El cuartel de la Guardia Civil de Hoyo de Manzanares luce mástil y bandera nuevos gracias a una colecta vecinal

bandera cuartel guardia civil hoyo de manazanares

El cuartel de la Guardia Civil de Hoyo de Manzanares luce desde este domingo un nuevo mástil y bandera de España gracias a una colecta vecinal. La iniciativa surgió de Florentino Martínez Moreno, vecino de la localidad desde hace 54 años,  quien paseando frente al Puesto de la Benemérita consideró que el mástil con que contaba el acuartelamiento había quedado desfasado, muy pequeño y oculto, al crecer la arboleda.

La idea de sustituirlo por otro mucho más representativo y con una bandera más grande, rindiendo homenaje a los hombres y mujeres de la Guardia Civil que sirven o han servido en el municipio, fue acogida con entusiasmo por varios vecinos; como Jesús Martín —de la emblemática Librería de Hoyo—, entre otros.

Muchos han sido los vecinos los que han participado en la colecta realizada para adquirir el gran mástil de 10 metros de altura, la base que fue necesario construir, la Bandera de dos metros y medio de largo por uno y medio de ancho, además de la magnífica placa conmemorativa. Fue precisamente Jesús, el encargado de plasmar en dicha placa la gratitud de los hoyenses hacia la Benemérita.

La placa reza así: “Los vecinos de Hoyo de Manzanares a los guardias civiles del Benemérito Instituto Armado que fueron destinados a esta Casa Cuartel desde su creación. Con honor, entrega y espíritu de servicio, supieron conquistar la admiración y el afecto de todos los habitantes de nuestra Villa. Noviembre 2019”.

bandera cuartel guardia civil hoyo de manazanares

Acto de homenaje

Al iniciar el acto, tomó la palabra el comandante del puesto, sargento Heliodoro González Peña. Tras agradecer la presencia de todos a pesar de las condiciones climáticas tan adversas, el sargento manifestó la “gran alegría” que le producía ver a los vecinos en el cuartel,  en “esta casa, que es vuestra casa también. Esta es nuestra casa, eso lo saben ustedes. Para nosotros, la Guardia Civil es algo tiernamente especial y queremos que también sea la suya, vuestra casa”; enfatizó el sargento. “Tenéis las puertas abiertas para cualquier necesidad, para cualquier cosa que tengáis… espero que no sea malo. Deseamos de corazón que vengáis. Mi despacho lo tenéis abierto”; añadió.

El acto contó con la presencia de autoridades como el alcalde de Hoyo de Manzanares, Julián Carrasco Olmo (PSOE); y el concejal de Vox , Juan Manuel Hortelano Fernández de Usera. Asimismo asistió al homenaje algún antiguo guardia de la localidad, como el recordado Manuel Espinosa.

Carrasco destacó la importancia de las “iniciativas populares. Son las que mejor salen… las iniciativas de parte de la gente que con buenas intenciones y buen corazón, quiere hacer estos actos”, manifestó el regidor. Durante su intervención puso de relieve “el honor” de tener una bandera de estas características. Bandera a la que consideró como “el símbolo de unidad de todos los españoles. Es la Bandera que nos hemos dado a través de una Constitución que hemos votado; y es una Bandera a la que tenemos que proteger todos”, añadió.

El  sargento recalcó que “nuestro esfuerzo diario está dirigido a que todos los ciudadanos de Hoyo de Manzanares se sientan cómodos y seguros con nosotros; ese es nuestro objetivo como miembros de la Guardia Civil”. Asimismo, el sargento reiteró que las puertas del cuartel “están siempre abiertas”,  y destacó que “días tan especiales como el 12 de octubre o el día de hoy, son días en los que celebramos jornadas siempre de puertas abiertas.  Ya no hacemos invitaciones de ningún tipo. Somos iguales todos, y me gusta que la gente venga… que vengáis a nuestra casa. Da igual la ideología o lo que cada uno piense, sois todos bien recibidos”, enfatizó.

Seguidamente, el sargento agradeció al alcalde “el cariño y el buen trato que siempre nos dispensa» y aseguró que seguirán trabajando por los ciudadanos de Hoyo de Manzanares. A los vecinos de Hoyo les manifestó su más sincero agradecimiento “por vuestro cariño, vuestro respeto y reconocimiento; hecho que nos ayuda día a día en nuestra labor». «Muchas gracias por estar ahí, junto a nosotros”, les dijo.  Para finalizar su intervención, el uniformado quiso tener un momento de “respetuosa memoria” para «todos los guardias civiles, que a lo largo de toda la historia del Cuerpo, han dado lo mejor de sí mismos por una España mejor”.