La Comunidad de Madrid adecua los aparcamientos de La Pedriza y creará una helisuperficie para emergencias en Cotos

La Comunidad de Madrid invertirá 430.000 euros en la mejora y adecuación de la movilidad y uso público en espacios naturales de la región ante la evolución del COVID-19. Así lo ha anunciado este viernes la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, en su visita a La Pedriza, donde se han iniciado las obras de adecuación de zonas de estacionamiento temporal en las áreas conocidas como las Machacaderas y Cantocochinos, en Manzanares el Real, dentro Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama (PNSG).

Las actuaciones, que se desarrollarán a lo largo del otoño en el Hayedo de Montejo, Puerto de Cotos, La Pedriza y en la Senda del Genaro (en el entorno del embalse del Atazar), supondrán la mejora de aparcamientos y de las infraestructuras para el control de aforo. Así, se definirán el número de plazas de aparcamientos, se instalarán carteles indicativos y señales de tráfico para regular la circulación y evitar el estacionamiento en lugares no habilitados mediante bordillos de madera.

Además, se va a crear una helisuperficie de rescate y atención sanitaria de emergencia en el Puerto de Cotos, dando así mejor cobertura a cualquier necesidad de evacuación en el Macizo de Peñalara. En este sentido, Paloma Martín, ha destacado que “una de las prioridades del Gobierno regional es acercar la naturaleza a los ciudadanos de forma segura y respetuosa con los demás y con el propio entorno natural”, al tiempo que ha subrayado que “para garantizar la conservación de la biodiversidad, la calidad de las visitas y también la salud de todos ante la COVID-19, es necesario más que nunca un uso público ordenado de los espacios naturales”.

La consejera ha recalcado además el compromiso del Gobierno regional con las mejoras en el acondicionamiento de los espacios verdes para uso y disfrute de los madrileños, y ha recordado que “el pasado mes de julio ya se comprometió financiación extraordinaria para estos fines”. Esta actuación redundará “en una mayor satisfacción de los visitantes y, al mismo tiempo, supondrá un nuevo avance en la preservación de nuestra biodiversidad”, ha añadido.

De esta manera, tras la conclusión de las obras la Comunidad de Madrid contará con los elementos necesarios para el control del aforo de visitantes, además de espacios reestructurados en los aparcamientos desde la renovación del firme hasta el arbolado. La titular de Medio Ambiente ha remarcado que con estas obras “queremos asegurarnos de que, ante cualquier posible restricción de la movilidad o en fechas puntuales de afluencia masiva a determinadas áreas de la Sierra, dispondremos de las mejores instalaciones para recibir de forma segura a los visitantes y, además, podremos ofrecer alternativas para reorientar a los usuarios hacia zonas con menor presión de uso público, conforme a la iniciativa Madrid en Verde que pusimos en marcha a principios de verano”.

Martín ha visitado las obras en las zonas de estacionamiento temporal localizadas en el interior de La Pedriza, acompañada por el director general de Biodiversidad y Recursos Naturales, Luis del Olmo. Estas actuaciones, en los parajes denominados Machacaderas y Cantocochino, en el término municipal de Manzanares el Real, establecerán medidas de control de aforo y garantizarán la seguridad a los visitantes en el uso de estos accesos al PNSG.

Además, la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad pondrá en marcha obras de mejora en el área recreativa del Hayedo de Montejo, en la Reserva de la Biosfera Sierra del Rincón. En este caso, consistirán en la mejora en el acceso, y en el recorrido de la senda del río hasta el aula de educación ambiental Antonio López Lillo. Para ello, se instalarán señales de aparcamiento a la entrada y se creará un itinerario accesible para su uso y disfrute, manteniendo los criterios actuales de uso e integración en el medio natural.

Helisuperficie para emergencias en Cotos

Las actuaciones también se extenderán al Puerto de Cotos, donde está prevista la creación de una helisuperficie de rescate y atención sanitaria de emergencia con paso de ambulancias, bomberos, aterrizaje de helicóptero y punto de evacuación, en el caso de emergencias. También se adecuarán las plazas de aparcamiento a las nuevas necesidades impuestas por el COVID-19 y se instalarán infraestructuras de control de aforo de visitantes para evitar aglomeraciones, como barreras de impermeabilización del paso rodado a lo largo de la M-604 en los accesos a las áreas recreativas o zonas de uso intensivo que se encuentran a lo largo de la carretera que conduce al Puerto de Cotos y su entorno: Hoyaencavera en Lozoya; Mirador de los Robledos, La Isla y Los Claveles en Rascafría; así como en el acceso al Valle de La Barranca desde la carretera M-607 en Navacerrada.

Por último, se trabajará en la rehabilitación de la Senda del Genaro, una ruta de 70 kilómetros considerada de Gran Recorrido por la Federación Madrileña de Montañismo, que es punto de unión de todos los pueblos de la Mancomunidad del Embalse del Atazar de la que forman parte los municipios de El Berrueco, Patones de Arriba, El Atazar, Cerveza de Buitrago y Mangirón. Los trabajos que se van a realizar incluyen la instalación de señales, placas para vías pecuarias y caminos, reposición de elementos deteriorados e instalación de talanqueras de madera, como elementos disuasorios que impidan el acceso a determinados enclaves, además de acondicionar el vado que cruza el río Lozoya.

Seguridad en los espacios verdes

La Comunidad de Madrid cuenta con innumerables espacios verdes para uso y disfrute de los madrileños. Ejemplo de ello es el programa Madrid en Verde, que presentó el pasado mes de julio la presidenta Isabel Díaz Ayuso, y que ofrece un menú de 50 sendas de fácil realización y de trazado circular para evitar que se crucen grupos de caminantes. Todas ellas están situadas en espacios de alto valor natural en torno a la red de Centros de Educación Ambiental (CEA) de la Comunidad de Madrid, y permiten un uso público ordenado y conforme a los protocolos de seguridad del COVID-19. Las rutas cuentan con señalización, cartelería e información presencial y online de la red de Centros de Educación Ambiental de la Comunidad de Madrid.

Los CEA elaboraron un decálogo de recomendaciones, dirigidas especialmente a minimizar el riesgo de contagios por coronavirus y a preservar nuestro medio ambiente, que recuerdan a los usuarios que no deben tocar las señales ni las talanqueras, ni hacer uso de las fuentes. Además, deben ir debidamente equipados con teléfono móvil cargado de batería, cantimplora de uso personal y mascarilla; y una vez finalizada la ruta, hay que realizar una desinfección correcta de las manos, guardar las mascarillas y guantes que hayan podido usarse en una bolsa, para depositarlo en el contenedor de restos.