Carreteras cierra el acceso directo que permitía incorporarse a la M-600 desde la M-853, en Valdemorillo

Por motivos de seguridad vial, el próximo martes, 25 de febrero se procederá al cierre del acceso directo que hasta la fecha viene permitiendo el giro hacia la izquierda de los vehículos que transitan por la carretera M-853 para su incorporación a la M-600 en sentido Madrid.

La medida ha sido adoptada por la Dirección General de Carreteras y comunicada formalmente al Ayuntamiento de Valdemorillo, indicando que la correspondiente maniobra de cambio de sentido podrá efectuare a partir de ahora en la intersección de la comarcal M-600 con la urbanización Puentelasierra, a la altura del punto kilométrico 23,800, situado a 638 metros del cruce que dejará así definitivamente de estar operativo en la dirección indicada.

Priorizar la seguridad

Por parte de la Concejalía de Seguridad y Movilidad, de la que es responsable Miguel Partida, se valora positivamente la decisión adoptada desde la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, “por cuanto resultaba evidente la peligrosidad de efectuar el giro a izquierdas, dándose prioridad a la seguridad de los usuarios”. No obstante, se está trabajando intensamente desde el Ayuntamiento para que esta solución sea transitoria y se pueda ofrecer una respuesta definitiva para garantizar una mayor fluidez del tráfico en esa zona, particularmente los días laborables a primeras horas de la mañana, en atención especialmente al gran número de usuarios residentes en la zona que utilizan esta vía en sus desplazamientos diarios.

En este sentido, desde el Ayuntamiento se han propuesto diferentes alternativas que están estudiando en la Consejería de Transportes para dar solución a los conductores que utilizan la M-600, “siendo esta una de las prioridades el Consistorio”.