María González se proclama campeona de España sub-23 de 1.500 metros y Javier Cascales logra el bronce en salto con pértiga

El atletismo de Moralzarzal vivió un fin de semana memorable en el anillo atlético del Velódromo Luis Puig de Valencia, en unos Campeonatos de España Sub-23 en pista cubierta en los que María González Cuevas se colgó la medalla de oro con una exhibición en la final y Javier Fernández Cascales obtuvo el bronce en el salto con pértiga. Un excelente saldo que, sin embargo, no es una sorpresa, dada la calidad apuntada por ambos atletas en campeonatos precedentes.

María González Cuevas cuajó un concurso redondo en el Luis Puig: empezó dominando su semifinal por delante de la atleta del Alcorcón, María Cano, para entrar en la final con un tiempo algo más lento que el de la segunda serie: 4:46 minutos. Ya en la carrera decisiva, la moralzarzaleña del Valencia sacó a relucir su gran potencial para ganar en 4:37:51, aventajando en más de tres segundos a la medalla de plata, Naima Ait- Alidu, la atleta del Igualada que había dominado la otra semifinal.

Más atrás, completó el podio la corredora vasca del Durango, Judith Otazua, a cinco segundos de la campeona serrana. María no necesitó aproximarse a su plusmarca de la temporada para proclamarse campeona de España y su registro valenciano se quedó a 12 segundos de los espléndidos 4:25:91 que anotó en enero en la misma pista, con motivo del Gran Premio Ciudad de Valencia. Este año, además, la moralzarzaleña del Valencia Atletismo se había proclamado campeona absoluta de Madrid en los 3.000 metros.

Emocionante concurso de Cascales

 La otra gran alegría del fin de semana llevó la firma de Javier Fernández Cascales, con su medalla de bronce en salto con pértiga tras superar al tercer intento el listón sobre 5,25 metros, para establecer su mejor marca. Javier, que cumplirá 21 años en abril, sumó su segundo bronce nacional sub-23, tras el que logró el pasado año en Sevilla -entonces con un salto de 5,05 metros-, y confirmó la calidad que ya mostró cuando se proclamó campeón de España sub-20 en 2019, con un brillante concurso en las instalaciones madrileñas de El Gallur.

El saltador serrano del Fent Cami Mislata se subió al podio no sin suspense, puesto que superó las dos últimas alturas de 5,15 y 5,25 metros al tercer intento. Antes, también había superado a la tercera tentativa los 4,70 con los que inició su concurso, para después pasar a la primera los 4,85 y los 5,05. Tras sobrevolar los 5,25, Javier buscó el asalto de la medalla de plata probando sobre los 5,30, pero no pudo con la altura en sus tres intentos. Sí logró ese objetivo el saltador del FC Barcelona, Álex Gracia, segundo en el podio tras el campeón, Isidro Leyva. El atleta del Cueva Nerja ganó la medalla de oro con un mejor salto de 5,45 metros.