El Círculo Internacional Universitario de San Lorenzo de El Escorial se suma a las celebraciones del 75 aniversario de Naciones Unidas

Promovida por la Asociación Juvenil de San Lorenzo de El Escorial Círculo Internacional Universitario – SLE y en el marco de celebraciones del 75 aniversario de Naciones Unidas, “Diálogos que traspasan fronteras”, a primera hora del sábado en España, 16:00 de la tarde del viernes en Perú y 15:00 en México, tuvo lugar el primero de estos diálogos, que tuvo como eje central el tema “La crisis climática, una carrera que podemos ganar”.

Por primera vez, desde San Lorenzo de El Escorial un movimiento asociativo estudiantil está colaborando con Naciones Unidas en un ejercicio de escucha global, con énfasis en los más jóvenes, para hacer más comprensibles las amenazas para ese futuro que están llamados a liderar. La agenda del evento, que se ha desarrollado on-line y está disponible en la página Facebook “Círculo Internacional Universitario – SLE”, ha contado con la participación de estudiantes, profesores universitarios, profesionales y políticos de diferentes países, quienes han ofrecido una visión sobre los desafíos de la gobernanza ambiental.

La cita climática ha tenido como ponentes a una ex ministra de Justicia y Derechos Humanos del Perú, María Soledad Pérez-Tello; una abogada mexicana experta en Derechos Humanos, Karen García Curiel; y una profesora universitaria española, Celia de Lorenzo Romero; y como moderadores participaron jóvenes de España y Perú, quienes marcaron un objetivo muy claro: “Impulsar la acción colectiva en la crisis climática”.

En una visión realista, la doctora Pérez Tello recordó “la importancia que tiene para las futuras generaciones lo que hagamos o dejemos de hacer en materia de gobernanza ambiental”, siempre con el objetivo de “satisfacer las necesidades del presente sin poner en riesgo las capacidad de dar cobertura a esas necesidades en el futuro”. Llamó la atención también sobre “cómo una crisis sanitaria de las proporciones que estamos viviendo, ha evidenciado que no existen fronteras, poniendo de manifiesto la fragilidad de nuestro sistema”.

En diálogo abierto con los estudiantes que han participado, se entró a debatir, entre otros temas, sobre el cambio de matriz energética de países de la Unión Europea y la importancia que juegan los estados a la hora de asegurar la institucionalidad y los procesos con el objetivo de alcanzar una transición completa hacia las energías renovables, y también sobre el derecho de los pueblos originarios a que se respeten sus demandas en materia de gobernanza ambiental.

Este grupo de jóvenes estudiantes de diferentes países ha recuperado una forma de participación ciudadana que tiene por objetivo comprender mejor las expectativas de la cooperación internacional frente a los apremiantes desafíos globales, en un entorno inmejorable como ha sido formar parte de los “Diálogos que traspasan fronteras”, promovidos por Naciones Unidas en su 75 aniversario.