Carlos Hernández, ganador del RESET disputado en Valdemorillo, con Miguel Induráin como invitado de excepción

El deporte popular ha vuelto a lo grande en Valdemorillo, cumpliendo estrictamente las normas impuestas por la actual crisis sanitaria, pero sin dejar de despertar emoción y arrancar los primeros aplausos que acompañan en directo una competición. La localidad fue escenario el sábado 13 de junio  del evento que marca el retorno del crono para puntuar en la primera prueba de MTB tras meses de confinamiento.

Una prueba que contó además con la presencia de una de las grandes figuras del ciclismo español de todos los tiempos, Miguel Induráin, así como de una de las jóvenes promesas de este deporte en la región, Adriana San Román, tres veces campeona de ciclismo en pista, Medalla al Mérito Deportivo local y, sobre todo, un claro exponente del futuro que impulsa la afición por las dos ruedas. Y además, el ex futbolista Roberto Solozábal, compartiendo también esta histórica experiencia con otros destacados deportistas, como Carlos Hernández, nueve veces campeón de la Copa Madrid de Ciclocross y, a la postre, ganador de este RESET Santander en el que participaron hasta un total de 150 corredores.

Han vuelvo así a activarse, tras el forzoso ‘parón’ por el coronavirus, marcadores y clasificación, sin aglomeraciones, en un evento ajustado al formato y dinámica que ha permitido recuperar sensaciones y volver a competir, sin podios, pero con la satisfacción de rodar hacia la meta. Organizada por la empresa Last Lap, contando con el patrocinio del Banco Santander como muestra de su respaldo al valor del deporte popular, esta primera prueba del ciclismo amateur se ha disputado “en este entorno natural realmente espectacular que ofrece nuestro municipio, tan idóneo para disfrutar de la práctica deportiva al aire libre”, como destacó el concejal Miguel Partida al hacer balance de esta espectacular jornada.

Al igual que otros miembros del equipo de Gobierno, el edil siguió con interés el desarrollo de esta cronoescalada individual que vino precedida por la rueda de prensa ofrecida en el patio del Consistorio. Un encuentro en el que el alcalde, Santiago Villena, estuvo junto al pentacampeón del Tour y a Solozábal, compartiendo “este instante tan esperado, porque se trata de avanzar hacia la nueva normalidad y, sin duda, hoy en Valdemorillo se ha dado un gran paso para ello”.

Volver a rodar

Muchas han sido las imágenes que dan prueba de ello, situaciones antes tan habituales como la de firmar un autógrafo sobre el maillot, el entusiasmo de recibir las palabras de ánimo de un público que ha sabido guardar la distancia de seguridad, o ese “1, 2, 3 a rodar” con el que Induráin dio inicio a la prueba. Y además, entre las curiosidades, esa salida ‘adelantada’ del más veterano de los corredores inscritos, que a sus 70 años respetó el horario reservado a los mayores, abriendo la cronoescalada antes del mediodía, para volver a colgarse tres meses después el dorsal, con los nervios y la presión de completar el trazado de 5,5 km con final en el Polideportivo Eras Cerradas antes de las 12 horas. Pero la ocasión bien lo merecía, y Javier Sánchez ‘Pelu’, Subcampeón de Europa Master 70, disfrutó especialmente subiendo a la bici ante el mismo Induráin.

Toma de temperatura, mascarillas, distancias respetadas de forma escrupulosa estuvieron presentes en esta competición donde, por encima de todo, importaba “volver a participar y a competir”, porque todos, corredores, organizadores y público han sabido responder al objetivo y lograr que ésta haya sido “una auténtica exhibición de civismo y responsabilidad, pero también de deportividad y competitividad”.