Restaura Escorial prepara una Ruta de Tapas y Cócteles en San Lorenzo para disfrutar el verano con responsabilidad

Restaura Escorial, con la colaboración del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, pone en marcha una acción para la puesta en valor de la gastronomía y el ocio responsable en el municipio. La tradicional Ruta de Tapas veraniega cambia de fecha y se reconvierte en una posibilidad para que los negocios suplan, respetando las condiciones sociosanitarias, la ausencia de eventos multitudinarios.

A las pequeñas degustaciones culinarias, que este año serán una veintena, se suman cócteles, con el objetivo de impulsar todos los sectores de la hostelería sanlorentina. La participación en esta ruta bate récord y se desarrollará desde el viernes 31 de julio al domingo 16 de agosto, una semana más de lo habitual en este tipo de propuestas.

La presidenta de Restaura Escorial, Raquel Muñoz, ha señalado que con la incorporación de los cócteles se refuerzan “los bares de copas, que son los grandes afectados de las medidas que se han tomado en materia de seguridad”, sin entrar a valorarlas políticamente ya que “no es nuestro ámbito”, indica.

“Hemos invitado a todos aquellos locales que han querido participar en un momento clave, duro para muchos de ellos, para que pueda suponer un ingreso en una época que suele ser buena por las fiestas que este año, por razones obvias, no se pueden celebrar”, concretaba Muñoz sobre la gratituidad a los establecimientos que no son miembros de Restaura Escorial. Por su parte, la concejal de Comercio, Myriam Contreras, señala que las visitas han de hacerse “de forma consciente y responsable”.

La votación por la mejor tapa, que otros años se realizaba con dípticos sellables, cambia formato para evitar que haya contactos innecesarios entre clientes y hosteleros. “Se han establecido unos hasthag con el #tapa y #coctel seguido del nombre del local”, con los que los visitantes pueden mencionar en Facebook e Instagram, siguiendo las cuentas de Restaura Escorial, “su opción favorita” indica la edil. La elección “se hará para cuatro premios: las dos tapas y los dos cócteles más votados en cada una de las redes”, indicó Contreras.

En plato

Todas las tapas tendrán un precio de 3 euros. En Alaska Restaurante, la propuesta es un Tartar de pasión del mar y de la huerta. Casa Povedano apuesta por Torpedos de langostinos con salsa Povedano y, a un paso, Cocheras del Rey opta por un Tartarín de atún. No anda lejos el Hotel Florida y su Calabacín con queso de rulo de cabra y salsa de pimientos del piquillo, que puede tomarse con caña por 50 céntimos más. Para seguir, un clásico, La Cueva, presenta Lascas de lacón ahumado con salsa de mostaza y piña sobre hojaldre. El Balcón de Terreros (nuevo nombre del restaurante del Hotel Los Lanceros) opta por una Tosta dulce con crema de queso, salmón marinado, carpaccio de melón y huevo poché al eneldo. En plena calle de Floridablanca, Petit Verdot ofrece Almogrote de aquí, que puede tomarse con caña de La Virgen por 3,90 euros.

En la peatonal (calle Juan de Leyva), mucha oferta. Rey de Copas entra con su Torrezno de Soria con patata mojo picón. Cerca, el Sapo Azul tira de pescado: Bacalao macerado en aceite de oliva con ajitos y guindilla sobre cama de pisto. Y un par de pasos para llegar al Bar Gemma para probar su Pollo al curry con pasas. En la plaza del Ayuntamiento nunca falta bocado. Cafetín Croché: Dos empanadillas de bacalao recién hechas en aceite de oliva virgen extra. Soldadito de Pavia en Taberna del Corcho o Tartar de atún de la Lonja con su Jardín de los Frailes en Las Viandas. Si giramos a la izquierda, Don Felipe pone una tapa en botella: Lagarto ibérico macerado con hierbas romeras y frambuesas hecho a la parrilla con humos gurriatos, cubierto de mousse de foie de pato y emulsión de chimichurri. Y el hermano pequeño, el Kiosko Don Fe con su Solomillo de cerdo en salsa de champiñón sobre góndola de endivia con crema de queso.

Sin salir de la calle Floridablanca, el Hotel Miranda Suizo apuesta por Rollitos de salmón rellenos de aguacate con patata crujiente y picatostes Miranda. Al salir, Madrid-Sevilla con su Brocheta de croquetas de salmón con tomate confitado y salsa de yogur. Las propuestas se acaban casi con los límites territoriales. Taberna del Viajero, casi en el ‘Laberinto’, ha preparado una Milhoja de calabacín, gambas y champiñón con salsa de piquillo. ¿Lo bueno? Que justo en frente y si no tienes vehículo, el taxi te acerca a la Pizzería Española, referente en el barrio de El Zaburdón, donde se podrá probar su Mini pizza-hamburguesa.

En vaso

Triple oferta de mojito. El Clásico lo puedes probar en Jandros por 5 euros. Con otro sabor, veraniego y en línea de su tapa, El Balcón de Terreros opta por el Mojito de melón con un precio de 5,50 euros. ¿Para volver, casi, a la infancia? En Floridablanca, Kiosko Don Fe propone un Mojito castizo de violeta, los tradicionales caramelillos, por 5 euros. Siguiendo con el tono refrescante, dos pasos más que no por clásicos, resultan imprescindibles. El Sapo Azul y su Piña colada por 5,50 euros, mientras que un histórico opta por otro histórico: Cafetín Croché -por ese mismo precio-, ofrece un Destornillador (zumo de naranja natural con vodka). Y un final de órdago. Café Coliseo Carlos III opta por un Daiquiri de mango por 5 euros y El Muérdago, referente del ocio en el centro, lo hace con un Tequila sunrise por 6,50 euros.