En marzo y abril murieron 817 ancianos en residencias del noroeste de Madrid, 467 con coronavirus

En los meses de marzo y abril murieron 817 ancianos ancianos en residencias situadas en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid, de los que 467 presentaban coronavirus, según los datos publicados por Infolibre.es. Por municipios, en Las Rozas (en 7 residencias) perdieron la vida 301 mayores, de los que 200 se reconocen por Covid-19. En San Lorenzo y El Escorial (6), esta cifra asciende a 115 fallecidos, 63 con síntomas relacionados con el coronavirus, mientras que en Torrelodones (4) fueron un centenar las muertes, de las que 67 presentaron síntomas.

En Guadarrama (11) hubo 93 decesos en sus geriátricos, de los que 29 se reconocen con esta enfermedad; en  Galapagar (9) fallecieron 77 mayores, 36 de ellos con Covid-19; en Alpedrete (2), 31, 30 con síntomas; y en Cercedilla (2), 25, 5 con coronavirus.

En Robledo de Chavela (2) murieron 20 residentes, 18 con síntomas; en Moralzarzal (2), 12 ancianos fenecieron, ninguno con síntomas, según los datos; en Collado Villalba (1), hubo 32 fallecidos, 18 con coronavirus.

En Los Molinos (1), se registraron dos muertes en una residencia con Covid-19; y en Collado Mediano (1), un fallecimiento, pero ajeno a la pandemia.

Por municipios

Las Rozas: 301 – 200

San Lorenzo y El Escorial: 115 – 63

Torrelodones: 100 – 67

Guadarrama: 93 – 29

Galapagar: 77 – 36

Alpedrete: 31 – 30

Cercedilla: 25 – 6

Robledo de Chavela: 20 – 16

Moralzarzal: 12 – 0

Collado Villalba: 32 – 18

Zarzalejo: 8- 0

Los Molinos: 2 – 2

Collado Mediano: 1 – 0

Los datos en la Comunidad de Madrid

En marzo y abril murieron un total de 9.470 ancianos en los 472 geriátricos con los que cuenta la región (de los que sólo hay 27 centros de titularidad y gestión pública -25 a cargo de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) y dos municipales- un 5,7% , el resto está en manos privadas). En cuanto al número de plazas, hay 45.962 plazas de gestión privada (el 87,9% del total) y 6.330 de gestión pública (12,1%).

Según los registros oficiales, 1.118 fallecidos tenían Covid-19, 4.677 mostraban síntomas compatibles con el virus y otras 3.675 murieron por otras causas. Por tanto, el 61,2% (5.795) habrían perdido la vida por la pandemia y el 38,8% restante por otras causas.

En mayo y junio la cifra de decesos se incrementó únicamente en 189, es decir, el 96,9% de las muertes ocurrieron en los dos primeros meses de pandemia. Madrid es la comunidad donde más residentes perdieron la vida: el 30% de los registrados en toda España.

Según los datos, en 131 de las 472 residencias operativas en Madrid no falleció ninguna persona a causa del virus.