El Ejecutivo de Los Molinos acuerda medidas económicas para hacer frente a la crisis del coronavirus

El equipo de Gobierno de Los Molinos de se reunió ayer de forma telemática para adoptar distintas medidas con el fin de hacer frente al “impacto social y económico” de la crisis del coronavirus. En primer lugar, se acordó modificar el calendario fiscal 2020, ampliando el periodo de pago voluntario de los siguientes impuestos: impuesto de vehículos, hasta el 15 de agosto; tasa de recogida de basuras (primer plazo), hasta el 15 de agosto; e IBI (urbana y rústica), hasta el 30 de noviembre.

Además, se procederá a la devolución de la parte proporcional de las tasas y precios públicos pagados y no disfrutados durante el periodo del Estado de Alarma referente a las actividades deportivas, culturales y de la Escuela de Música. También se facilitará la solicitud de fraccionamientos y aplazamientos de pago de recibos, y se agilizará el pago a proveedores del Ayuntamiento para generar liquidez a las empresas.

Igualmente, añaden desde el Ejecutivo molinero, se siguen estudiando medidas adicionales que ayuden al tejido empresarial y a los vecinos, para, entre todos, “recuperar la normalidad en nuestro pueblo en el menor tiempo posible”.

Un lazo negro en memoria de los fallecidos

En esta reunión, el equipo de Gobierno también decidió colocar desde este viernes, 27 de marzo, un lazo negro en el balcón principal de la Casa Consistorial, en memoria de todos los fallecidos durante esta crisis sanitaria, especialmente por los vecinos de Los Molinos. “Con este lazo negro se quiere transmitir a todas las familias de los fallecidos el apoyo de su municipio en estos días tan difíciles en los cuales no podemos acompañarlos. Por último desde el Ayuntamiento se quiere mandar un mensaje de ánimo a todos los vecinos: juntos saldremos adelante”, concluían fuentes municipales.