Vía libre para que FCC pueda alquilar nuevos camiones de recogida de basura en Collado Villalba

El voto favorable de Ciudadanos y la abstención del Partido Socialista han dado vía libre al equipo de Gobierno de Collado Villalba para la reorganización del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, limpieza viaria y mantenimiento de papeleras y contenedores y que en la práctica se traduce en que FCC, la empresa concesionaria de este servicio, dispondrá de unos 50.000 euros al mes para el alquiler de camiones que permitan la recogida lateral de los nuevos contenedores que ha adquirido el Ayuntamiento.

En verano, el Ejecutivo destinó cuatro millones de euros de remanente líquido de tesorería a la adquisición de maquinaria y útiles de limpieza (vehículos de inspección, barredoras, sopladoras, etc.) y a la compra de 1.600 contenedores (para la fracción resto y envases), que llevan tres semanas en una parcela de la dehesa municipal, esperando ser instalados, ya que parte de los vehículos actuales son de carga trasera. Además, los camiones que hoy emplea FCC presentan muchas deficiencias por los años de uso, hecho, junto las condiciones laborales de los trabajadores, empleado por el equipo de Gobierno para poner el foco en la necesidad de esta reorganización. Por otro lado, los camiones de carga lateral solo necesitan un conductor, por lo que el otro operario que hasta ahora le acompañaba podrá dedicarse a otras funciones como la limpieza viaria o a reforzar el servicio de recogida, manteniendo así la consolidación laboral de los trabajadores.

Todos los grupos de la oposición han señalado el desfase entre la licitación de los contenedores, iniciada en verano, y esta propuesta, ocho meses después y a tan solo tres de las elecciones. El Partido Socialista, a través de su portavoz, Beatriz Martín, ha hecho una dura intervención sobre la “inoperancia” del equipo de Gobierno, al que ha calificado de “inútil”. “Hay que ser inútiles para comprar contenedores con camiones que no son compatibles. Ahora los trabajadores están en riesgo, pero hace un año también”. “Si se hubiera licitado a la vez, ahora estaría ya en marcha. ¿Cómo no se les ha ocurrido?”, planteaba Eva Morata de Cambiemos Villalba. “El Ayuntamiento ha tenido tiempo de haber sacado esto a concurso, la situación de los camiones viene de hace tiempo. No se puede poner de excusa la situación de los trabajadores ya que se han priorizado otras cosas”, han  dicho desde IU, y que lo ideal sería “ofertarlo abiertamente a cualquier empresa”.

“Somos una oposición responsable y útil. Queremos mejorar las condiciones de los trabajadores y no hay justificación para demorar eso. El informe del secretario habla de excepcionalidad de la situación y el coste está justificado -con el informe sobre los precios de mercado que solicitó Ciudadanos y que se presentó en la tarde de ayer-“, ha dicho el portavoz de Ciudadanos, Julio Henche, respondiendo a las peticiones de retrasar la votación que han hecho tanto desde Izquierda Unida como desde Cambiemos Villalba. Los portavoces de ambas formaciones, Ricardo Terrón y Eva Morata, respectivamente, han apuntado que esta reorganización ha sido elaborada directamente por FCC, que se reserva el derecho a reclamar más dinero al Ayuntamiento. Ambos han advertido que “no se pueden alterar las condiciones del contrato según la ley de contratación del sector público”, tanto si se está en un periodo de prórroga -sería la tercera, algo que no permite la legislación-, como si “estuviéramos en una situación de continuidad del servicio. Sería una adjudicación a dedo”.

La edil no adscrita Mónica Díaz ha cifrado en un 18,4 por ciento el aumento del coste del contrato con FCC. “No quieren vender que estamos ante una prórroga o como lo quieran llamar, pero es un nuevo contrato, porque se alteran las condiciones iniciales tanto en el coste como en el servicio prestado, sin sacarlo a concurso público”, ha dicho Díaz, que ha hablado de una “posible prevaricación”.