Cartas de los lectores.- “Perros: ¿casi ciudadanos?”

Referente al artículo aparecido en el periódico de septiembre de 2021 titulado “El PSOE quiere que Torrelodones sea amigo de los animales”, me gustaría comentar lo siguiente:

Los perros están de moda, no hay ninguna duda, solo hace falta darse un paseo para ver cientos, miles de ellos, personas paseando con uno, dos, tres o incluso cuatro perros. No me parece mal, siempre y cuando esos perros estén educados y no causen molestias a los vecinos.

En muchas calles hay perros ladrando por la mañana, por la tarde e incluso por la noche. Ladridos fuertes y molestos. No puedes pasear tranquilamente porque algunos en cuanto detectan a alguien se acercan a la valla y te sobresaltan con sus ladridos. Y todo porque una parte cada vez mayor de  propietarios de perros no los educan en absoluto y los tienen asalvajados, dicen que para su seguridad. ¿No será mejor poner una alarma que avise a la central sin molestar a nadie, ya que así está regulado?

Luego está el tema de los orines y los excrementos, por las calles y sobre todo por cualquier camino cercano a ellas. Los propietarios de perros deben de pensar que en los caminos que transitamos todos pueden dejar los residuos caninos sin ningún problema.

Los perros no pagan tasas a los municipios, sin embargo generan gastos a los ayuntamientos, es decir a todos los vecinos. Le quiero apuntar una idea al portavoz socialista: los ayuntamientos podrían tener un policía local cuidando de la educación y el control de todos los perros del municipio, y por supuesto de los propietarios que no recogen los excrementos de sus perros, advirtiéndoles de la obligación que tienen de hacerlo y de sancionar a los reincidentes. Este agente podría pagarse perfectamente con un pequeño impuesto a la tenencia de perros, hasta que la educación esté implantada y no sea necesaria vigilancia alguna.

Dice el portavoz socialista, D. Rodrigo Bernal, que se instalen bebederos para mascotas en las fuentes, pero no dice nada de la obligación que tiene cualquier dueño de un perro de llevarlo sujeto con una correa corta cuando pasee por la vía pública, de diluir con agua los orines de su perro, de recoger los excrementos tanto en las calles como en los caminos aledaños al municipio, de evitar los ladridos desagradables en calles, plazas, terrazas y en su propia parcela cuando molesten a sus vecinos.

Bebederos y distintivos

Quiere proponer el portavoz socialista que se instalen bebederos en las fuentes públicas, pero no dice nada de hacer una colecta voluntaria, ni de aportar él mismo cantidad alguna.

Habla de poner un distintivo en los establecimientos, incluso de hostelería, que admitan perros en su interior, al que llamaría “Torrepet”. ¿Por qué no “Torreperro”?

Me parece bien lo del distintivo en bares y restaurantes, porque así dejaré de entrar en ellos, ya que considero totalmente antihigiénico que los perros estén en establecimientos donde las personas consumimos bebidas y alimentos, y más en estos tiempos en que la higiene es tan importante. Fíjense que algunos propietarios de perros los sientan en las sillas y permiten que pongan sus patas en las mesas.

Los perros son animales de compañía queridos y respetados, pero también tenemos que respetarnos a nosotros mismos. Los perros no son casi ciudadanos, como apunta el portavoz socialista; son animales. Hay que respetarlos, pero respetando primero a los vecinos; es decir, a las personas.

Ana S. M. (Torrelodones)

Send this to a friend