión haciendo referencia al fondo de contingencia y a partidas dedicadas al personal del Ayuntamiento”.

Alessia Fatorini, de Adelante Navacerrada / Fotografía: R. Herrero

Por último, explica Adelante Navacerrada, los grupos de la oposición han rechazado que la Junta de Gobierno local asuma competencias asignadas por ley a los plenos (la aprobación de obras cuando no estén previstas en los presupuestos). “Durante la sesión del Pleno Extraordinario se oyó en varias ocasiones que el nuevo gobierno municipal busca la regeneración de Navacerrada, aunque lo que hemos visto han sido propuestas continuistas (las únicas novedades han sido la subidas de las retribuciones y la creación de una Comisión Informativa por iniciativa de Adelante Navacerrada)”, manifiestan desde este partido, reclamando “el fin del unilateralismo” y que “el diálogo constructivo se instale en la Corporación y que el PSOE asuma su posición de partido más votado pero sin mayoría absoluta”. Finalmente, Adelanhte Navacerrada aseguraba que se comprometía a “buscar dicho acuerdo” sobre la propuesta de retribuciones.

Sobre este mismo tema de los sueldos, el PP recuerda que en su programa ya mantenían que “en ningún caso todos los concejales” han de tener retribución, señalando además que el Ayuntamiento de Navacerrada “ha de ser gobernado por una persona con el 100% de dedicación”. Además, los populares consideran “desorbitada” la cantidad (37.100 euros brutos al año) que cobraría la regidora, Ana Paula Espinosa, con una dedicación del 80%, explicando que, respecto a la legislatura anterior, “la dedicación sube un 20%, pero el sueldo aumenta un 55%”, algo que consideran “inadmisible”.

A la polémica se ha sumado también la Agrupación Popular de Navacerrada (PdN), defendiendo que “quien desempeña una labor debe cobrar, pero siempre con objetivos marcados”. En este sentido, argumentan su rechazo a la propuesta del equipo de Gobierno en que supondría transferir dinero del fondo de contingencias, además de cuestionar el incremento de alrededor del 50% en el sueldo de la regidora, pasando de 2.000 a 3.095 euros al mes. Además, se contemplaban incrementos para otros tres concejales (de 650 a entre 950 y 1.050 euros al mes).

“Es justo que los cargos electos cobren una retribución equilibrada. No nos negamos a ello”, afirman, añadiendo que “al tratarse de un pleno extraordinario, los partidos de la oposición no pueden registrar mociones para presentar otra propuesta alternativa, habrá que verlo en el futuro”. En todo caso, PdN afirma que “un Ayuntamiento no se paraliza porque una Alcaldía y los concejales no reciban retribución”, recordando que en épocas pasadas concejales y alcaldes “han estado sin cobrar”. Por otra parte, este grupo lamentaba las continuas interrupciones por parte de la regidora, además de trasladar su apoyo a la edil de Adelante Navacerrada, Alessia Fatorini, “por su intervención y defender sus posturas cuando se la increpó y atacó por no votar a favor de las propuestas de Alcaldía”.

En cuanto al comunicado del PSOE en el que afirma que las contrataciones de las fiestas corren peligro, la Agrupación Popular de Navacerrada ha acusado al Ejecutivo de crear “alarma y confusión entre los vecinos”. PdN afirma que los festejos se pueden celebrar “con total normalidad”, ya que si un contrato supera los 15.000 euros “la alcaldesa puede convocar un pleno extraordinario, incluso urgente, para la aprobación del gasto”. Recordaban también que en los años 2011 y 2012 “se celebraron las fiestas de la Natividad de Nuestra Señora con un Gobierno en minoría”. Además, afirman, “en aquellos años tampoco había retribución para alcalde y concejales”. Finalmente, esta formación pide al PSOE que se adapte “a esta nueva situación de gobierno, como ocurre en muchos otros municipios, y deje de hacer victimismo en la calle y en redes sociales”.

Por último, Vox afirma “la oposición ha coincidido en no permitir sueldos elevados, usurpación de funciones al pleno en favor de la Junta de Gobierno y frecuencia de plenos insuficiente para la correcta participación de los distintos grupos políticos”.