El Foro Social de la Sierra se vuelve a concentrar el sábado frente al Valle de los Caídos: “Quedan pasos importantes por dar”

Piden su conversión en un "memorial antifascista", la salida de los benedictinos y desmantelar la cruz.

Un año después de la exhumación de los restos de Franco y de su reubicación en el cementerio de Mingorrubio, el Foro Social de la Sierra de Guadarrama, junto al Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y el colectivo La Comuna, ha convocado una concentración, este sábado 21, a partir de las 12:00, a las puertas del Valle de los Caídos.

“El año pasado celebramos una importante victoria simbólica, cuando los restos del dictador salieron del recinto. Llegó tarde y muchas personas que lo merecían no lo pudieron ver. Pero celebrar los triunfos nos hace coger fuerza para seguir adelante en esta lucha, que ni mucho menos ha terminado”, afirma el Foro Social en un comunicado.

Este colectivo recuerda que su primera concentración frente a Cuelgamuros tuvo lugar hace 13 años. “Éramos un pequeño grupo de 13 personas que empezamos una reivindicación que entonces pareció extemporánea a algunos que le dieron la espalda, mientras los fascistas aparecían cada año con sus provocaciones. Pero a la misma se fueron sumando voces”, señalan. “Y fuimos logrando victorias. Poco a poco los grotescos homenajes al dictador fueron siendo cada vez menos nutridos, hasta desaparecer“, prosigue el Foro Social.

Imagen de archivo de una de las concentraciones celebradas en los últimos años / Fotografía: Aquí en la Sierra

Sin embargo, añaden, aún quedan “pasos importantes por dar, como la conversión del Valle de Cuelgamuros en un Memorial Antifascista, que rinda memoria a las personas que lucharon por la libertad y la causa de los trabajadores, y también que nos recuerden su sacrificio y sus sufrimientos”. “Nos queda pendiente la desacralización del recinto y que la orden de los Benedictinos y su prior salgan del mismo y, si es posible, que pidan perdón por la defensa de la memoria de la dictadura que han venido haciendo durante casi 80 años”.

Desmantelar la cruz

“Nos queda conseguir el desmantelamiento de esa cruz que invade el paisaje de nuestra bella Sierra y que se cierne como un símbolo amenazante. Una amenaza de tortura y muerte a quienes lucharon y luchan por la justicia, que tergiversa el verdadero espíritu del cristianismo. Nos queda lograr que los familiares de los allí enterrados puedan disponer de sus restos, poniendo fin a un cautiverio que fue más allá de sus vidas”, continúan, añadiendo a esta lista la apertura de fosas comunes en el cementerio parroquial de San. Lorenzo de El Escorial, “donde yacen muchos de los fusilados de la Sierra”.

Ya de forma más general se refieren también al desarrollo de una Ley de Memoria Democrática “que permita abrir y sanar la enorme herida que recorre nuestro país”, la localización y exhumación de miles de desaparecidos, “y que sea el Estado el que se encargue de esas exhumaciones”, la anulación de los juicios del franquismo y “juzgar a los represores y torturadores franquistas de ayer y de hoy”.