La Comunidad de Madrid aprobará un plan para controlar las más de 6.000 cabras montesas en el Parque Natural del Guadarrama

La Comunidad de Madrid aprobará un plan para controlar la superpoblación de la cabra montesa en el Parque Natural de la Sierra del Guadarrama a través de una acción “a largo plazo y dinámico”. En la actualidad, existen 6.000 cabras montesas en esta zona -mientras que en el 2000 se cifran en 400 ejemplares-, por lo que se ha ideado un plan de control basado en “indicadores de daños, reducción y extracción“ de esta especie.

“Los daños ambientales de esta superpoblación pudieran ser irreversibles si no se toman medidas con carácter urgente”, han aseverado desde la Consejería de Medio Ambiente, que ha trabajado en colaboración con expertos del Parque Natural de la Sierra para elaborar este plan.

Daños en otras especies

Por otro lado, destacan que la especie que más perjudicada se ha visto por esta superpoblación es la mariposa Apolo, además de otras razas, daños sobre vegetación protegida, la erosión del terreno o la pérdida del mismo que lo han estimado en torno a una pérdida de suelo anual de 4.000 m3/año.

Para el control de la cabra, los especialistas han considerado como método “más eficaz y sostenible “un modelo de extracción mixta donde se pongan en práctica distintas modalidades, por lo que se combinaría la extracción en vivo para repoblaciones de otros entornos, así como el control cinegético que se ha mantenido con la gestión de aproximadamente 70 cabras al año.

Los objetivos de dicho plan son: “consolidar la protección y conservación” del Parque Nacional; la protección y conservación del Parque Nacional; eliminar las incidencias negativas y los riesgos de la sobrepoblación de la cabra montés o mejorar las condiciones de bienestar animal de la especie mediante la mejora de la distribución espacial.