El Ayuntamiento de Valdemorillo ‘interviene’ la plaza de toros para organizar directamente la feria taurina de este año

Además del anuncio de los cinco ediles del PP de su marcha al grupo de no adscritos, dejando sin representación al Partido Popular en el Ayuntamiento, el pleno que ha tenido lugar esta mañana en Valdemorillo ha dejado otra noticia de importancia: la intervención temporal del Consistorio en la organización de los festejos taurinos de la Feria de San Blas 2019, que tendrá lugar en los primeros días del mes de febrero, coincidiendo con las fiestas patronales.

La medida ha sido aprobada con los cinco votos del equipo de Gobierno (tres de Progresistas, uno de Vecinos de Valdemorillo y uno más de UPYD), además de los ediles de Sí Se Puede (tres), Izquierda Unida (uno), Ciudadanos (uno) y el concejal no adscrito. Por su parte, se abstuvieron los cinco concejales que desde hoy figuran como no adscritos (antes en el PP, con la ex alcaldesa Pilar López Partida a la cabeza) y también el representante del PSOE.

Según han indicado fuentes municipales, se ha decidido adoptar esta intervención temporal de la plaza ante los reiterados incumplimientos de la empresa, que, entre otras cuestiones, mantendría una deuda de más de 200.000 euros con el Ayuntamiento. Se trata, según explicó en el pleno la alcaldesa, Gema González, de garantizar de este modo la celebración de la feria taurina de Valdemorillo, que tradicionalmente abre la temporada en España y que es uno de los pilares fundamentes de las fiestas, con una notable importancia para la economía local. De igual modo, se trabajará para que el serial cuente con diestros y ganaderías de prestigio, de manera que los toreros que hagan el paseíllo se encuentren entre los 30 primeros del escalafón y los novilleros en el ‘top 20’. Por otra parte, con la ‘recuperación’ de la plaza para el Ayuntamiento otro de los objetivos es que pueda utilizarse para la celebración de distintos eventos y espectáculos para todos los vecinos. Del mismo modo, se estima que la gestión directa de los festejos taurinos “supondrá una reducción de costes para las arcas municipales, al poder disponer de ingresos obtenidos por taquilla y derechos televisivos, entre otros conceptos, que venía percibiendo el concesionario además de  la subvención”. 

Esta intervención temporal, aseguró la regidora, “resulta importante evitar el grave menoscabo del prestigio a la Feria y evitar el riesgo de que ésta pueda no llegar a celebrarse dado el incumplimiento, por parte del concesionario, Construcciones Edisan S.A., de las condiciones que rigen el correspondiente pliego”. Dicho incumplimiento, que la alcaldesa ha calificado como “grave y notable”, se desprende de haber omitido contestación el concesionario antes del día 20 de diciembre, tal y como se le indicó en el requerimiento efectuado por la Alcaldía en el que se le instaba, “con suficiente tiempo”, a comunicar al Consistorio las actuaciones preparatorias de la feria, dejando escaso margen de maniobra para actuar y existiendo “un notorio peligro de que la concesionaria no realice la feria taurina de 2019”.

Ahora, la empresa, a la que se hizo un requerimiento en diciembre en este sentido -contestando fuera de plazo- tendrá 48 horas para presentar las alegaciones oportunas y subsanar las irregularidades a las que hace referencia el Ayuntamiento valdemorillense. Pasado este tiempo, a principios de la semana que viene se celebrará un pleno extraordinario para ratificar esta decisión, de modo que la organización de la feria taurina sería asumida definitivamente por el Ayuntamiento.

“Desde la Alcaldía se ha hecho todo lo posible y consideramos que esta es la medida idónea a adoptar para que Valdemorillo tenga garantizada una feria con el rigor y la seriedad que le corresponde, y el pueblo vea mejor atendida la gestión de esta plaza”, subrayaba Gema González.  En este sentido, y dadas las fechas, ya que los festejos han de lidiarse dentro de escasas semanas, la alcaldesa insiste en “seguir escrupulosamente los trámites oportunos, trabajando contrarreloj para conseguir celebrar la esperada Feria de San Blas los días 4, 9 y 10 de febrero”.   

Imagen de la votación en el pleno celebrado este jueves en Valdemorillo