Los benedictinos anuncian que acudirán al Tribunal Constitucional contra la exhumación de los restos de Franco

Los monjes de la Abadía del Valle de los Caídos, cuyo prior es Santiago Cantera, alegaron que la exhumación de los restos del dictador vulneraba el derecho a la libertad religiosa y a la no intromisión de los poderes civiles en los lugares y actos de culto.

La comunidad benedictina de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos ha mostrado su oposición a la petición de levantamiento de suspensión cautelar de la exhumación de Francisco Franco solicitada por la Abogacía del Estado; recuerda que las “vulneraciones de derechos fundamentales” invocadas por la Abadía en relación a la libertad religiosa y a la no intromisión de los poderes civiles en los lugares de culto no han sido aún enjuiciadas, y anuncia que acudirá al amparo del Tribunal Constitucional.

Santiago Cantera
El padre Santiago Cantera, prior de la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos

“Parece evidente que tanto la familia Franco como, desde luego, esta Abadía, acudirá al amparo del Tribunal Constitucional alegando la vulneración de los derechos fundamentales que constan en nuestro escrito de demanda solicitando, si fuera preciso, el planteamiento de una autocuestión de inconstitucionalidad“, precisan los benedictinos en un escrito presentado este martes 8 de octubre ante la Sección Cuarta de la Sala Tercera de lo Contencioso-Administrativo del Supremo.

Derecho a la libertad religiosa

Aunque el Supremo rechazó en su totalidad el recurso presentado por los nietos de Franco, los benedictinos presentaron otro recurso que aún no ha sido resuelto. “Las vulneraciones de derechos fundamentales, autónomas con respecto a las alegadas por la familia Franco, invocadas por la Abadía siguen sin haber sido enjuiciadas”, señalan. En concreto, los monjes de la Abadía del Valle de los Caídos, cuyo prior es Santiago Cantera, alegaron que la exhumación de los restos del dictador vulneraba el derecho a la libertad religiosa y a la no intromisión de los poderes civiles en los lugares y actos de culto.