Una promoción excepcional: la graduación más especial de los alumnos de 6º del colegio Juan Falcó de Valdemorillo

Esta vez no estaban en el colegio, pero todos lo sentían especialmente cerca. Y aunque la toma de temperatura, la obligada distancia de seguridad y las mascarillas marcaron parte del desarrollo de un acto tan esperado, la graduación se hizo realidad y el centenar de alumnos del Juan Falcó que forman esta “singular”  y para siempre recordada promoción 2020 pudo al fin recibir sus merecidas bandas, orlas y diplomas, viviendo la experiencia en un escenario sin precedente, la plaza de toros de Valdemorillo.

Más allá de la anécdota, como precisó el propio alcalde, Santiago Villena, esta celebración fue, al igual que el curso que queda atrás, un ejercicio de auténtica superación, “la demostración que el Ayuntamiento siempre está dispuesto a colaborar y, como era el caso, responder a las necesidades del momento, facilitando estas instalaciones”. De hecho, hubo un agradecimiento especial por parte de todos los asistentes a la concejala de Educación y Cultura, Eva Ruiz, ya que gracias a su empeño, esfuerzo, y a la estrecha colaboración mantenida con el equipo directivo, decididos a que los graduados disfrutaran de su día, finalmente resultó posible una tarde tan llena de intensos instantes y emociones como la del pasado lunes 29 de junio, cuando los tutores de los cuatro sextos fueron imponiendo las becas verdes a unos estudiantes que, literalmente, salieron por la ‘puerta grande’ rumbo a la nueva etapa que ahora se abre en su formación, una vez que, como subrayó el regidor, “el primer gran paso ya está dado”.

Y es que en sus intervenciones todos, comenzando por el director, José Ignacio Hidalga, y siguiendo por los representantes de las familias y profesores, reconocieron expresamente el modo en el que estos chicos y chicas han afrontado las duras circunstancias de los últimos meses, con el confinamiento que les apartó de aulas y compañeros, y han sabido dar, como recalcó también el primer edil, “una lección ejemplar, presentándose como nuestros pequeños grandes héroes, para mantener sus estudios, manejándose con las nuevas tecnologías, logrando que ninguno se quedara por el camino”. Una realidad para la que resultó igualmente esencial el papel, siempre decisivo, tanto a nivel humano como profesional, de los maestros, y, en esta ocasión además, la labor de los padres y madres, “a quienes también se debe el haber podido llegar hasta aquí”.

Una promoción excepcional

Así, con una buena dosis continua de constancia y trabajo, y la formidable implicación de toda la comunidad escolar, “podemos contar hoy con una promoción como esta de 2020, excepcional por muchos motivos”, una promoción a la que se deseó la mejor de las suertes, recordando a los adolescentes que la integran la importancia de “volar alto” para seguir haciendo suyos nuevos retos y desafíos. En total cien estudiantes que encaran su futuro tras un curso tan especialmente duro y difícil, pero en el que no ha faltado la voluntad de todos y esas notas que le ponen nombre, unas calificaciones que cuatro de los graduados, Malena, Luna, Daniela y Rubén han completado con pleno de sobresalientes, recogiendo así su aplaudida Mención Honorífica. Y, además, ovación cerrada para un ilusionado Guille, alumno de Educación Especial que también promocionó, haciendo de su simpatía y emoción el símbolo de lo que auténticamente representa esta graduación, un impulso para continuar superándose, y poniendo el broche feliz a una tarde fundamental en la andadura vital de los chicos y chicas que son el futuro de Valdemorillo.