El colegio San Agustín de Los Negrales organiza este miércoles un acto contra la Ley Celaá

El colegio San Agustín de Los Negrales ha organizado para este miércoles, 18 de noviembre (11:00 horas), un acto institucional con el que se suma a la campaña “Stop Ley Celaá”, en defensa de la escuela concertada y de la “libertad a la hora de elegir la educación de nuestros hijos”.

El acto será secundado por alumnos, profesores y familias, a través de su órgano de representación. Ante la imposibilidad de que puedan acudir padres y madres de los escolares de este centro, como consecuencia de las restricciones por la emergencia sanitaria, se retransmitirá en directo a través de la cuenta de Twitter @sanagusnegrales.

El director del colegio San Agustín de Los Negrales, Miguel Ángel Fraile, señalaba hace unos días que la LOMLOE (nueva ley de educación que el Gobierno pretende aprobar de forma inminente y que supondría la derogación de la LOMCE) es una “ley ideológica que quiere hacer una escuela única para todos“, indicando que repercutiría en la elección del centro.

“Si es la administración la que va a asignar a las familias el lugar al que tienen que ir sus hijos a clase, se cercena la libertad de las familias a educarlos en colegios que respeten su escala de valores y convicciones”, afirmaba Fraile en declaraciones a Cope.

El director de este centro explicaba en este sentido que la escuela concertada se quedaría como “subsidiaria” de la pública, de modo que solo si en ella no hubiera plazas suficientes se podrían matricular alumnos en los colegios concertados.

“Los centros concertados se han sostenido porque hay demanda”, subrayaba, asegurando que si no se puede elegir desaparece la libertad.“Cuanta más variedad hay en una sociedad, más riqueza para todos”, concluía, lamentando que no se llegue a un consenso político en materia de Educación, lo que ha hará que la LOMLOE sea la octava Ley de Educación en 40 años.

Concentraciones a las puertas del Congreso

La Plataforma Más Plurales, que reúne a asociaciones de padres y madres de alumnos, sindicatos, empresas y diferentes colectivos del sector de la educación concertada, se concentró el pasado viernes frente a las puertas del Congreso de los Diputados para mostrar su rechazo a la “Ley Celaá”.

“Mantenemos la esperanza hasta el final y que en el pleno pueda haber alguna enmienda viva que mejore un poco la ley y no suprima la libertad de las familias“, afirmaba la presidenta de la Confederación de Padres de Alumnos (COFAPA) y portavoz de Más Plural, Begoña Ladrón de Guevara.

“Todo el sector está muy movilizado, muy unido y dispuesto a defender los intereses de la enseñanza concertada, porque no es lo mismo elegir colegio a que te lo asignen y que las familias queden expuestas a una decisión arbitraria de las consejerías”, añadió el presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Alfonso Aguiló, recordando que más de 1,5 millones de personas han firmado ya el manifiesto ‘Paremos la Ley Celaá’.

Según Aguiló, la principal amenaza de la ley para la enseñanza concertada es “dejar en manos del gobierno la decisión de concertar aulas, con independencia de que exista demanda, porque la planificación educativa puede ser sensata u hostil y las leyes están para impedir que el poder ejecutivo actúe de manera arbitraria”.

La plataforma tiene previsto convocar otra manifestación para el jueves 19 de noviembre, coincidiendo con el Pleno del Congreso en el que se abordará la reforma educativa.