Guadarrama abre el plazo para solicitar la autorización de poda de arbolado y quema de restos vegetales

El próximo 1 de noviembre dará comienzo el periodo en el que los vecinos de Guadarrama pueden llevar a cabo la poda de árboles y la quema de los restos vegetales. Dos acciones para las que es necesario previamente realizar la solicitud pertinente dirigida al área de Medio Ambiente del Ayuntamiento. El periodo de autorización para la poda será desde el 1 de noviembre hasta el 31 de marzo de 2020, mientras que para la quema de residuos verdes será desde la misma fecha hasta el 30 de abril de 2020. 

Los interesados en solicitar las preceptivas autorizaciones deberán realizar su solicitud en el Registro General del Ayuntamiento de Guadarrama (Plaza Mayor, 5). El área de Medio Ambiente será la encargada de estudiar cada caso, de acuerdo a las especificaciones publicadas en el bando que regula tanto la poda como la quema. En el caso de esta última, entregará una copia de la autorización a la Policía Local para su conocimiento y comprobación, avisando además al CECOP de Bomberos, para evitar falsas alarmas. 

Entre las condiciones de poda se ha establecido que ésta debe realizarse teniendo en cuenta las características estructurales del árbol, en el momento actual y para desarrollo futuro, y debe realizarse por profesionales. El corte de las ramas se deberá realizar en bisel, sin tocar el cuello de la rama y la arruga de la corteza. Se recomienda la eliminación de ramas muertas, secas, rotas, desgarradas, con plagas o enfermedades, así como muñones y rebrotes de raíz.

Entre las prohibiciones expresas destaca el terciado o desmochado del árbol o cualquier otro tipo de poda drástica, salvo en los casos en los que esté justificado y autorizado. Además, durante el proceso se deberán tomar las medidas necesarias de seguridad y prevención de riesgos laborales para evitar accidentes. En cuanto a los residuos, la autorización de poda establece la obligatoriedad para gestionarlos adecuadamente, no pudiendo dejarlos en la vía pública.

Sin viento y en zona despejada

En cuanto a la autorización de quema, solo se podrán quemar los restos que no puedan ser depositados dentro de bolsas cerradas y depositadas en los contenedores de residuos vegetales, de color gris, instalados en la vía pública. Además, para llevar a cabo la quema habrá que esperar a las mejores condiciones atmosféricas. Es decir, sin viento, en zona despejada y vigilada, evitando las grandes acumulaciones de restos y comprobando que las hogueras se quedan totalmente apagadas. La quema estará solo permitida de 8:00 a 18:00 horas. 

“Ni la poda ni la quema podrán realizarse sin haber obtenido las autorizaciones preceptivas o antes del periodo establecido, y aún habiéndose concedido, si no se observan las condiciones obligatorias se entenderán automáticamente anuladas por no cumplir los requisitos”, recuerdan desde el Ayuntamiento.