Cartas de los lectores.- “Ciclistas que van por la carretera como si las normas no fuesen con ellos”

Me muevo a diario por las carreteras de la zona y, con restricciones o sin ellas, es frecuente encontrarse grupos de ciclistas que circulan como si las normativas no fuesen con ellos. No me refiero a aquellos que salen a montar solos o con uno o dos compañeros, con los que en la mayoría de los casos no hay problema ninguno. Pero sí a a los que van en grupos de seis, ocho o hasta catorce, como me ha pasado esta mañana cerca de El Escorial, encontrándome con un numeroso grupo que iba de charla tan tranquilamente. En realidad el lugar es lo de menos: me ha pasado en la M-505, pero también en la M-600, la M-608, la M-601, la M-533 o la M-510. En primer lugar, las restricciones por Covid-19 prohíben que los grupos sean de más de 10 personas, además de que, en todo caso, deben mantener la distancia de seguridad y, si no es posible, usar mascarilla. Ya sabemos que es incómodo, pero si nuestros niños lo hacen en sus entrenamientos de fútbol, baloncesto o voley, ¿por qué los ciclistas que ruedan en grupo no lo hacen? Les animo a comprobarlo, a ver si dan ustedes con un grupo de ciclistas que cumplan con esta recomendación.

Nunca en pelotón

Luego está lo que dice la propia Dirección General de Tráfico sobre la manera en la que han de circular: solo en fila de uno o, como mucho, en filas de dos y en paralelo, nunca en forma de pelotón o invadiendo completamente la calzada como a menudo ocurre en muchas de nuestras carreteras. Porque una cosa es salir a montar en bici, que está muy bien, y otra es hacerlo olvidando que también ellos tienen que respetar las normas de tráfico y al resto de usuarios de las vías. Y eso pasa por no ocupar la carretera como si no fuera con ellos, con total impunidad, cuando si circulan en fila de uno (o de dos) es mucho más fácil para todos. Y por si fuera poco, luego están también los que van hablando tan tranquilamente, de charleta, ignorando que una de la DGT indica que “circular a una velocidad anormalmente reducida por debajo de los límites mínimos de la vía, también puede ser peligroso, ya que dicha velocidad puede originar un riesgo de colisión por alcance o dificultar la fluidez del tráfico”. Evidentemente, no van a ir a 60, 80 o 100 km/h, pero tampoco es plan de ir a 6.

Con esto no quiero responsabilizar a todos los ciclistas, ni mucho menos, pero sí que cada vez son más los que actúan de forma poco responsable, más aún teniendo en cuenta la emergencia sanitaria que vivimos. Igual que frecuentemente hacen campañas recordando a los conductores la distancia de seguridad que hay que mantener con ellos, también podrían hacer una para que ellos mismos tuviesen en cuenta cómo se debe salir actualmente y lo que indica el artículo 36.2 del Reglamento General de Circulación.

Ricardo T. R. (El Escorial)