La situación en las urbanizaciones de Valdemorillo centra una reunión extraordinaria de la Junta Local de Seguridad

Decidido a dar respuesta a las peticiones que se venían registrando por parte de residentes en núcleos residenciales, como Mojadillas y Parque Infantas, el Ayuntamiento de Valdemorillo ha querido poner sobre la mesa, sin más demora, la necesidad de garantizar los mayores niveles de seguridad en las urbanizaciones del municipio. De hecho, el pasado jueves se celebró una reunión extraordinaria de la Junta Local de Seguridad para abordar esta cuestión.

Como resultado de este encuentro, que contó con presencia de representantes de la Delegación del Gobierno de Madrid, de las fuerzas del orden destacadas en la localidad y del alcalde, Santiago Villena, así como de la primer teniente de alcalde, Eva Ruiz, y de los concejales delegados de Urbanizaciones, Rosalía Díez, y Seguridad, Miguel Partida, un compromiso claro. Porque desde la fecha queda acordada una mayor coordinación entre Policía Local y Guardia Civil, de modo que su estrecha colaboración permita un aprovechamiento aún más  completo de los recursos humanos y materiales disponibles en la zona.

El gran número de núcleos residenciales que se distribuyen por este amplio término municipal, donde llegan a contabilizarse hasta 16 grandes urbanizaciones, constituye precisamente una de las peculiaridades la de esta población, razón por la cual resultará de la máxima utilidad el desarrollo de una labor perfectamente coordinada entre agentes de la Policía Local y los efectivos de la Benemérita. Pero, además, en esta reunión se ha puesto de relevancia la necesidad de contar también con una mayor implicación de los valdemorillenses, de modo que, siguiendo unas recomendaciones básicas y esenciales que deben tener siempre muy presentes, logren que sus domicilios no resulten fácilmente vulnerables ante posibles intentos de robo.

Recomendaciones

De ahí que ambas concejalías trabajen desde ya en el desarrollo de nuevas medidas, como acciones informativas que hagan llegar a toda la población los consejos que se han de seguir, tanto dotando de dispositivos seguros a las viviendas, con la instalación de sistemas de alarmas, puertas blindadas, rejas y otros elemento similares, como actuando correctamente en caso de observarse indicios que apunten a la entrada y/o presencia de extraños. En este sentido, se debe recordar especialmente que, en caso de observar la puerta del domicilio abierta o una ventana rota, no se debe entrar en ningún caso, y por el contrario, sí ha de llamarse inmediatamente a la Policía, procurando no tocar nada del interior para evitar destruir pruebas.

Igualmente, el Ayuntamiento ha hecho las siguientes recomendaciones:

  • No dejar objetos de valor ni dinero, y si no hay más remedio, mantenerlos en lugar seguro.
  • Instalar un reloj programable que encienda y apague la luz, la radio o televisión, en diferentes horarios, simulando la estancia en domicilio.
  • No comentar la ausencia del domicilio, ni dejar señales visibles de que la vivienda está desocupada, no dejando bajadas totalmente las persianas.
  • Iluminar la entrada, el porche y los patios delanteros y traseros
  • Hacer una relación detallada de los objetos de valor, joyas, aparatos audiovisuales, ordenadores, etc., con sus números de serie o inscripciones, para dificultar su posterior venta y facilitar su identificación y devolución, en caso de ser recuperados.

También se advierte de la importancia de denunciar todo hecho sospechoso detectado, así como evitar los riesgos que entraña también el dejar pasar a desconocidos al interior de la casa, exigiendo siempre su identificación si dicen acudir en nombre de compañías suministradoras u otros servicios.