Continuar el aprendizaje desde casa: el ejemplo del Laude Fontenebro School

El cierre de todos los centros educativos desde el pasado 11 de marzo, con el objetivo de frenar el avance de la pandemia de coronavirus, ha hecho que los profesores hayan tenido que adaptarse a este nuevo escenario para que los alumnos continúen su proceso de aprendizaje, valiéndose en buena medida de las nuevas tecnologías. El Laude Fontenebro School, en Moralzarzal, es buen ejemplo de ello, utilizando videoconferencias, clases on line, plataformas educativas y recursos virtuales para reproducir a diario la jornada habitual en el colegio para sus 500 alumnos y 120 trabajadores, tal como explica la directora del centro, Alicia Alonso de Leciñana.

¿Cómo se ha afrontado este escenario desde el Laude? ¿Qué método se está empleando?

Lo que estamos utilizando depende de la edad. Lógicamente no puedes hacer una solución que sea igual para niños de Infantil que para alumnos de Secundaria y Bachillerato. Tenemos una primera solución que aplicamos desde 4º de Primaria en adelante y otro formato para las edades más tempranas. 

En el caso de los más pequeños, lo que estamos haciendo es garantizar una comunicación constante con los padres y hacerles llegar cada día, a través del correo electrónico, unos vídeos que graban los profesores del colegio con las sugerencias de trabajo. El profesor explica, hora por hora, lo que el niño tiene que hacer; y de manera paralela se están mandando unas agendas de aprendizaje. Una hoja donde se explica qué actividades va a hacer y qué objetivos se cubren. Para completar todo eso, lo que hicimos el día que nos dijeron que había que cerrar fue preparar unas bolsitas con todo el material que iban a utilizar durante este periodo en sus casas. Todo revestido de un ambiente más o menos lúdico. También los profesores están grabando vídeos con cuentos en inglés, todo ello para mantener la rutina de aprendizaje.

Con los pequeños es más difícil porque no son aprendices autónomos, sino que necesitan un adulto presente, y eso dificulta las cosas. En cambio, a partir de 4º van como un tiro. Con los chicos mayores prácticamente podemos reproducir las rutinas del día a día, incluso las de de Educación Física, exceptuando lógicamente las clases de natación. 

La directora del Laude Fontenebro School, Alicia Alonso de Leciñana

¿Cómo es este trabajo a partir de 4º de Primaria?

Habitualmente en el colegio trabajamos mucho con tecnología, y siempre lo hemos entendido como algo al servicio del aprendizaje de los alumnos. Trabajamos con la tecnología educativa de Google (G Suite), de modo que los alumnos tienen su Google Classroom, que es una especie de plataforma donde el profesor puede colgar todo tipo de materiales para el aprendizaje: formato digital, vídeos, cuestionarios, libros de texto… El profesor puede además generar tareas que luego evalúa a través de Google Classroom. Esto forma parte de nuestro día a día en los colegios, y lo único que no habíamos hecho era trabajar por videoconferencia; eso es lo que estamos haciendo ahora, lo que nos permite mantener el mismo horario de clases que tendríamos en Bachillerato. 

Yo por ejemplo doy clases de Economía en Bachillerato. Pues a las 11:00 he abierto mi videoconferencia y es como si abriera la puerta de mi aula; los alumnos han entrado a esa sala virtual y ahí hemos tenido nuestra hora de clase. Lo que estamos intentando es que ellos entiendan que esto no es un periodo de vacaciones, de forma que se conecten a su hora. Y si faltan a esa clase, es como si faltaran a su clase presencial en el colegio. 

¿Cómo han reaccionado los padres ante esta situación?

Los padres lo han entendido muy bien. Es verdad que jugábamos con ventaja, porque el colegio en esto no ha improvisado. Hace un par de semanas empezamos a elaborar un plan de contingencias, en el que valorábamos que esto pudiera ocurrir. Y el hecho de empezar a pensarlo con esa anticipación nos ha permitido tenerlo todo muy organizado, con el fin de garantizar que damos todos los servicios. Aprendizaje para nuestros niños, pero también administración, servicios generales… Y cuando el momento llegó, todo estaba pensado. De cara a los padres, la sensación es que todo estaba controlado, con la solución en marcha, y eso creo que ha sido muy tranquilizador. En ningún momento dije que teníamos un plan de contingencia, no se trataba de hacer saltar las alarmas, pero en el momento en que la Comunidad de Madrid decretó que se cerraban los colegios, automáticamente lanzamos un comunicado a los padres, explicándoles lo que íbamos a hacer, sin ir dando palos de ciego. Eso ha sido muy tranquilizador para ellos, y creo que también para la plantilla, que es algo muy importante. La sensación de que sabemos lo que estamos haciendo y que no estamos alterados por ello, lo cual no quiere decir que yo no lo estuviera. Pero si lo he estado, nadie se ha enterado.

El feedback ha sido muy bueno. Hemos tenido muchos correos de padres dándonos los gracias, mostrándose gratamente sorprendidos y diciéndonos que somos un ejemplo, no sólo en el mundo educativo, sino en el de la empresa, donde muchas veces se va dando tumbos sin saber qué hacer.

¿Es una demostración de que este sistema de e-Learning se puede desarrollar?

Se puede hacer, claro, aunque en el caso de los colegios hay una parte que evidentemente no podemos cubrir con el teletrabajo, que es la de la socialización con los niños. Los colegios, aparte del aprendizaje, tenemos otra tarea fundamental que es la de socializar, y eso es algo que online no se puede hacer. Por todo lo demás, creo que era importante tener ese sentimiento de responsabilidad cívica: han dicho que nos quedemos en casa, pues nos quedamos en casa, no hay término medio. Quizá también porque parte de mi ámbito familiar está vinculado a la Sanidad y ellos me decían que esto no es ninguna broma. Cuando dicen que la población escolar se quede en casa es porque son potenciales portadores de contagio muy potentes.

Por otra parte, parte del problema estriba en que en España tenemos una cultura laboral muy ligada al presencialismo. Hay que estar y me tienen que ver, pero no, lo importante es que hagas tu trabajo. Y en ese sentido, trabajar en una empresa británica, también con esa cultura, me lo ha puesto más fácil para tomar esa decisión. 

Luego, cuando volvamos al colegio, intentaremos hacer de esto un aprendizaje. Es difícil encontrar un aspecto positivo, pero si hay uno es que al menos en el colegio hemos sido capaces de interpretar esta situación nueva, y desde luego retadora, como una oportunidad para aprender y para desarrollar un poco más las cosas que hacemos en el aula. Ahora se habla mucho del aprendizaje en la educación a través del reto, y esto sin duda es todo un reto.

¿Qué tipo de seguimiento se hace del aprendizaje? ¿Cómo se evalúa? ¿Hay más inquietud en el caso de los alumnos que tendrán que realizar la EVAU?

Fíjate, en este sentido he recibido de la Inspección Educativa un documento de la Consejería para que rellenemos todos los centros en el que se nos pregunta qué medidas estamos adoptando para garantizar el aprendizaje. Y en un documento específico para segundo de Bachillerato se nos pregunta hasta qué ejercicio de qué página y de qué libro vamos a hacer, y cómo vamos a evaluar. A mí me ha resultado un poco llamativo, porque estoy haciendo exactamente lo mismo, nada diferente. No voy a explicar asignatura por asignatura qué página y qué libro de texto, porque en nuestro planteamiento diario en el colegio hace mucho que no funcionamos con ese método de ‘ejercicio 7 de la página 23’. 

Continuamos aprendiendo…

Todos los alumnos de nuestro colegio continúan su proceso de aprendizaje. Para ello hemos puesto en marcha todos los recursos y medios tanto humanos como tecnológicos que tenemos a nuestra disposición. Todo el staff del Colegio está poniendo todo su empeño y esfuerzo en garantizar, dentro de las circunstancias actuales, la mejor continuidad del proceso de aprendizaje de cada uno de nuestros alumnos. Videoconferencias, clases on line, recursos virtuales, plataformas educativas, actualización de información e información puntual y diaria a las familias nos permiten cumplir con la agenda habitual de cualquier día de colegio. Y así seguiremos desarrollando la actividad escolar hasta el día 26 de marzo.Esperamos con ilusión la vuelta de todos al cole! #LaudeFontenebroSchool #Continuamosaprendiendo #Don´tstop #Workingtogether #Communityfeeling #Reponsibility International Schools Partnership #Wemissyou #VirtualLearning

Gepostet von LAUDE Fontenebro School am Mittwoch, 11. März 2020