El vallisoletano Santiago Redondo Vega, ganador del XXXV Premio de Poesía Cafetín Croché

El poema “Heredad de la Tierra”, del vallisoletano Santiago Redondo Vega, se erigió ganador de la trigésimo quinta edición del Premio de Poesía Cafetín Croché, en San Lorenzo de El Escorial. Un certamen al que han concurrido 703 trabajos procedentes de toda la geografía española y también de países como Alemania, Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Estados Unidos, Grecia, Israel, Italia o México, etc.

santiago redondo

El poema de 60 versos hace un alegato a la obligación de preservar el planeta (“Acaso hayamos de hacer todos examen de conciencia / Para no herir con fuego estúpido y corsario / el silencio que emana del grito de sus bosques / o atiborrar sus mares con eructos de plástico”), para concluir con el verso: “Porque aquí nada es nuestro, todo es bello y prestado”.

Con esta obra, Vega ha buscado evidenciar “la necesidad de entender que el planeta Tierra no es privada propiedad del ser humano”, sino “la herencia recibida” con la “concreta obligación de legarla, al menos, en igualdad de condiciones”. Santiago Redondo Vega ha publicado este pasado año su tercer poemario, “Mecánica de fluidos”, al que se sumará próximamente su primer libro de relatos, que llevará por título “En la era de Acuario”. El premio está dotado con 800 euros. La entrega se celebró en la tarde del viernes en una abarrotada cripta del Croché.

Desde 1981

El jurado, compuesto por los catedráticos Octavio Uña y Jesús Fernández Pérez, y los escritores José Nicas Montoto y Vanesa Pérez-Sauquillo, seleccionó en segundo lugar el soneto  “El peso de tu alma”, de Antonio Gutiérrez González (Ciudad Real). Las dos menciones especiales fueron para “A la sombra de la higuera de mi memoria”, del cordobés Manuel Luque Tapia, y “LOGSE”, de Álvaro Carbonell Cerdá (Alicante).

Desde el año 1981 que abrió sus puertas, Cafetín Croché se ha convertido en un pequeño santuario del arte y la cultura escurialense. Refugio de artistas, por aquí han pasado grandes personalidades de las letras, la política y la música. Son numerosas las actividades que sus propietarios, Manolo Míguez y Mª Cruz Lorente, han promovido en pro de la cultura: tertulias literarias, noches de magia, musicales, etc.