Las Cocheras del Rey y el Museo del Coliseo, en San Lorenzo, piden pagar menos impuestos para “no verse abocados al cierre”

La dirección de las Cocheras del Rey y el Museo del Coliseo, en San Lorenzo de El Escorial, han iniciado una petición a través de la plataforma Change.org para “solicitar la reducción de impuestos municipales” y que se conceda a estos espacios “el mismo trato económico por el Ayuntamiento que al otro museo privado que hay en la localidad”, en referencia al InsectPark, para que de esta forma “no se vean abocados al cierre o, incluso, a un posible traslado de localidad”. Por el momento, indican, ya han recogido más de 560 firmas en Change.org y otras 200 en papel, dentro de una campaña que mantendrán hasta los primeros días de 2022.

El texto firmado por la directora de ambos espacios, Marta Martín Wörm, y dirigido a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, comienza recordando que se trata de “dos museos privados que no reciben ayuda pública ni privada y que tratan sobre la vida de dos edificios históricos con 250 años de existencia, divulgando la historia de El Escorial y la general de España durante ese largo periodo de tiempo”.

Actividad comercial y no cultural

“Estos museos están encontrando muchas dificultades para continuar abiertos ante el alto coste de los impuestos municipales que les cobra el Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial, al considerarlos actividad comercial y no cultural, cuando es sabido y reconocido que ningún museo es un negocio económico y por ello no pueden recibir el mismo trato fiscal y recaudatorio que una actividad comercial, pues ello implica su asfixia económica y su cierre inevitable”, añade.

“Esta insensibilidad hacia la cultura por parte de una administración es impropia de un país avanzado y moderno como España, que debe valorar y proteger la cultura, en vez de estrangularla, y más cuando en la actualidad todos las administraciones (local, autonómica y nacional) están tratando de crear nuevas iniciativas culturales y de consolidar las ya existentes, para poder reactivar el turismo cultural”, prosigue en su exposición, subrayando que precisamente este sector es clave en la economía de San Lorenzo. En este sentido, Martín Wörm afirma que “la actitud del Ayuntamiento se entiende todavía menos, ya que en vez de proteger y ayudar a consolidar las iniciativas culturales existentes en la localidad, parece quiere hacerlas desaparecer a fuerza de exprimirlas fiscalmente”.

 

Más de 15.500 euros en impuestos

El Museo del Coliseo se inauguró a finales de 2019, pocos meses antes de la pandemia, en la antigua galería comercial situada entre las plazas de Jacinto Benavente y de las Ánimas. “Tuvo que cerrar cinco meses por su causa en 2020, y en ese mismo año Covid se le incrementó un 20% los impuestos municipales. En 2021 el Museo del Coliseo ha pagado 7.886 euros y el de Cocheras, 6.863 euros en impuestos municipales, lo cual hace inviable su continuidad: la disyuntiva es o pagar estos impuestos o tener los recursos económicos imprescindibles y necesarios para abrir al público los museos”, detallan desde la dirección.

En San Lorenzo, explica Marta Martín, “hay únicamente otro museo privado emplazado en un local cedido por la administración, que tiene suscrito un acuerdo con el Ayuntamiento y sólo paga un canon anual estimado de 800 euros, lo que hace que no se entienda esta diferencia de tratamiento, discriminatorio, que sufren estos dos museos de historia”.

La Ley Reguladora de Haciendas Locales, explica, “prevé la posibilidad de que los ayuntamientos regulen una bonificación de hasta el 95% del IBI a los inmuebles en los que se desarrollen actividades que sean declaradas de especial interés o utilidad municipal por concurrir circunstancias sociales, culturales e histórico artísticas, que justifiquen tal declaración”.

Finalmente, la dirección de las Cocheras del Rey y del Museo del Coliseo pide la reducción, “al menos en un 95%, de los impuestos municipales” a los que deben hacer frente ambos espacios, “ya sea vía firma un convenio con el Ayuntamiento, ya sea mediante ordenanza que regule la bonificación del IBI cultural y declare los museos de especial interés o utilidad al municipio, para que puedan seguir abriendo al público y divulgando la cultura, que es para lo que nacieron con mucho esfuerzo económico y personal de sus creadores”.

 

Send this to a friend