Evitar los vertidos de basura en la vía pública, propósito de año nuevo en Valdemorillo

Bolsas repletas de desperdicios al pie de los contenedores, incluso amontonadas por encima, con el correspondiente riesgo que entraña para la salud el verter su contenido en la vía pública. Basuras de toda clase, desde restos orgánicos a plásticos o cartones, que si bien se llevan hasta los puntos de recogida, incomprensiblemente no terminan depositándose correctamente en el interior de cada tipo de contenedor.

Esta es la situación que se viene repitiendo con excesiva frecuencia en varias zonas del centro urbano de Valdemorillo, y a la que conviene poner fin. Por eso, “y planteándolo incluso como un auténtico buen propósito para el nuevo año, muy fácil de lograr con la colaboración de nuestros vecinos”, el concejal de Limpieza y Medio Ambiente, Carlos Isidro López, no quiere dejar pasar más días en el nuevo calendario sin hacer este llamamiento a la implicación del usuario, de modo que utilice los recursos que están a su disposición y contribuya con un uso adecuado de los mismos “a hacer posible no sólo unas calles más limpias, alejadas de esa estampa que realmente daña la imagen de nuestro pueblo, sino también, a facilitar la efectividad que esperamos de nuestros operarios, que ante conductas incívicas como las apuntadas se ven obligados a trabajar el doble, lo que nos hacer perder tiempo y esa eficacia en un servicio cuyo  personal se muestra dispuesto a garantizar”.

Empezar el año dando ejemplo

En este sentido, el Concejal no duda en recordar los esfuerzos que se están haciendo por parte del equipo de Gobierno “al abordar como una verdadera prioridad el asegurar a todos, tanto a los habitantes de esta villa como a nuestros visitantes, un Valdemorillo confortable, agradable de pasear y descubrir. Por ello, actitudes tan sin sentido como dejar los residuos, sean del tipo que sean, fuera de los contenedores, que no permiten, además, avanzar en una materia tan sensible e importante como el reciclaje, “solo provocan perjuicio y entorpecen la diaria labor que nuestro personal se esfuerza por realizar, ya que se le hacen malgastar parte de su jornada, restando con ello la posibilidad de dar un mejor aprovechamiento de nuestros recursos, tanto materiales como humanos”.

Para acabar de una vez con la escena que se viene observando en lugares como el entorno de la calle La Nava u otros puntos de la principal arteria urbana al paso por el casco, desde la citada Concejalía se confía que “optemos por comenzar el año dando ejemplo y actuando con responsabilidad a la hora de depositar toda clase de residuos. Seamos respetuosos con nuestro entorno y eliminemos cualquier foco de suciedad; es sencillo y, sobre todo es importante, porque así obramos en favor de todos”.