Halloween en la Sierra: películas y localizaciones para pasar una noche de miedo

Que la Sierra ha sido y es un gran plató cinematográfico, desde las películas de romanos al spaguetti western, no es ningún secreto. Pero sí es más desconocido que también ha servido como plató para numerosas producciones de terror o del género fantástico, como “La noche de Walpurgis”, “El retorno del hombre lobo” o “School Killer”. Aprovechando el fin de semana de Halloween y Todos los Santos, hacemos un repaso por algunos de estos títulos a partir de las rutas por distintas localidades de la región que con el nombre de “Madrid Fantastic” ha preparado la Oficina de Promoción de Rodajes de la Comunidad de Madrid, Film Madrid.

Localizaciones y películas

Guadarrama.- El viejo hospital de Tablada fue en la ficción el siniestro colegio abandonado del slasher (uno de los principales subgéneros del cine de terror, con adolescentes como protagonistas) “School Killer” (2001). “Los nuevos extraterrestres” (1983), “El refugio del mal” (2002) son otras películas que se rodaron en Guadarrama. Además, “El laberinto del fauno” (2005) también tuvo su plató en la Sierra de Guadarrama, concretamente en la zona del Prado de Juan Llanos, en San Rafael.

Navacerrada.- El desaparecido Hospital de Tuberculosis de Navacerrada fue escenario para la exitosa “La noche de Walpurgis” (1971), de León Klimovsky y protagonizada por Paul Naschy (de hecho, a raíz de este largometraje llegó a ser conocido como el Hospital de Walpurgis). La película tuvo su secuela, “El retorno de Walpurgis” (1973). Uno de los grandes títulos del cine de terror de los años 70 en España fue “Pánico en el Transiberiano” (en realidad, una coproducción con Gran Bretaña, protagonizada por Christopher Lee, Peter Cushing y Telly Savalas), en donde la provincia china de Szechuan era en realidad Navacerrada y sus bosques. Y de Navacerrada a Transilvania con “La saga de los Drácula”, de León Klimovsky y con guión de Emilio Martínez Lázaro (que firmó como Lazarus Kaplan). Más recientemente, varias escenas de “Fin” (2012) también se rodaron en este municipio serrano.

El Escorial.- En la finca de La Granjilla, con el parque y palacio de La Fresneda, lugar de recreo de Felipe II, se rueda “La herencia Valdemar” (2011), basada en relatos de H.P. Lovecraft; “Besos en la oscuridad” (1991); “El Caballero del Dragón” (1985), de Fernando Colomo, con Klaus Kinski, Harvey Keitel y Fernando Rey; o “Buenas noches, señor monstruo” (1981). La finca se encuentra especialmente dedicada en la actualidad a banquetes y eventos.

Torrelodones.- Sus caserones se convierten en localizaciones perfectas para el cine fantástico. Por un lado, está el abandonado Palacio del Canto del Pico, que perteneció a Francisco Franco, lugar de rodaje de “Sólo se muere dos veces” (1997) y de algunos planos de “El gran amor del Conde Drácula” (1973), con el omnipresente Paul Naschy. Por otro lado, se encuentra el palacete de El Pendolero, dedicado actualmente a celebraciones y eventos, donde se rueda “Monster Dog” (1984), con Alice Cooper y Victoria Vera, o “Polvos mágicos” (1979), entre el destape y el género fantástico. Aunque sin duda, la localización más siniestra, perfecta para el género de terror, de aire centroalpino, es Casa Panarras, el caserón de “El carnaval de las bestias” (1980), “La rebelión de las muertas” (1973) o “La mansión de Cthulthu” (1992). Entre los últimos títulos del género rodados en la Comunidad de Madrid se encuentra “Voces”, en un caserón de una finca de Torrelodones, con Rodolfo Sancho, Ramón Barea y Ana Fernández como actores principales.

San Lorenzo de El Escorial.- Escenario de gran número de películas, también encontramos aquí cine de misterio con “Los asesinatos de la calle Morgue” (1971), de Gordon Hessler. En concreto, en la plaza de la Constitución se recreó una feria parisina para esta producción norteamericana protagonizada por Jason Robards, Herbert Lom y Christine Kaufmann. Además, Carlos García Miranda -guionista de series como “El internado” o “Los protegidos”- dirigió en 2012 el cortometraje documental “El niño Pedrín”, basado en la leyenda del niño que fue hallado muerto en 1893 en el monte Abantos. Este trabajo reconstruye los hechos y enfrenta leyenda y realidad con un estilo que recuerda al de “El proyecto de la bruja de Blair”.

Robledo de Chavela.- Para terminar este recorrido, los chalets de esta localidad de la Sierra Oeste sirven para recrear el ambiente californiano de “Al filo del hacha” (1988). Además, también se rodó aquí una de las secuencias más cruentas de “No profanar el sueño de los muertos” (1974), de Jorge Grau, uno de los mejores títulos del cine de terror español de los 70, con Cristina Galbó, Ray Lovelock y Arthur Kenney.

Y además…

Las rutas completas por distintas localizaciones de la Comunidad de Madrid se pueden consultar en este enlace, que incluye también apartados especiales dedicados a Paul Nachy; los rodajes de las estrellas internacionales del género en la región; el rodaje de “Conan, el bárbaro”, con Arnold Schwarzenegger; la trilogía de “Simbad”, de Ray Harryhausen; películas de superhéroes y de extraterrestres, y el Madrid de “La torre de los siete jorobados” y “El día de la bestia”.

“Madrid ha sido y es un inmenso plató de cine, capaz de albergar rodajes de infinitos ambientes. Muestra de ello es esta nueva ruta que pone de manifiesto la versatilidad de nuestros paisajes y calles para recrear escenarios de cualquier tipo”, señala la consejera de Cultura, Marta Rivera de la Cruz.