Miguel Barbudo, el herrero formado en el Monasterio de San Lorenzo que busca el triunfo en “Forjado a fuego”

El canal de Atresmedia en la TDT Mega emite esta noche (22:15 horas) la final de la versión internacional de “Forjado a fuego”, un atípico reality en el que un grupo de personas compiten por ser el mejor forjador de armas recreando modelos históricos. Entre ellos se encuentra el español Miguel Ángel Gil, conocido como Miguel Barbudo, criado en el pequeño municipio serrano de Valdemaqueda y que se formó en la Escuela de Forja Tradicional y Restauración del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, donde aprendió de algunos de los mejores profesionales que trabajaban en las instalaciones con piezas originales del siglo XVII.

Barbudo -nombre que toma de un bandolero del siglo XIX– explicaba estos días que no se esperaba “para nada” la repercusión que ha tenido su participación en este peculiar talent, que se grabó en mayo de 2019 en México, compartiendo experiencia con herreros de todo el mundo.

Tras su formación en Escuela de Forja del Monasterio, regresó a la fragua familiar, alternando los trabajos de forja y soldadura con la fabricación de algunos cuchillos para cazadores locales. “Poco a poco la cuchillería fue ocupando cada vez más mi tiempo, hasta que en 2015 decido crear mi marca e inauguro la tienda online navajasbarbudo.es”, relata en su web.

Apenas un año después, un incendio arrasó la fragua, destruyendo por completo tanto el local como toda la maquinaria. “Me considero un luchador que no se da fácilmente por vencido, así que convierto la tragedia en una oportunidad, y aprovecho para resurgir como cuchillero a tiempo completo, supliendo la falta de medios con trabajo duro y tesón”, añadía.

Sobre su trabajo, este forjador de 38 años detalla que “mezcla la pasión por la rica tradición cuchillera española y los nuevos materiales y estilos internacionales, desde el estilo más caballero y elegante, al táctico más duro, teniendo como referencia a los cuchilleros anónimos españoles del siglo XVIII y XIX y a los modernos maestros de todo el mundo”.

Competición en México

En cuanto a su participación en “Forjado a fuego”, explicaba en una entrevista en Ecoteuve.es, supone “todo un reconocimiento”. “Me parecía una oportunidad buenísima, siendo un programa además de tanto éxito era una promoción estupenda para lo que hago y para mi sector”. Tras superar el casting (para que el presentó un vídeo con todos los pasos para hacer un cuchillo, con el que luego cortaba un tablón y a continuación una botella), la competición se desarrolló en México, donde la grabación se prolongó durante más de tres semanas, enfrentándose a participantes de Brasil, Colombia, Argentina y el propio país azteca.

“Era todo muy atropellado. Empezabas pronto, terminabas tardísimo, no sabías ni dónde estabas; el mayor desafío a nivel técnico, aunque fue el que más disfruté haciendo, fue hacer el cuchillo de trinchera. Es un cuchillo que lleva una guardia integral, una manopla, por lo que tienes que forjar los huecos, trabajar el interior… Lo demás era un poco más asequible”, relataba.

Barbudo, que vende más en Estados Unidos que en España (de hecho, cuenta con un distribuidor en Texas y también trabaja en Alemania con el segundo más importante de Europa), reconoce que su participación en el concurso ha tenido una gran repercusión. “Me han reconocido por la calle unas cuantas veces y me paran… Soy cerrajero, soy un currito que tiene su taller, y que te digan algo por la calle es impresionante”, señalaba.