La alcaldesa de Navacerrada demanda al Ayuntamiento tras aprobarse una moción para reducir los salarios del Ejecutivo un 30%

La alcaldesa de Navacerrada, Ana Paula Espinosa (PSOE), y los tres concejales equipo de Gobierno, Pablo de Paz, María del Mar Ocaña y Julia Perela, han llevado al contencioso administrativo al propio Ayuntamiento por la aprobación el pasado verano de una moción para la reducción de los salarios del Ejecutivo, bajada que también afecta a la cantidad que perciben los ediles de la oposición por asistencia a los órganos colegiados. En la moción se pedía que la cantidad descontada se destinase a las partidas de Servicios Sociales. En ese mismo pleno, celebrado a finales de julio, se aprobó la reprobación de la regidora y su Ejecutivo, tras la aprobación de la moción de PP, PdN y Adelante Navacerrada. 

Desde la Agrupación Popular de Navacerrada (PdN) señalan en un comunicado que “cuesta  entender y explicar a los vecinos que sean los propios representantes del pueblo los que denuncien en el Contencioso a su propio Ayuntamiento por estar en desacuerdo con la bajada de sus retribuciones en un 30%”.

La alcaldesa de Navacerrada, Ana Paula Espinosa, en una imagen de archivo / Aquí en la Sierra

Este grupo señala también que esta circunstancia conlleva otro problema: “Conviene recordar que será el pueblo de Navacerrada quién tenga que pagar los gastos jurídicos y todo lo que se deriva de este proceso. La alcaldesa y su equipo de Gobierno, si no comparten la moción aprobada democráticamente, tenían la opción de enviar el acuerdo a una revisión de oficio, que no tiene ningún gasto, pero han escogido la vía que supondrá un perjuicio económico y que tendrá que sufragar el propio Ayuntamiento”.

Reducción de un 30%

PdN recuerda que votaron a favor de la moción presentada por el PP, al considerar que “en plena pandemia moralmente hay que ayudar a los colectivos más vulnerables”. “La reducción de un 30% en sueldos no sólo era para el equipo de Gobierno, sino que el mismo porcentaje también se aplica a los concejales de la oposición por asistencia a plenos (100 euros) o comisiones informativas (50 €).  Además, nadie advirtió si la moción estaba o no sujeta a Derecho”, afirman desde esta formación.

Finalmente, la Agrupación Popular por Navacerrada acusa a la alcaldesa de “hacer oposición a la oposición, un juego que se la da muy bien. Todo con el único interés que un juez les otorgue la razón y el Ayuntamiento tenga que devolverles el porcentaje descontado desde la aprobación el pasado mes de agosto”. 

El PSOE afirma que la moción “no se ajustaba a derecho”

En su momento, el PSOE de Navacerrada publicó a través de las redes sociales un comunicado en el que indicaba que la moción de urgencia presentada por el PP no se ajustaba a derecho, con informe desfavorable tanto del secretario como del interventor municipal, remitiéndose además al artículo 63.1.b) de la Ley 7/1985 Reguladora de Bases de Régimen Local, que establece que “se podrá ir al contencioso administrativo para impugnar los actos y acuerdos de las entidades locales que incurran en infracciones al ordenamiento jurídico los miembros de las corporaciones que hubieran votado tales actos y acuerdos”.

Además, desde el PSOE local indicaban que esta bolsa “para paliar las necesidades de un reducido colectivo”, que se crearía con la cantidad procedente de ese 30% de reducción en las retribuciones de los cargos políticos, no se contemplaba “en ninguna de las partidas del presupuesto general del Ayuntamiento, que fueron aprobados en tiempo y forma por el pleno municipal”.

“El PP de Navacerrada como siempre va tarde. Tarde y mal. Antes de su moción ya se habían destinado más de 300.000 euros en la lucha contra la Covid-19 por parte de nuestro municipio”, añadían entonces los socialistas.