Rubén Gracia espera culminar en Cuenca la gran remontada que le lleve a su cuarto Campeonato de España de Rallys Todo Terreno

rubgracia01

El más difícil todavía separa a Rubén Gracia de la consecución de su cuarto título consecutivo de campeón de España de Rallys Todo Terreno (CERT), algo que sería inédito en el automovilismo nacional, y que depende de culminar del 10 al 12 de noviembre en el Rally TT de Cuenca – Tierra de Dinosaurios la gran remontada emprendida en las tres últimas carreras, todas ellas saldadas con victoria del piloto de Guadarrama.

Gracia, con su copiloto gallego, Diego Vallejo, y a los mandos de su Ford Ranger, se ha impuesto de seguido en la Baja Dehesa de Extremadura, la Baja Aragón y el Rally de Guadalajara, para situarse tercero del certamen, a sólo 18 puntos del primer puesto, que comparten el madrileño de Ssangyong, Óscar Fuertes, y el valenciano de Toyota, Antonio Fortuny, con el que ya se jugó el título el año pasado en el mismo escenario.

En relación a Fuertes, líder durante casi todo el Campeonato, el recorte es de 204 puntos, pero Gracia necesita todavía más en una última cita del calendario que pondrá a prueba los nervios de los pilotos implicados en la lucha, incluido Gerard Subirats (Mitsubishi), cuarto en discordia con remotas opciones matemáticas al título.

Tranquilidad en piloto y equipo

A sus 35 años, y con la enorme experiencia acumulada como tricampeón, Rubén Gracia quizá sea el que afronte la batalla final con más serenidad entre los pilotos implicados. Su mánager en el equipo GPR Sport, Manu Rodríguez, señala que “está preparándolo de forma muy tranquila. Es consciente de nuestras posibilidades y de que en junio estábamos a más de 200 puntos en la clasificación. Después de encadenar tres magníficos resultados hemos llegado a la última cita para jugarnos el Campeonato, como en las dos últimas ediciones, y esa experiencia, más los tres títulos conseguidos, nos da esa tranquilidad para afrontarlo”. Tal y como está la clasificación, con Rubén Gracia a 18 puntos del liderato, el mánager asegura que “la estrategia será clara: forzaremos la máquina desde el minuto 1 para meter presión, porque nos favorece además la pelea entre Fuertes y Fortuny”.

La situación del Campeonato recuerda mucho a la que se produjo el año pasado, en cuanto a que la cita de Cuenca lo decide todo. Es cierto que Rubén Gracia llegaba entonces como apurado líder, presionado por Antonio Fortuny y Joan Lascorz, pero la normativa de puntuación que obligaba a descartar el peor resultado realizado en el Campeonato también obligaba al de Guadarrama a ganar. Esta vez, cuentan todos los resultados, y ahí es donde el piloto serrano lamenta el accidentado arranque de competición, en el que tuvo que abandonar el Rally Mar de Olivos de Jaén al recibir el impacto de una piedra lanzada por un espectador a su vehículo, un hecho en su día denunciado y que lo tuvo al borde del abandono, primero por el tremendo golpe moral y segundo porque el liderato se le iba a 220 puntos. Fue ahí donde Rubén Gracia y Diego Vallejo iniciaron la remontada, sacándole todo el jugo a su nuevo Ford Ranger, un coche que, según Manu Rodríguez, ha logrado recortar sensiblemente las diferencias mecánicas respecto al Toyota Hilux de Antonio Fortuny, que desarrolla el potente equipo Overdrive.

rub02

“La Ranger está bastante próxima mecánicamente a la Hilux, con ciertos matices. Hemos hecho grandes progresos de desarrollo y fiabilidad de sus componentes, a lo largo de 2017”, comenta el mánager, sólo un año después de asegurar que entre el Toyota de Fortuny y el Mitsubishi L-200 con el que compitió Gracia en 2016 existían casi 150 caballos de diferencia, un mundo en el automovilismo de competición que GPR Sport supo contrarrestar a base de fiabilidad –el de Guadarrama acaba más del 90% de las carreras que disputa, cuando la media del resto apenas supera el 60%-, su propio pilotaje y las dotes para la navegación de su copiloto, el lucense Diego Vallejo. Ésas volverán a ser las armas para asaltar el Campeonato de España en Cuenca, donde aparte de Fortuny, habrá que remontar a Óscar Fuertes, un piloto que prepara su debut en el Rally Dakar, tras ganarse una plaza en la Baja Aragón, y que ya sabe lo que es ganar un Campeonato de España de Tierra en 2011.

Los cálculos del equipo de Gracia

Las opciones que maneja el equipo de Rubén Gracia para alzarse con el cuarto entorchado nacional pasan porque se repita, al menos en parte, la situación del Rally de Guadalajara, cuando pilotos como Luis Recuenco o José Antonio Hinojo entraron de lleno en la pelea y dejaron sin podio a sus más directos rivales. Recuenco correrá en su tierra conquense, y el almeriense Hinojo ya ha mostrado su rapidez este año a bordo de un prototipo de Hibor.

Los cálculos, en primer lugar, pasan porque Gracia gane en Cuenca y Fuertes o Fortuny sean como mucho terceros; la segunda plaza del guadarrameño obligaría a que sus rivales no entraran en el podio; y si Gracia es tercero, sus dos competidores no podrían superar la sexta plaza, aunque en ese caso, el cuarto, Gerard Subirats, no podría pasar del segundo puesto. Si Fuertes y Fortuny abandonan, a Gracia le valdría con ser 18º, siempre que Subirats no supere la novena posición. Las cábalas están hechas partiendo de la base de que el empate a puntos favorece a Gracia, por su mayor número de victorias parciales.

620 kilómetros cronometrados

El Campeonato de España se va a decidir por tramos del noreste de la provincia de Cuenca, gran parte de ellos inéditos hasta ahora, y que suman una cronometrada total de 620 kilómetros en los tres días de competición. El Rally comenzará el viernes 10 de noviembre en las inmediaciones del Museo Paleontológico de Cuenca, con una Súper Especial de 5,7 kilómetros. El sábado 11 se disputarán dos tramos de 205 kilómetros cada uno, y el domingo 12, un tercero de la misma distancia. El año pasado, Rubén Gracia remontó una desventaja de cuatro minutos en el segundo sector del domingo para superar a sus rivales y acabar el Rally de Cuenca segundo, tras un Nani Roma que acudió a la cita a probar su coche de cara al Rally Dakar.

El guadarrameño aplaza su regreso al Dakar para competir con garantías

Rubén Gracia no estará finalmente en el Rally Dakar 2018, según confirmó esta semana su mánager en GPR Sport, Manu Rodríguez, que insistió en que la idea del equipo es regresar a la gran cita sudamericana para pelear por un top 10 o un top 20 absoluto. “Ir con esas pretensiones incrementa el presupuesto, y hablamos de cantidades muy importantes a emplear en sólo 14 días de competición. Por eso debemos tener muy clara la fiabilidad y el rendimiento, para asegurar posiciones que hagan rentable nuestra visibilidad”. El proyecto de regresar al Dakar, tras la positiva experiencia de 2016, es a “medio plazo, porque es una opción interesantísima, aunque sólo apto para profesionales avalados por marcas”, concluyó Rodríguez, quien además recordó las dificultades que tiene compaginar el Dakar con la lucha por el Campeonato de España TT, que este año vuelve a dejar un estrecho margen de tiempo entre su conclusión, el domingo 12 de noviembre, y el embarque de toda la logística para la gran carrera sudamericana, previsto para el día 20 en el puerto francés de Le Havre.

Jaime Fresno