“Me llamo Sofonisba”.- Artículo de opinión de Félix Alonso

“Yo me llamo Sofonisba… y quiero una calle en San Lorenzo de El Escorial” es una iniciativa de Dora Román, a la que nos hemos adherido con entusiasmo. No solo es poner un nombre a una calle, es reconocer la obra de la pintora de Cretona Sofonisba Anguisola en la corte de Felipe II. Veremos quién toma la iniciativa en el Pleno municipal para hacer la propuesta.

El año Galdós nos está permitiendo, con presentaciones de libros y el visionado de películas con guiones basados en sus novelas, conocer y leer más su obra. Al hilo de Sofonisba convendría recordar que en la visita que hizo el insigne escritor a Italia, y que recogió en el libro “De vuelta de Italia”, cuando se para en Bolonia -“lumbrera de la Edad Media”- no hace mención a la grandeza de sus edificaciones, sino a las mujeres que dieron clase en las mismas.

El profesor Chazarra, en una reciente conferencia en la biblioteca Barceló, nos cuenta que Galdós se documentó sobre las mujeres que allí impartieron su docencia. Novella de Andrea, insigne jurista del XIV, que como anécdota podemos decir que tenía que impartir las clases detrás de una cortina para no distraer a sus alumnos a causa de su gran belleza. Su hermana Bettina de Andrea, que enseñó derecho y filosofía. Laura Bassi dio clases de filosofía y matemáticas, siempre defensora de la física de Newton. Galdós también cita a Mannolina por sus cursos de anatomía, así como a Clotilde Tromboni, que impartió griego.

Si hacemos este repaso por las mujeres que cita Galdós a su paso por Bolonia en el año 1888 es para destacar su compromiso feminista, y resaltar lo importante hoy de dar el nombre de una calle a Sofonisba, desconocida como pintora de la corte de Felipe II, que en el fondo no es mas que reconocer lo mucho que queda por hacer en el feminismo.

Félix Alonso (Colectivo Rousseau, San Lorenzo de El Escorial)