Varios eurodiputados denuncian en San Lorenzo de El Escorial la “situación de impunidad y apología del franquismo”

memoria03

Tras llegar a Madrid el jueves, un grupo de eurodiputados visitó este viernes el Valle de los Caídos con la intención de “dar a conocer internacionalmente la situación de impunidad en el Estado español” con los crímenes del franquismo. Antes, fueron recibidos en el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, en un acto organizado por Sí Se Puede y En Común. También acudieron representantes de Alpedrete Puede (con el alcalde, Carlos García-Gelabert, a la cabeza), Moralzarzal en Común, Cambiemos Villalba, Cambiemos Galapagar, BCM En Común (El Boalo) y Sí Se Puede Guadarrama, entre otros, así como miembros del Foro Social de la Sierra, entre ellos Adolfo Rodríguez o el investigador Santiago Grande Aguilera, y familiares de dos alcaldes republicanos que fueron represaliados, Vicente González García Carrizo (San Lorenzo, a quien recientemente se concedió la medalla del Real Sitio a título póstumo) y Dionisio Fernández-Salinero Ferro (El Escorial).

Tettamanti destacó en su intervención que el objetivo de esta iniciativa era “apoyar a colectivos comprometidos con la memoria histórica”, mientras que después Paula Lucena (Moralzarzal en Común) señaló que se trata de “una lucha complicada, pero aun así estamos consiguiendo pequeños pasos”, como el reconocimiento en Collado Villalba al alcalde republicano Alejandro Alonso Pena o el cambio de nombre de varias calles en Guadarrama, aunque en este punto señaló que el acuerdo adoptado en el Pleno aún no se ha cumplido, instando al Ayuntamiento a que se lleve a efecto.

memoria02

Recordó también que en la fosa común del cementerio parroquial de San Lorenzo -donde más tarde hizo una parada esta visita- se encuentran los restos de unas 100 personas y que después llegaría “la locura del dictador en Cuelgamuros, donde 12.000 cuerpos permanecen enterrados y custodiados por los monjes”. “Es un altar dedicado al franquismo”, señaló, para acabar afirmando que “hablar de fascismo y memoria histórica sigue siendo un tema tabú en España”.

A continuación llegó el turno de Miguel Ángel Capapé, presidente de la Asociación para la Recuperación e Investigación contra el Olvido (ARICO), quien indicó que “pronto se van a cumplir dos años desde que hay sentencia firme sobre la exhumación de los restos de los hermanos Ramiro Lapeña; primero tropezamos con Patrimonio Nacional y ahora con la Iglesia, que está poniendo todos los impedimentos posibles”. También acusó al Gobierno de Mariano Rajoy de “reírse de la Ley de Memoria Histórica”. “Si no quiere cumplirla, que la derogue”, concluyó.

El acto en el Ayuntamiento concluyó con el relato de Concha Fernández-Salinero, hija del alcalde de El Escorial, fusilado el 15 de septiembre de 1939, el mismo día en que fueron ejecutados otros dos regidores de la Sierra, Mariano Cuadrado (Torrelodones) y Santiago Andrés (Los Molinos).

memoria01
Concha Fernández-Salinero, mostrando una foto de su padre, Dionisio Fernández-Salinero, alcalde republicano de El Escorial que fue ejecutado tras la Guerra Civil / Fotografías: R. Herrero

“Mi padre estaba en Valencia cuando se acabó la Guerra Civil y entonces regresó a El Escorial. Decía que no le iba a pasar nada, que no había hecho nada malo. Fue al Ayuntamiento y dijo en casa que todo estaba bien, que se iba a echar la siesta. A las seis vinieron a por él, sin poder darle un beso, y le metieron en la cárcel”, recordó Concha. Durante unas semanas, le visitaron semanalmente, hasta que “un día nos dicen que no podíamos hablar con él”. “Le habían pegado una paliza tremenda”, añadía. Tras un juicio sumarísimo fue definitivamente condenado a pena de muerte, prosiguió esta escurialense de 91 años, la segunda de ocho hermanos: “Una mañana fueron mis tías, yo sabía que algo había pasado, y ya le habían matado. A mi padre no le olvidaré en la vida”. Con su testimonio se cerró la recepción en el Consistorio de San Lorenzo, municipio que durante la Guerra Civil permaneció leal al Gobierno republicano, cambiando su nombre por el de El Escorial de la Sierra.

visitaeuro

En la visita impulsada por el grupo de Memoria Histórica del Parlamento Europeo y Podemos participaron los eurodiputados españoles José Couso (IU), Ana Miranda (BNG), Izaskun Bilbao (PNV) y Miguel Urbán (Podemos), así como los extranjeros Martin Schirdewan (Die Linke, Alemania), Stelios Kouloglou (Syriza, Grecia), Ana Gomes (PS-S&D, Portugal) y Antonio Marinho e Pinto (Partido Democrático Republicano-ALDE, Portugal).

Tras terminar el acto en el Ayuntamiento se dirigieron al Valle de los Caídos, reclamando de nuevo que se adopte la denominación de “Valle de Cuelgamuros”, y al cementerio parroquial de San Lorenzo. Durante la visita a la Basílica, donde se estaba celebrando una misa -con la asistencia de unas 200 personas-, se vivieron ciertos momentos de tensión e incluso el eurodiputado de Podemos Miguel Urbán aseguró haber sido amenazado directamente “con gestos de ‘te vamos a cortar el cuello’”. De hecho, allí se encontraba el delegado de Patrimonio Nacional en San Lorenzo de El Escorial, Manuel Terrón, quien aconsejó a Urbán interponer una denuncia en la Guardia Civil.

Por su parte, la comunidad benedictina hacía público luego un comunicado con el que salía al paso de un mensaje difundido a través de whatsapp en el que se indicaba que el prior animaba a los fieles a acudir a misa de 11:00 “para que los podemitas vean que es un lugar de culto y oración”. “Dicha afirmación es rotundamente falsa, siendo ajeno a esta comunidad el que terceras personas utilicen o se arroguen indebidamente la condición de voceros del prior”, señalaban.

memoria04