La alcaldesa de Collado Villalba reconoce un error en los avisos de los recibos del IBI, que se subsanará “en los próximos días”

Muchos vecinos de Collado Villalba han recibido en el buzón de sus casas el aviso del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y se han percatado de varios errores. Aquellos contribuyentes que tienen el pago domiciliado han podido leer que éste se hará efectivo la próxima semana, concretamente el 17 de junio, cuando realmente el importe se girará en su cuenta bancaria el 15 de septiembre, como es habitual. Por otro lado, los vecinos que pagan este impuesto directamente en el banco, han visto como el plazo, que según la ordenanza municipal finaliza el 30 de septiembre de 2019, se fijaba en el año 2065, 7240 o cualquier otra fecha.

Al parecer la empresa encargada de imprimir estos recibos, a la que se asignó el trabajo a través de un concurso público abierto, y que anteriormente había gestionado el envío de los recibos del Impuesto de Tracción Mecánica (vehículos) y de la basura, “ha cometido el error”.

La alcaldesa, Mariola Vargas, ha explicado que la adjudicataria, “pertenece al tercer sector, trabaja con personas con discapacidad, algo que tiene mucha importancia para nosotros”. “Ellos se encargan de la impresión de los avisos, con los códigos de barras para que gente pueda pagarlos en el banco, ya que en el Ayuntamiento no tenemos imprenta. Al parecer el plazo de los domiciliados  -17 de junio- coincide con la fecha en la que pasa el recibo de la basura y se han debido de equivocar”. En cuanto al plazo del resto de recibos, “cada vecino ha recibido un número 2022, 2065… o el que sea; son números correlativos”.

Ante esta situación, “se han intervenido las sacas” con los avisos que aún no se habían enviado y “se van a emitir avisos nuevos. Todo esto está regulado en las ordenanzas fiscales y es lo que se va a hacer, ponga lo que ponga en el recibo”, ha apuntado Vargas. Además, se ha abierto un expediente sancionador a la empresa.

 

Bajada del IBI

Por otro lado, la regidora ha subrayado que el recibo del IBI de este año “se ha rebajado un 4 por ciento”. Esta bajada se podría incrementar si el Partido Popular logra la Alcaldía el próximo sábado, 15 de junio, ya que Mariola Vargas se ha comprometido ha aceptar la propuesta que hará en julio la Dirección General del Catastro, dependiente del Ministerio de Hacienda, para bajar el valor catastral “porque Collado Villalba sí cumple con una serie de requisitos que nos piden”. Esta disminución, que se calculará en octubre, se haría efectiva en los recibos de 2020.

Vargas ha recordado que en 2022, cuando finalice el Plan de Ajuste al que están sometidas las arcas municipales, el equipo de Gobierno también puede reducir el tipo impositivo, un cociente que se aplica al valor catastral y sobre el que tienen potestad los Ayuntamientos (el valor catastral depende del Gobierno central).

Además, la alcaldesa ha dicho que si ella continúa en el cargo, “el Partido Popular se comprometió a aplicar una serie de bonificaciones a familias numerosas” en este recibo.