Nueve Roscones de Reyes que no te puedes perder

El origen del Roscón de Reyes se remonta a “Los Saturnales” que celebraban los romanos.  La rosca simboliza el sol y dentro se escondía un haba que representaba la prosperidad. Actualmente la tradición es meter dos figuritas: una de porcelana, quien la encuentra es coronado como el rey de la fiesta, y la tradicional haba, quien la encuentra paga el roscón y es proclamado “el tonto l’haba”. En la Sierra contamos con gran cantidad de pastelerías que hacen de este dulce típico navideño todo un arte. Aquí en la Sierra ha realizado un recorrido por los establecimientos con algunos de los mejores roscones. Ingredientes de calidad y paciencia son las claves del éxito.

BOSKE BAKERY (Torrelodones).- “Un buen roscón hay que probarlo sin nata”

Fernando Bosque de la pastelería Boske Bakery nos desvela algunos de los secretos de un buen roscón “lo principal es el tiempo, ingredientes de calidad y fermentaciones largas”. Los ingredientes de su roscón son “masa madre, harina ecológica de fuerza, huevos ecológicos, azúcar, leche fresca, mantequilla, agua de azahar, limón y naranja, además de algún toque personal que le aporta un sabor muy rico”. En Boske Bakery además confitan las naranjas ellos mismos y elaboran la pasta de naranja también en el obrador. Según señala, un buen roscón hay que probarlo sin nata, “si sin relleno esta bueno…. con relleno es lo más”. Fernando destaca que es una masa suave, esponjosa y que dura varios días. “Empezamos a preparar roscones desde el 1 de diciembre, siempre tenemos en la tienda para poder tomar con un café o consumir en casa”.

DOMCA (Becerril de la Sierra).- La mejor materia prima

Otra pastelería con fama en la Sierra es Domca, en Becerril de la Sierra. Roberto López nos comenta que la receta que utilizan para la elaboración del Roscón de Reyes proviene de ya del siglo pasado: “Es una receta que hemos ido actualizando y mejorando buscando nuevos y pequeños matices y texturas intentando perfeccionarla. Destacaría los tiempos; es muy importante respetarlos para su correcta elaboración; el amasado, el reposo de la masa, el tiempo de fermentación suave y el horneado son fundamentales para que el producto final sea perfecto”, nos cuenta.

Para López no hay ingredientes secretos, sólo la mejor materia prima, ingredientes naturales. En cuanto a los rellenos, tienen desde los más clásicos de nata, trufa, crema, cabello… hasta cualquier sabor que les pidan. Además, señala, “tenemos un roscón diferencial, se hornea sin frutas y sin azúcar para poderlo bañar de ganache de chocolate según sale del horno, después se le colocan las frutas y se termina con su almendra laminada y se rellena al gusto”. “En estas fechas solemos elaborar muchos roscones, no sabría dar una cifra concreta, pero estamos muy contentos con la aceptación y acogida que tiene en nuestro entorno, así como en la Comunidad de Madrid y otras provincias cercanas”.

PYMA (Guadarrama).- Receta propia artesana desde 1989

En pastelería Pyma los roscones de Reyes se elaboran siguiendo una receta propia artesanal desde 1989. Según nos cuenta David López, “nuestros roscones son famosos en todo la Sierra e incluso viene gente de Madrid”. Este maestro pastelero sigue utilizando productos naturales siempre de la mejor calidad. “Se rellenan en el momento con nuestra deliciosa nata recién montada, crema o trufa… o simplemente solo, disfrutando de su gran esponjosidad, gracias a una fermentación lenta”. Decorado con almendra marcona laminada, fruta escarchada y un toque de azúcar. Los días claves del 4, 5 y 6 de enero recomienda encargar porque se venden enseguida.

LA TAHONA (Moralzarzal).- Entre los mejores de Madrid

El roscón de la Tahona de Moralzarzal se encuentra entre los mejores de Madrid. Son ya varios los reconocimientos que han obtenido. Este año han sido seleccionados como finalistas en el III Campeonato de Roscones de la Comunidad de Madrid. Patricia Martin y Carlos Gómez han recibido la noticia con “una alegría inmensa, vernos reconocidos de esta forma”, señalan. En esta panadería se mantienen fieles a lo aprendido: “Nuestra receta cuenta ya con más de 100 años de antigüedad, lo hacemos con especial cariño, amasando con cuidado y fermentado con calma, decorado uno a uno con almendra y fruta confitada artesanal elaborada por monjas en un convento de Granada”.

“Naranja, sandía y melocotón forman una combinación de sabores que da un toque diferente a nuestro roscón”, explica Patricia, propietaria de esta pequeña tahona familar que cada año va mejorando el producto para conseguir una textura y sabor muy agradables. “Nos gusta mantener el carácter auténtico de nuestros productos, que elaboramos uno a uno con ingredientes naturales. El roscón de la Tahona se elabora con ingredientes naturales y los puedes comprar secos o rellenos de nata, trufa y crema.

PONTÓN (El Escorial).- Destaca su delicado sabor a azahar

Otro roscón merecedor de ser premiado es el de la pastelería Pontón, en El Escorial y ahora también en San Lorenzo, donde han abierto recientemente otra sucursal. Aquí llevan elaborando roscones desde 1985, año en el que abrió sus puertas esta pastelería, según nos comenta Nacho Pontón. Su padre aprendió la receta en un obrador de Madrid donde trabajó muchos años y “él ha ido perfeccionando año tras año”, lo que ha hecho que su Roscón sea uno de los más apreciados en la villa”. El roscón tradicional, señala, “no lleva relleno, si está bien hecho no necesita de más floritura”, pero “en los últimos años triunfan los rellenos de nata y trufa”.

Los roscones de Pontón destacan por su delicado sabor a azahar y una materia prima de calidad, que junto con una elaboración totalmente artesana hace que sean muy demandados, por lo que si no quieres quedarte sin probar uno de ellos te recomendamos reservar, sobre todo los días 4, 5 y 6.

PACO PASTEL (San Lorenzo de El Escorial). Moneda homenaje a la ermita de la Virgen de Gracia

También el Roscón de Paco Pastel ha sido seleccionado este año entre los mejores de Madrid . Según señala Kiko González, lo importante es “utilizar materias primas naturales y de gran calidad. Además el proceso de fermentación debe ser lento para conseguir una textura esponjosa y que se impregnen bien en su masa todos los aromas del agua de azahar, de la ralladura natural de limón y naranja…etc. A la hora de decorarlo, lo hacemos barnizándolo en huevo, con la naranja y la guinda, y espolvoreado de nuestro azúcar volcán y almendra”. Una receta tradicional, compuesta de harina, mantequilla, azúcar, ralladura natural de limón y naranja, agua de azahar, huevos camperos, ron, leche, levadura, agua, sal, almendra y fruta escarchada: naranja y guinda”.

En esta pastelería el roscón que más venden es el tradicional, pero la tendencia de la venta del roscón relleno estos últimos años va en aumento. “El más demandado es de nata, después de trufa, y de crema, aunque también pueden ser mixtos e incluso nos los piden de cabello de ángel. Nuestro roscón este año contiene una nueva moneda de la suerte. Hemos rendido homenaje a la ermita de la Virgen de la Gracia, patrona de nuestro pueblo, y en recuerdo a la romería de este 2020 que no hemos podido celebrar”. Este año han lanzado la campaña ‘Reserva tú roscón estas navidades’, para enviárselo los tuyos y nosotros se lo llevaremos a su casa, para haceros sentir más cerca. Hemos diseñado una tarjeta de felicitación, para que el mensaje de cada cliente llegue con tus propias palabras y le sientan cerca”.

DULCES TENTACIONES (Torrelodones). Roscones hechos con “mucho mimo”

En esta pastelería de Torrelodones ponen mucho mimo en la elaboración de sus roscones. Según nos comenta su gerente, Mariano Menor, “se hacen con todo nuestro cariño para que todos disfruten de las fiestas con un buen roscón”. Menor, señala, “los hacemos sin relleno y con rellenos variados; de nata, chocolate, pero sobre todo nuestro preferido es el relleno de dulce de leche. La verdad es que no son perfectos, aun pegándonos una paliza tremenda para prepararlos en las fechas señaladas, cada uno fermenta y leva como quiere a pesar de que a todos les damos el mismo tiempo, pero como sabéis depende de las condiciones en el momento del fermentado. Además, luego al hornearlos también se cuecen a su propio ritmo, por lo que no todos tienen la misma forma y tamaño, igual que la colocación del azúcar y la fruta escarchada tampoco es matemática”.

Mariano Menor recomienda reservar, sobre todo en los días especiales (4, 5 y 6 de enero): “Nos pasamos 72 horas preparando roscones, por lo que mejor si se encarga con tiempo. Desde principios de noviembre ya empezamos a hornear alguno, porque a la gente en estas fechas ya les apetece desayunarse un buen trozo de roscón. Incluso después del 6 de enero suele caer alguno más”. La sorpresa dice, “depende, hay quien no la quiere, hay quien te pide 3 o 4 en función de los niños de la casa, la verdad es que hay de todo”.

HERNÁNDEZ (Guadarrama). Un Roscón de hace más de 100 años

El Roscón de Reyes de la panadería Hernández de Guadarrama puede decirse que es de los que más años lleva elaborándose en la Sierra. Se trata de una receta tradicional que ha ido pasando de generación en generación y ya van por la cuarta. Luis Hernández es su actual panadero, no nos ha querido dar detalles, por aquello del “secreto profesional”. “Mi tatarabuelo empezó con la panadería en el año 1904, por lo menos, que tenemos constancia por papeles”. Aquí los hacen sin relleno para tomar con chocolate, o rellenos de nata y trufa y crema si se toma solo.

LA TAHONA (El Escorial). “Los rellenos de nata o crema recién hecha están exquisitos”

Los roscones de La Tahona de El Escorial llevan haciéndose artesanalmente desde hace casi 30 años. Este negocio familiar también ha pasado de padres a hijos: “Nuestra receta es la de toda la vida; los hacemos con ingredientes de calidad, entre los que no pueden faltar la ralladura de naranja y limón, esencia de azahar, etc.”, nos cuenta Carlos, que proviene de una larga estirpe de panaderos. Su padre era molinero en Ávila en la posguerra, hasta que se trasladaron a El Escorial y abrieron la Tahona en 1992. “Los roscones tradicionales son sin relleno, pero también los hacemos de nata y crema que hacemos aquí y rellenamos en el momento para que estén exquisitos”, nos dice .