Santiago Villena, alcalde de Valdemorillo: “Soy consciente de las dificultades, pero el pacto de gobierno se está desarrollando bien”

Santiago Villena Acedos
El alcalde de Valdemorillo, Santiago Villena Acedos, en un momento de la entrevista / Fotografía: Rafa Herrero

El alcalde de Valdemorillo, Santiago Villena Acedos, hace balance para Aquí en la Sierra de sus primeros días al frente del gobierno de coalición (PP-Ciudadanos), que recientemente consiguió sacar adelante los presupuestos para este ejercicio (estaban prorrogados desde 2017) gracias a la abstención de PSOE y Podemos-Equo. Los problemas en la piscina cubierta del polideportivo Eras Cerradas, los proyectos para el futuro más inmediato, las urbanizaciones, la necesidad de mejorar los accesos desde la M-600 o la intención de dar un impulso a la feria taurina son algunos de los temas que el regidor repasa en esta entrevista.

¿Cómo valora la aprobación de los presupuestos para este año, algo que fue posible gracias a la abstención de PSOE y Podemos?

Lo valoramos muy positivamente. Éramos conscientes de que el presupuesto de 2019 es un instrumento de gestión transitorio. Nos encontramos con la paradoja de que en un Ayuntamiento que desde el punto de vista financiero está bien, porque cumple con los parámetros que exige el Ministerio de Hacienda en cuanto a déficit y deuda pública, el presupuesto, llevaba prorrogado desde 2017. Y a 30 de junio de este año, con muchas partidas presupuestarias ya gastadas. Éste es un proyecto de presupuestos que nos permita acabar el ejercicio a 31 de diciembre, pero gran parte de lo importante, de los capítulos 1 y 2, ya estaba gastado. Si no llevamos este proyecto tendríamos que haber hecho otra serie de modificaciones presupuestarias de aquí a final de año, y preferimos presentar el presupuesto completo. Trabajamos en la posibilidad de negociarlo y sacarlo adelante, y esto es lo que hemos conseguido. Hemos hablado con la práctica totalidad de grupos municipales, se lo explicamos; algunos lo entendieron y otros no. Luego tenemos el hándicap derivado de no haber podido articular todavía una mayoría absoluta que conforme el equipo de Gobierno. PSOE y Podemos hecho un ejercicio de responsabilidad con esta abstención que nos va a permitir acabar este ejercicio. Se da cobertura a lo que ya estaba gastado y también a determinados otros gastos perentorios para ciertos servicios. A lo que no renunciamos es que nosotros ya estamos trabajando en los presupuestos para 2020, que sí reflejarán la idea que tenemos y el proyecto político con el que nos presentamos a las elecciones, así recogido en el Pacto de Gobierno con Ciudadanos.

pleno Valdemorillo
Imagen de la votación de los presupuestos en el pleno

Resulta sorprendente que la abstención que finalmente ha facilitado esta aprobación haya venido de dos formaciones situadas a la izquierda en el espectro político y no de otras a priori más afines desde el punto de vista ideológico…

Sí. Hay una situación política no tanto a nivel local, sino más general, que es que Ciudadanos tiene un planteamiento respecto a cuál es el papel que debería jugar Vox en los gobiernos locales y también en los autonómicos. En ese contexto, y viendo el resto de grupos políticos con los que podíamos llegar a algún tipo de acuerdo, la otra opción, después de haber hablado con la práctica totalidad de ellos y explicarles por qué presentamos en septiembre un proyecto de presupuestos para este mismo año, algo que resulta un poco chocante, algunos se han convencido y otros no. PSOE y Podemos lo han entendido de esa manera, algo que les agradecemos. Han asumido su responsabilidad y también son conscientes de que mi compromiso es que se presente un proyecto de presupuestos 2020 y tengan la oportunidad de plantear determinadas cuestiones. Y así esperamos seguir avanzando.

De cara a esos presupuestos para el próximo año y la necesidad de buscar apoyos para su aprobación, ¿las conversaciones van a ser prioritarias con estos partidos?

No, no tenemos ningún escenario ni prioridades políticas. Vamos a hablar con todos, como hemos hecho con el presupuesto para 2019. La realidad es que Vox quiere participar activamente del gobierno, pero nosotros de momento no hemos podido darles el encaje que ellos quieren en el Ejecutivo.

Sí hubo un guiño, cediendo desde Alcaldía la presidencia de una de las comisiones, pero la entrada efectiva en el gobierno no se ha producido…

Sí, es así. Hemos hablado, hemos empleado muchas horas de conversación con ellos, hemos estado ante la posibilidad, cierta, de llegar a algún tipo de acuerdo, pero luego tenemos esa otra parte, porque somos un gobierno de coalición, que, hasta la fecha, no hemos coincidido en la forma de encajarlo. Esa es la realidad. Pero insisto que hablaremos con todos. PSOE y Podemos ahora han hecho posible que se apruebe este presupuesto con su abstención, pero no tendrán prioridad respecto al resto de grupos. Se trata de articular una mayoría, que se presenten unas cuentas buenas para Valdemorillo y que convenzamos al resto de grupos que es lo mejor para la localidad. Si no tenemos presupuesto es muy difícil hacer política, que es para lo que estamos aquí, para mejorar la vida de nuestros vecinos. 

Gobierno Valdemorillo
Los siete concejales, cuatro del PP y tres de Ciudadanos, que conforman el equipo de Gobierno de Valdemorillo

Es paradójico que entre los votos en contra estén los de los grupos de las dos anteriores alcaldesas…

Sí, y así se lo hice ver. Si hubiesen hecho un ejercicio de responsabilidad, quizá hubiesen entendido mucho mejor qué significaba el presupuesto para 2019. Gran parte de las aplicaciones presupuestarias que estaban ya consumidas en junio han sido obra del anterior equipo de Gobierno. Se lo expliqué en el pleno, pero tienen otra motivación política en este momento.

En cuanto al presupuesto para 2020, ¿cuáles serán sus líneas fundamentales?

En el presupuesto para 2019 no hay nada de este gobierno que se refiera a materia de ingresos. Queremos seguir ahondando un poco en una política fiscal justa y equitativa, y en ese sentido estaríamos en disposición de dar cobertura a alguna bajada de impuestos, particularmente en el ICIO y en las tasas de licencias urbanísticas, y eliminar alguna otra tasa de apertura de establecimientos comerciales. Y por el lado de los gastos es importante dar cobertura a proyectos de inversión. En este 2019 hemos dejado aquellos que se habían incluido de las inversiones financieramente sostenibles. Pero además tenemos otros proyectos de inversión para el año que viene. Hay muchas cosas que hacer. Por ejemplo, tenemos un proyecto importante para la mejora y renovación integral de la red de alumbrado público tanto del casco urbano como de las urbanizaciones.

Urbanizaciones y la M-600

En el caso de las urbanizaciones, y teniendo en cuenta el peso tan importante que tienen en Valdemorillo, ¿cómo se va a afrontar su problemática? 

Es un tema importante y recurrente. Somos conscientes de que en la práctica representan la mitad de la población de nuestro término municipal, y tenemos la determinación de llevar adelante la recepción. Ya no nos cuestionamos si recepción sí o no; al final esto depende de la voluntad política, y también de la oportunidad. Queremos hacerlo con determinación, pero sin precipitarnos; queremos dar los pasos que nos vayan encaminando hacia ese objetivo que es la recepción última de todas las urbanizaciones. La casuística es muy diversa, con algún problema común, pero cada una con sus particularidades. No se puede abordar de la misma manera el caso de La Pizarrera o de Mojadillas que el de Cerro Alarcón, porque tienen una configuración completamente distinta. Ese problema común que tienen todas, y que se refiere a la renovación de la red de suministro de agua potable, es una cuestión fundamental. En el momento en que tengamos esto encauzado con el Canal de Isabel II y hayamos solucionado el tema del alumbrado público, habrá urbanizaciones que por su propia idiosincrasia, estarán en condiciones de que el Ayuntamiento pueda recepcionarlas en el medio plazo.

santiago villena acedos
El regidor valdemorillense, tras tomar posesión del cargo el pasado 13 de junio

En cuanto a los accesos desde la carretera M-600, ¿se han iniciado ya conversaciones con la Comunidad de Madrid?

Lo hemos trasladado ya. Nos ha retrasado la propia configuración del gobierno de la Comunidad de Madrid, pero ya tenemos previsto celebrar reuniones, particularmente con el consejero de Transportes e Infraestructuras, para hablar de la M-600 de forma integral a su paso por el término municipal de Valdemorillo. Los accesos a las urbanizaciones datan de hace 40 ó 50 años, en una carretera que tiene un tráfico enorme. La propia configuración de las urbanizaciones es distinta, porque antes teníamos un asentamiento poblacional de fin de semana y ahora es primera residencia en muchos casos. Ya tenemos la contestación de que en breve nos va a recibir y le vamos a hablar de todos esos problemas. De la incorporación del casco urbano a la carretera y también de algún punto negro que existe; vamos a ir con propuestas concretas para mejorar este tema de los accesos.

Más allá de estas cuestiones concretas, ¿cuál es su balance de estos 100 primeros días de gobierno?

Estoy razonablemente satisfecho. Soy consciente de la dificultad de estar en un gobierno de coalición, pero el pacto se está desarrollando bien. Hay entendimiento, y realmente lo que hemos hecho estos tres meses es intentar poner todo en orden para que, ahora sí, con el instrumento de gestión que es el presupuesto, la gente empiece a ver cosas concretas. Asfaltado de calles, alumbrado público, compra de contenedores y gestión de residuos, etc.

¿Se han encontrado con ciertas sorpresas desagradables, como en el caso de la piscina cubierta?

Estábamos avisados y conocíamos algunas cosas, aunque no el detalle de muchas de ellas, pero sí es verdad que en determinados servicios nos hemos encontrado un deterioro importante, como en el servicio de limpieza o en el polideportivo de las Eras Cerradas. Hay una parte que necesita una inversión importante que no se ha hecho, porque no se ha realizado el mantenimiento necesario durante mucho tiempo. Poner esto en marcha, con la tramitación que hay que hacer, lleva tiempo. Asumimos la responsabilidad y la crítica de los vecinos, que entendemos perfectamente, por el hecho de que una parte del polideportivo como es la zona de la piscina esté cerrada. Pero somos conscientes de que el año pasado hubo problemas sanitarios, y por encima de todo está garantizar la salubridad de la instalación y la salud de los usuarios. Cuando esté en perfectas condiciones y se hayan hecho las obras de adecuación oportunas, lo abriremos y seguro que habrá merecido la pena la espera.

Villena se muestra “razonablemente satisfecho” por la marcha del gobierno en este inicio de legislatura / Fotografía: Rafa Herrero

¿La previsión es que esa apertura pueda llegar en las primeras semanas de 2020?

No estoy en disposición ahora mismo de dar un plazo, pero vamos a trabajar intensamente en estos últimos meses del año para ponerlo en funcionamiento cuanto antes. Si puede ser en diciembre, mejor; y si no, será en enero. Pero sí garantizo que cuando se abra, la instalación estará en perfectas condiciones para el uso y disfrute de los vecinos de Valdemorillo. 

¿Considera que ha habido en este caso una cierta dejación de funciones?

No me gusta hacer leña del árbol caído. Efectivamente nos hemos encontrado en algunos servicios deterioro y falta de mantenimiento, pero precisamente porque el instrumento de gestión que es el presupuesto estaba prorrogado desde hace dos años y medio. Creo que ése ha sido su principal problema. La paradoja es que la situación financiera es buena, aunque tampoco ha sido un mérito especial del anterior equipo de Gobierno, porque en realidad lo que han hecho es cumplir con la ley de estabilidad presupuestaria. 

Impulsar la feria taurina

Aunque aún queda tiempo, ¿el equipo de Gobierno está pensando ya en las fiestas de San Blas y más concretamente en el impulso a su feria taurina?

Sí. Entre los compromisos que adquirimos cuando concurrimos a las elecciones está el de potenciar la feria. Somos conscientes de que la feria de Valdemorillo tocó fondo hace unos años y lo que queremos es impulsarla y que sea un ciclo de referencia. En las fechas en que se celebra, que es lo que nos dota de singularidad, no tenemos ningún competidor, y creo que se puede hacer una feria mucho más potente y mediática. En esa dirección vamos a trabajar. Tenemos un esquema mental de lo queremos, y vamos a ver si somos capaces de ponerlo en funcionamiento. Tenemos ofrecimientos de empresas concretas que estarían dispuestas a trabajar con nosotros ya para San Blas 2020, pero también es verdad que tenemos un problema pendiente de resolver con la concesión de la plaza, derivada de una intervención temporal que acordó el anterior equipo de Gobierno en el mes de enero. Con esos mimbres, y sabiendo que tenemos que resolver ese problema, la idea es que Valdemorillo tenga una feria relevante, porque merecemos tenerla.

El regidor aspira a que la feria de Valdemorillo recupere su importancia. En la imagen, un momento de la novillada “Desafío de encastes” que se lidió dentro de las fiestas de septiembre

¿Cuál es su idea sobre esa intervención temporal que se aprobó casi en vísperas de la celebración de las fiestas?

Mi opinión personal es que esa intervención estaba cogida con pinzas. No obstante, ése es un tema que está en el juzgado y serán ellos los que resolverán. En este momento, estamos estudiando los informes que operan aquí, porque el anterior equipo de Gobierno quería vincular esa intervención temporal a la resolución definitiva del contrato de concesión. Quedan siete años, hasta 2026, que es cuando expira la concesión. De momento hemos separado una cosa de la otra, porque somos conscientes de que el contrato de concesión está vivo y que la intervención temporal se circunscribía exclusivamente a la organización de la feria de San Blas 2019. Es un contrato complejo, en el que hay obligaciones derivadas no sólo de la explotación de la plaza. Queremos ver si podemos articular una negociación que nos permita organizar la feria sin ningún contratiempo, y desde luego antes que el año pasado.

¿El objetivo también es que la plaza pueda tener más actividad no sólo durante las fiestas, sino a lo largo de todo el año?

Se trata de que la plaza, que al final es el inmueble con más capacidad que tenemos en Valdemorillo, pueda ser utilizada para diferentes iniciativas. Tenemos en mente actividades deportivas y también la posibilidad de que se pueda celebrar algún tipo de feria agropecuaria. En esa dirección estamos trabajando.

Enrique Peñas