La Ruta del Garbanzo Madrileño llega este fin de semana a Valdemorillo con la participación de 14 restaurantes

ruta garbanzo madrileño

Poniendo en bandeja un ingrediente de la tierra para paladear desde el tradicional cocido a otras recetas en las que la preciada legumbre también resulta clave, la II Ruta del Garbanzo Madrileño está a punto de hacer escala en Valdemorillo. Por ello, desde el Ayuntamiento, a través de su edil de Promoción Económica, Rosalía Díez, se confirma que son hasta 14 los restaurantes preparados ya para poner a disposición de esta iniciativa sus fogones, participando de la idea y haciendo posible con ello el que se considera un maridaje perfecto para “aunar la apuesta turística con la gastronómica”. Y es que esta villa vuelve a dar muestra de su clara implicación con los objetivos y retos que guían a La Garbancera Madrileña, asociación de la que es miembro, acogiendo del 15 al 17 de noviembre la correspondiente escala, de forma que los comensales que se decanten por descubrir las bondades del garbanzo madrileño, servido siempre con los vinos de Madrid, tienen por delante todo este tercer fin de semana del mes para degustar al máximo la idea y, de paso, entrar en el sorteo de los diferentes premios, siendo el primero la entrega en garbanzos del equivalente al peso del afortunado ganador o ganadora.

Un cesta con surtido de productos de la Huerta La Floresta y la estancia de una noche para dos personas en un alojamiento rural completan la relación de premios que sortearán el próximo febrero, una vez completadas todas las ‘paradas’ de la ruta entre todos aquellos que rellenen su papeleta, pudiendo participar con tantas como como comidas se decida realizar en los establecimientos que forman ‘recorrido’, y que en el caso de Valdemorillo en esta segunda edición son: La Espiga, La Torre, Cervecería Anca Nino, La Bodega, La Casa de Manolo Franco, La Plazita, El Asturcón, Casa Martiña, Mesón Alhambra, Terraza Vanessa, Café Caronte, Típico Gastro Bar, La Casa de Tócame Roque y El Frontón.

Un garbanzo de textura mantecosa

Peculiar por ser un garbanzo que aumenta más del doble su tamaño tras la cocción, que no pierde su piel en el proceso y que presenta una untuosidad mantecosa y blanquecina en su interior, el ‘protagonista’ de esta esperada Ruta, que se prolongará hasta el 26 de enero, sucediéndose cada fin de semana en dos de las localidades pertenecientes a La Garbancera Madrileña, le pone especial sabor a esta zona de la región, donde precisamente se cuenta con el mejor terreno donde cultivarlo. En este sentido, cabe recordar que junto a Valdemorillo, el mapa de esta Ruta incluye escalas en Brunete, Navalcarnero, Sevilla la Nueva, Villaviciosa de Odón, Boadilla del Monte, Villanueva de Perales, Villamantilla, Villamanta, Quijorna, Villanueva de la Cañada, Villanueva del Pardillo, Navalagamella y Colmenar del Arroyo, así como en algunos locales de la capital.

Cuenta atrás, por tanto, ya en marcha para apuntar en la agenda como “imprescindible” el participar en esta Ruta y reservar mesa, asegurándose así, como recalca la concejala del área, “aprovechar como se merece esta magnífica ocasión para descubrir la variedad que brinda nuestra oferta hostelera y comercial y, en definitiva, para disfrutar de Valdemorillo también a través del gusto y, por supuesto, de ese paseo por sus lugares más emblemáticos”.