Tribuna abierta.- “Cuestión de preservar la democracia” (Ángel Martínez, portavoz del Grupo Municipal Socialista en Moralzarzal)

“La degeneración política que ha traído Isabel Díaz Ayuso a la Comunidad de Madrid ha terminado por reventar durante esta campaña.

Convocó elecciones para ganar poder con respecto a la coalición con Ciudadanos. Este viraje ha supuesto que en primer lugar su socio preferente tenga que ser Vox.

Y la segunda consecuencia: para diferenciarse de Ciudadanos, ha tenido que polarizar al extremo su mensaje. Ayuso pensó que radicalizarse era un juego de niños dialéctico. Ahora que la ultraderecha ha roto todos los límites, por ejemplo criminalizando a menores en campaña, se ve arrastrada al terreno fuera de la democracia.

Con estos mimbres, sucedió el terrible caso de las amenazas de las balas sobre María Gámez, directora de la Guardia Civil, el ministro del Interior, Grande-Marlaska y Pablo Iglesias, candidato de Unidas Podemos.  Y entonces ha cambiado todo. Con balas, no hay posibilidad de condenas a medias.

Con amenazas y balas en el espacio democrático, solo hay dos tipos de personas, las que condenamos las amenazas y las que tienen alguna excusa para no hacerlo o lo hacen a medias.

Hemos pasado ya a decidir si estamos a favor de la democracia o si estamos fuera de los valores democráticos. Y aquí está el punto de decisión de estas elecciones.

Si Gabilondo no es el próximo presidente, el próximo gobierno de la Comunidad de Madrid tendrá dentro a personas que no condenan las amenazas de muerte a representantes públicos.

Y esto es grave, ya no solo por lo que puedan suponer para las políticas de Madrid, que han generado desigualdad y carencia de servicios públicos. Es grave porque es un antecedente peligroso para la democracia española.

En tiempos en los que deberíamos estar hablando de sanidad pública o educación para la generación que viene, de la lucha contra el cambio climático, de desarrollo sostenible y movilidad, de vivienda, nos han vuelto a mover a la casilla de salida. Pues, bien, si hay que empezar de cero, empecemos votando democracia.

Dejemos claro que somos demócratas, que condenamos el fascismo y que vamos a ir a votar para evitar que lleguen a las instituciones. Con Ayuso, lo harán.

Con Gabilondo, podremos poner un cordón sanitario al fascismo y centrarnos en la mejora de la democracia, centrarnos en los problemas de la ciudadanía madrileña. No ser el problema de España. Sino el canon de recuperación y el tren de la salida de la crisis.

Debemos pensar en la vacunación, en la recuperación económica y en el escudo social. Para eso, es necesario votar antes democracia”.

Ángel Martínez 

Portavoz Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Moralzarzal

Send this to a friend